El Museo del Prado te regala <i>Las Meninas</i>… en <i>Animal Crossing</i>
El Museo del Prado continúa con sus innovaciones y ahora llegó al videojuego "Animal Crossing". Foto: EFE/Foto cedida por el Museo del Prado

EFE.- El Museo del Prado continúa con su inmersión tecnológica. No solo es su presencia en redes sociales, también llegó al mundo de los videojuegos con Animal Crossing: New Horizons.

A través de un click es que puedes entrar a las visitas temáticas en el recinto más importante de España. Sus obras están en cuatro recorridos temáticos y uno adicional sobre la Quinta del Sordo, hogar de Francisco de Goya.

En todos ellos los jugadores pueden complementar la iniciativa con 30 cápsulas de videos explicativos con los que acompañar los itinerarios temáticos del Museo del Prado.

Pinturas de Rubens, El Greco, Velázquez o Goya pueden ser almacenadas por los usuarios mediante códigos QR para incorporar así estas piezas a sus “islas”, espacios personalizados que son diseñados por cada jugador.

En estos lugares los personajes desarrollan sus actividades y pueden invitar a otras personas a modo de amigos y, ahora, colgar en ellas cuadros célebres.

Los recorridos, que pueden realizarse tanto en el videojuego como en su sitio web, buscan acercar las colecciones a los 34 millones jugadores de todo el mundo, quienes ahora pueden conocer historias e intrahistorias de los cuadros del Museo del Prado, según un comunicado.

“El Prado te mira” y su análisis de la personalidad de algunos pintores ilustres; “El tiempo en nuestras manos”, un desglose sobre los motivos pictóricos de cada época hasta el simbolismo; “Mapas oníricos”, con obras que mezclan lo divino y lo terrenal; y la vida de aquellos que no trascendieron en “Redescubrir los márgenes” son los nombres de los recorridos.

Estas guías se complementan con la interpretación de la Quinta del Sordo, último hogar del pintor Francisco de Goya antes de su exilio y donde realizó sus Pinturas Negras: 14 murales que creó para decorar esta residencia.

Además activó un “código de sueño” mediante el cual, al llevar a dormir a los personajes e introducir unos dígitos, pueden visitar mientras sueñan al museo del Prado.