Iván Macías convierte a una doctora mexicana en el retrato universal de la pandemia
Foto: Mariana Guillen.

El rostro de la doctora Katia Palomares después de trabajar un turno de noche en el área Covid-19 de un hospital de México no solo ilustra a los héroes de la pandemia, sino el trabajo de quienes la documentan con imágenes.

Durante mes y medio, Iván Macías intentó que un hospital en México le permitiera entrar con su cámara Sony A7R4. Quería hacer un proyecto sobre el trabajo de los médicos en la atención de pacientes con el virus SARS-CoV-2. 

No lo logró. Un doctor tuvo que infiltrarlo una noche para que pudiera llevar a cabo su primer trabajo de fotografía documental. Cuando lo tuvo, solo un medio le publicó, sin pagarle.

Lee también: Fotógrafo mexicano, entre los ganadores del World Press Photo 2021

Hoy, una de las piezas de esa historia lleva la medalla de plata por la categoría Retratos del  World Press Photo, el concurso de fotoperiodismo más importante del mundo.

La imagen de la cara de un médico marcada por los elásticos de los cubrebocas, mascarillas y goggles la han hecho fotoperiodistas en todos los países. Pero ha sido este mexicano el que ha logrado que el suyo se haya convertido ya en un retrato universal. Todo un reconocimiento a su trabajo y al de los llamados héroes de la pandemia aunque en México no siempre se les ha tratado como tal.

La-Lista habló con este fotógrafo, de 34 años, horas después de saber que había ganado la medalla de plata. Se siente sorprendido y motivado para seguir documentando lo que sucede en su país armado con su cámara

La-Lista: ¿Cómo te sientes tras ganar la medalla de plata?

Iván Macías: La verdad, muy feliz, me cayó por sorpresa porque es la primera vez que entro en ese concurso y es mi primer proyecto grande de foto documental. Haber tenido un premio internacional tan importante es muy bonito.

¿Cómo te enteraste?

Hoy (jueves 15) en la mañana. Fue extraño porque a las 9 iban a dar los ganadores pero en el Instagram salió a las 8:30. Un amigo me mandó el enlace, fue raro enterarme por otro lado porque justo esperaba un anuncio más oficial.

¿Por qué decidiste participar en el concurso?

Fue un poco azar porque era mi primer proyecto documental y me costó. No tenía ningún contacto ni con medios ni con hospitales. Planificarlo me tomó mes y medio o dos meses. Todos los hospitales me bateaban, hasta que el doctor Héctor Rojina me dijo que sí. No puedo decir el nombre del hospital porque no me dieron autorización para entrar, fue una oportunidad que me dieron los doctores.

¿Cómo fue la planeación?

No tenía contacto de ningún doctor. Iba a los hospitales a hablar con ellos, pero ninguno me abrió las puertas, era todo hermético. Tuve que adaptar la idea del proyecto porque inicialmente era hacerlo en varios hospitales. 

Sin autorización, ¿cómo entraste en el hospital?

Me hice pasar por un doctor. La ventaja era que los médicos no van vestidos afuera con bata blanca, así que no tuve que vestirme de forma especial. Una vez dentro, sí. En sala covid estaba con 30 pacientes y podía sacar la cámara, porque todos los doctores estaban de acuerdo (con que estuviera).

¿Por qué crees que ganó tu retrato?

Creo que la foto retrata lo que se vivió el año pasado: el cansancio de los doctores, usar protección para que no se infectaran, y lo que refleja el rostro de la doctora que, de entrada, a mí me impresionó.

¿Por qué?

Por las marcas. Ver su rostro todo marcado, con la piel ya abierta por usar protección todos los días, aunque ya era normal para ella. Además, esa foto la tomé después de un turno para covid y estaba cansada, se ve cansancio en su rostro.

¿Cuántas fotos mandaste al concurso?

Mandé una historia con 10 fotos que contaban desde el inicio hasta el final: cómo se cambiaban, lo que vivían con los pacientes… aunque los jueces decidieron que la foto que funcionaba era esa individual.

¿De quién es?

Es de la doctora Katia. Trabaja en el hospital que fue adaptado para pacientes covid. Ella tuvo que adaptarse a trabajar con esos pacientes y fue en mayo del año pasado, en el primer pico. Todos los rincones del hospital los adaptaban para tratar covid.

¿Tuviste miedo?

Sí, fue una decisión complicada al principio porque todo era nuevo, no había vacunas ni de cerquita. Tuve que evaluar: me aviento y me puedo contagiar y puede salir mal, o no. Y no.

¿Qué fue lo que más te impactó?

Algo que me marcó en el primer día fue ver personas fallecer. Había un paciente que se empezó a poner mal. Lo intentaron entubar pero sus pulmones no lo resistieron y falleció. Fue impactante verlo. 

¿Qué comentaban entre ellos?

Es parte de su normalidad. Al principio sí les pesaba ver gente fallecer, pero después es lo normal. Ellos ayudan lo más que pueden. El primer día me tocó ver tres (fallecidos), el segundo, dos. Ellos me decían que en todos los turnos hay gente que fallece

¿Hablaste con la doctora Katia?

Sí, está feliz porque es el rostro de ese proyecto. No es el primer concurso que gano (con él). Quedé en tercer lugar del International Photo Awards, en Nueva York, con una serie de fotos de covid de ese mismo proyecto. 

¿Dónde lo publicaste?

Una vez lo realicé no tenia contacto con medios. El que me hizo caso fue Proceso.

¿Cuánto te pagaron?

No me pagaron

¿Cómo iniciaste tu carrera en fotoperiodismo?

En 2016 me compré mi primera cámara, por unos amigos que me animaron. Fui experimentando y me di cuenta que me gustaba explicar historias con foto, no solo la parte estética. En 2019 quedé en segundo lugar en el International Photo Awards, con la imagen de feria nocturna. Entonces vi que mi trabajo empezaba a tener reconocimiento

¿A qué te dedicas?

Soy ingeniero mecatrónico. Tengo una empresa de venta por internet de electrónicos, televisores, celulares…

¿Qué cambiará después de este premio? 

Creo que para bien, porque la foto forma parte de mi vida ya y esta premiación me deja el sentimiento de saber que no necesariamente tienes que tener 15 años de experiencia reconocida. Necesitas ganas, trabajar y hacer buen trabajo. También tengo proyectos pendientes. Uno tiene que ver con narco.

¿Qué truco o técnica usas?

Nada en específico. Lo que he aprendido han sido dos pilares básicos: aprender a ser muy crítico con mi trabajo, es decir, ver qué no funciona para no repetirlo, criticar mis fotos, y seguir aprendiendo, experimentar con fotos, técnicas y sacar jugos a la cámara y a los lentes

¿Qué crítica le haces a tu foto ganadora?

No pude meter el flash ni el tripié, entonces no pude estéticamente hacer cosas que me hubiera gustado, por ejemplo, que el fondo no se viera tanto. Quería que fuera más oscuro para resaltar el rostro de la doctora. Además, la foto original es un poco más amplia, la que presenté la recorté un poco. Me falló la distancia focal.