¿Por qué hoy festejamos Nochebuena y mañana Navidad?
La Navidad es un festejo que tiene su tradición en la religión

¡Ha llegado el momento! La Navidad ha llegado, una fecha importante para convivir con nuestros seres queridos la cual tiene su importancia en el calendario litúrgico cristiano, aunque se trata de una celebración mundial en la cual participan quienes no profesan esa religión o ninguna otra.

María del Carmen Eugenia Reyes Ruiz, académica de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán, explicó para la UNAM, que se trata de una fecha interesante desde el punto de vista histórico y etnográfico “porque refleja muchas costumbres y tradiciones; es un muestrario de lo que han sido las comunidades humanas a lo largo de muchos siglos”.

¿Cuál es el origen de la Navidad?

El sentido original de la Navidad, opinó la experta, no ha cambiado: se recuerda el nacimiento de Jesús que, para la gente compenetrada con su religiosidad, representa la llegada al mundo de la esperanza, el advenimiento del reino de Dios en la tierra, y para quienes no creen en Cristo, “es una fiesta a todo dar”.

¿Por qué hoy festejamos Nochebuena y mañana Navidad? - christmas-star-4736610_1920-1280x853

El cumpleaños de Jesucristo no siempre se celebró, ni se hizo en la misma fecha. La Iglesia cristiana originaria, la de los dos primeros siglos, no estaba de acuerdo con celebrar la natividad, mucho menos considerarla una fecha importante como la Pascua de Resurrección, recordó.

Consideraban la celebración del nacimiento de las personas como algo propio de paganos (que adoran a dioses “falsos”). Por eso la festividad se demoró siglos: “la referencia más antigua de una comunidad cristiana que celebra el nacimiento de Cristo la encontramos hacia el año 200, en Alejandría”.

¿Por qué hoy festejamos Nochebuena y mañana Navidad? - baby-4258530_1920-1-1280x853

Al abundar, la académica en la carrera de Historia señaló que ni la Biblia ni ningún documento cristiano consigna la fecha exacta de su nacimiento. “Es difícil que haya sido el 25 de diciembre, porque los pastores que lo fueron a adorar y sus ovejas se hubieran congelado durmiendo al aire libre a las temperaturas bajo cero de fin de año”.

El establecimiento de esa fecha fue parte del sincretismo; “en lugar de pelear con tradiciones, costumbres y celebraciones de arraigo en las poblaciones a las cuales fue llegando, el cristianismo las hizo suyas y les dio un nuevo sentido”, refirió Reyes Ruiz.

Fue el caso de la celebración del solsticio de invierno (ente el 23 y 26 de diciembre) en numerosas culturas precristianas; invariablemente tiene origen en los calendarios agrícolas. Era la noche más larga en el hemisferio norte y se consideraba el momento de mayor peligro del año, cuando era posible que la oscuridad se quedara de forma permanente, por lo que el amanecer significaba el triunfo del Sol, de la luz y la promesa del regreso de la primavera y el tiempo de volver a sembrar y cosechar.

¿Por qué hoy festejamos Nochebuena y mañana Navidad? - gift-4669449_1920-1280x853

En la antigua Roma, relató la historiadora, en esas fechas encontramos fiestas importantes del calendario ritual; la más extendida era la de los Saturnales o Saturnalia, que duraba tres o cuatro días en torno al solsticio de invierno y consistía en eventos especiales que resultan de actualidad: eran momentos de descanso, se visitaba a los familiares y se entregaban obsequios.

El intercambio era normal y se veía bien que alguien llegara sin regalos. Además, los anfitriones recibían a los visitantes con alimentos y vinos más finos de los acostumbrados.

Hasta el año 325 -cuando surge el cristianismo católico, unificado, universal, luego de que el emperador romano Constantino convocó al Concilio de Nicea- se estableció como fiesta litúrgica la Navidad y la Epifanía (adoración de los Reyes), entre el 25 de diciembre y el 6 de enero. Ahí por primera vez hubo coincidencia entre el nacimiento de Cristo y el solsticio de invierno.

Luego, en el año 350 el Papa Julio I propuso la fecha que se conmemora hasta la actualidad “y de paso desplazar a la Saturnalia, que se seguía celebrando”. Se atribuye al Papa Liberio establecer, oficialmente, la festividad en el año 354.

La primera referencia de un banquete navideño dentro del ámbito cristiano fue en el 379, en Constantinopla. “Los ritos poco se han modificado; en el caso de los creyentes, el principal es asistir a la celebración eucarística o misa, que en muchos lugares se hace a la medianoche y se complementa con una reunión familiar; y una celebración especial para los no-creyentes. El intercambio de regalos permanece desde hace más de dos milenios”, subrayó.

Entonces, ¿por qué festejamos hoy Nochebuena?

El 24 de diciembre, mejor conocido como Nochebuena, se conmemora el viaje que realizaron los peregrinos hasta el lugar donde nació el Niño Dios.

Ante esto, existen diversas tradiciones y creencias en México y parte de Latinoamérica como arrullar al niño, rezar el rosario, ir a la iglesia, la misa de Gallo, colocar el nacimiento o comprar la conocida flor de Nochebuena.