¿Quién es Yolanda López, la artista chicana que falleció este 3 de septiembre?
La artista Yolanda López. Foto: Río Yáñez/Facebook.

La artista Yolanda López falleció este 3 de septiembre a causa del cáncer que padecía, en su casa de San Diego, California.

El deceso de la artista fue confinado por su hijo. Río Yáñez, quien agradeció la compañía, amor, compasión y cuidado que la comunidad le brincó a su madre.

Nacida el 1 de noviembre de 1942, Yolanda López se convirtió en la primera artista en reimaginar a las mujeres de la cultura chicana y alejarlas de las representaciones culturales establecidas. 

Su obra Tríptico de la Virgen de Guadalupe, realizada en 1978, trascendió los años y se convirtió en un referente de una nueva visión de las mujeres en la cultura chicana. 

La obra es un tríptico que muestra a Yolanda López con zapatos deportivos y en una actitud de fuerza y vitalidad, mientras es rodeada por el manto de luz de la Virgen de Guadalupe y pisa a un ángel y una serpiente. 

En las otras dos secciones del tríptico, pintó a su madre y a su abuela.  

De acuerdo con el sitio MCASD: Digital, la obra “desafía los orígenes coloniales y patriarcales de la iconografía guadalupana transformando el símbolo en uno de optimismo feminista revolucionario”.

Sus obras reflejaban las problemáticas de las mujeres chicanas en la Unión Americana, como su serie de grabador “El trabajo de la mujer nunca termina”.

Además de sus pinturas, grabados y collages, la artista también creó instalaciones, presentaciones y videos, en los que cuestionaba el estereotipo de las y los mexicanos en Estados Unidos. 

Yolanda López estudió en la Universidad de San Diego, donde tuvo sus primeras experiencias políticas, durante la llamada Huelga del Tercer Mundo. En 1975 se graduó en pintura, para posteriormente obtener una maestría en Bellas Artes en la Universidad de California. 

Posteriormente dio clases en el Mission Cultural Centrer for Latino Arts, en San Francisco; y en la Universidad de California. 

Recientemente, parte de su obra fue exhibida en San Diego bajo el nombre de “Yolanda López. Retrato de una artista”.

Además, su contribución a la desmitificación de la mujer chicana inspiró un mural creado por el artista Jess Sabogal, en las paredes de edificios en San Diego, California.