Christopher Walken destruyó una obra de Banksy en la grabación de una serie de tv
Christopher Walken borró una obra de Banksy en "The Outlaws". Foto: BBC/Captura

Uno de los artistas más importantes de nuestros tiempos es el enigmático Banksy, reconocido por sus obras en las que se critican a los gobiernos y se denuncian los problemas del mundo. Pero hace unos días ocurrió un accidente, pues en la grabación de una serie de tv Christopher Walken destruyó una obra del artista.

El reconocido actor forma parte del elenco The Outlaws, realizado por la BBC por Stephen Merchant. Su personaje violó la ley y por eso está condenado a hacer servicio comunitario en Bristol, cuando se encuentra con el grafiti.

Al encontrarse con una imagen de una rata acompañada de dos latas de pintura en aerosol, así como la firma de Banksy, pregunta a su supervisora si también debe eliminar esa pinta, pero ella no le presta atención ni voltea a ver a lo que se refiere, según Artnet.

“Menos debate, más pintura”, fue la respuesta que recibió el personaje de Christopher Walken, quien se encogió de hombros y continuó limpiando la pared de todos los grafitis que había, hasta que la pantalla se volvió negra para dar pie a los créditos.

“Podemos confirmar que la obra al final de The Outlaws era una obra original de Banksy y que Christopher Walken pintó sobre esa obra de arte durante el rodaje de esa escena, destruyéndola finalmente”, aseguró un portavoz de Big Talk Productions.

Según ABC, presuntamente la obra fue un encargo, luego que Banksy es admirador de Christopher Walken e hizo esta pinta para la serie; Pest Control, representantes del artista británico, no dieron ninguna declaración.

De confirmarse que se trata de una obra que Banksy aprobó destruir, se trataría de la segunda vez que el artista hace eso con una de sus obras, pues recordemos que la primera ocasión que lo hizo fue en medio de una subasta de Ballon Girl.

El enigmático creador colocó un sistema para que al caer el martillo la obra se autodestruyera, pero no terminó su cometido la máquina y dio origen a una nueva obra que se tituló: Love is in the bin.