Frida Kahlo logra nuevo récord en subasta con <i>Diego y yo</i>
Autorretrato "Diego y yo", de Frida Kahlo. Foto: Especial

Esta fue la noche de Frida Kahlo en el mercado de las subastas de arte latinoamericano, pues su obra Diego y yo, hecha unos cuantos años antes de su muerte, fue subastado por 34.9 millones de dólares, marcando un nuevo récord para la pintora y para cualquier otro artista latinoamericano.

La venta se dio en Nueva York por la casa de subastas Sotheby’s. Con el lote número 12, el último autorretrato de busco del ícono mexicano salió a precio de martillo en 26 millones de dólares, mientras su precio estimado oscilaba entre los 30 y los 50 millones de dólares.

En 2018, Diego Rivera había obtenido el récord con Los Rivales, que en 2018 se vendió por 9.8 mdd; en 2016, otra obra del artista, Baile de Tehuantepec, fue adquirida en venta privada por Eduardo Constantini, del MALBA, por 15.7 mdd.

Por Dos desnudos en el bosque (La tierra misma), Frida Kahlo obtuvo en 2016 el récord para una obra de arte latinoamericana, pues el cuadro se vendió por 8 millones 5 mil dólares en Christie’s. En 2006, Raíces se vendió por 5.6 mdd.

Diego y yo muestra a la pintora con unas lágrimas mientras en su mente, en todo momento, se encuentra Diego Rivera, quien incluso es dibujado con un tercer ojo en la frente.

Esta obra de arte de Frida Kahlo forma parte de una colección privada y cuenta con una inscripción al reverso que dice: “para Florence y Sam con el cariño de Frida. México. Junio de 1949”.

La última vez que estuvo expuesta en México fue en 1983, cuando estuvo en el Museo Nacional de Arte como parte de una exposición en torno a Tina Modotti. Previamente, en 1977, estuvo en el Palacio de Bellas Artes como parte de Frida Kahlo: Exposición Nacional de Homenaje.

Otras piezas que formaron parte de la Subasta de arte moderno de Sotheby’s fueron Sueño, de Leonora Carrington, por un millón 835 mil dólares; y Les Feuilles mortes, de Remedios Varo, por 2 millones 682 mil dólares.

También Nu floral, de Jean Arp, por 552 mil 400 dólares; Le Droit chemin, de Magritte, por 7 millones 502 mil 700 dólares; y L’Ángelus, de Salvador Dalí, por 10 millones 719 mil 900 dólares, todos a golpe de martillo.