Papalote Museo del Niño, en riesgo de cierre definitivo si no reúne 50 mdp
Concepcion Béistegui, directora de Papalote Museo del Niño. Foto: Cortesía

“Esta es la situación: ya no hay recursos para seguir adelante”, dice en entrevista con La-Lista, Dolores Béistegui, directora de Papalote Museo del Niño. Es por ello que se decidió iniciar una campaña de recaudación de donativos financieros que permitan su rescate de la lista de museos “en peligro de extinción”.

La meta es reunir 50 millones de pesos (mdp).

La situación de pandemia ha transformado también la vida de los espacios museísticos en nuestro país. Este pionero interactivo en México no es la excepción, pero su situación se reporta grave. Debido a la crisis sanitaria causada por la COVID-19, el museo cerró sus puertas durante seis meses, de marzo a septiembre de 2020, y reabrió con un aforo reducido 3 meses, del 17 septiembre al 14 diciembre.

La reapertura en medio de la segunda ola de contagios, se tradujo en una pérdida de 5 millones de pesos, es decir, abrir estos dos meses nos costó. Aunque en el mes de septiembre sí tuvimos muy buena respuesta del público, es notorio que el público de papalote tiene ganas de regresar, de apoyar a su museo, de estar, pero las condiciones no son las adecuadas”.

Dolores Béistegui, directora de Papalote Museo del NIño

Fundado hace 27 años, el Papalote es una Asociación Civil sin fines de lucro, autónoma y que depende para operar de sus ingresos autogenerados, por lo que enfrentar ahora la situación financiera no es fácil. A lo largo de los años, este espacio se convirtió en un lugar emblemático para miles de niños, niñas y adolescentes, así como adultos, que han encontrado en este espacio juego, convivencia y aprendizaje. 

Este año (2021), no se está considerando la reapertura del museo interactivo hasta que la crisis sanitaria sea estable.

“Calculamos abrir hacia noviembre, entonces, 11 meses del año cerrados, sin recibir los recursos autogenerados –todos aquellos que nos dan la taquilla, los cursos escolares y otros distintos eventos y que nos permite cubrir el 100% de la operación, sería difícil sobrevivir así. Esta es la situación: ya no hay recursos para seguir adelante, porque significa seguir pagando el salario de 159 personas que ya estamos con suelo reducido al 50%, más la operación, el mantenimiento del edificio, gas luz y otras cosas”.

Por ello, se creó esta iniciativa de recaudación de donativos abierta a todo aquel que quiera sumarse al rescate del espacio donde temas de ciencia, tecnología y naturaleza y economía, entre otros han sido abordados de forma nada convencional.

“Lo que yo quisiera es que llegara abril, el mes del niño, y poder decir que esta campaña fue un éxito. Necesitamos la suma de las voluntades de la comunidad Papalote, que formamos todas las personas que consideramos que no puede desaparecer, que sería una tragedia, pueden participar con donativo pequeño, mediano o grande, cualquier persona, quienes nos han visitado.

“También necesitamos al sector empresarial, que ya sean empresas o personas físicas que estén en posibilidad de hacerlo. Y finalmente, yo sí creo que hay una responsabilidad del gobierno de la Ciudad de México y del gobierno federal, para no dejar desaparecer un museo de esta naturaleza, sobre todo cuando nos acaban de anunciar que quieren construir cuatro nuevos museos en el Bosque de Chapultepec. ¿En serio vamos a hacer eso y vamos a dejar morir al Museo del NIño?”, concluye la también ex directora del Antiguo Colegio de San Ildefonso.

Dolores Béistegui, en Papalote Museo del Niño.