Perú aumenta aforo de Machu Picchu
Las autoridades peruanas permitirán el acceso de 4 mil 44 personas al día a Machu Picchu. Foto: Cortesía Perú Travel

La ciudadela inca de Machu Picchu, joya del turismo en Perú, aumentará en un tercio su aforo para reactivar la economía de la región andina de Cusco, mermada por la pandemia, pero la medida generó críticas.

Una resolución, que se publicará en los próximos días en la gaceta oficial, incrementará el aforo de 3 mil 44 a 4 mil 44 personas en la ciudadela de piedra, reconocida como una de las siete maravillas del mundo moderno, adelantó el ministerio de Cultura.

“Es una medida temporal que solo será válida hasta el 31 de diciembre. Si no se cumplen con las condiciones, volvemos al anterior aforo”, dijo a la AFP un responsable del ministerio.

“Lo importante es cuidar la ciudadela y es algo que no vamos a dejar de lado. La misión del ministerio de Cultura es preservar el patrimonio”, agregó.

De inmediato, el anuncio de un mayor aforo de turistas generó críticas, entre ellas de un exjefe de la ciudadela, el antropólogo Fernando Astete.

“Siempre la concurrencia muy masiva crea problemas para la ciudadela”, dijo a la AFP Astete, quien fue responsable de Machu Picchu durante 20 años.

“Espero que haya sido [tomada la medida] con un estudio técnico y que no sea decisión solo de funcionarios. Hay que dar a conocer a la Unesco la decisión del cambio”, añadió el antropólogo.

También expresó su desacuerdo un exdirector de Cultura de Cusco, la región donde se encuentra la ciudadela y antigua capital del imperio inca.

“Siempre ha rondado la intención de aumentar la carga máxima. Esto viene de un mercantilismo salvaje que parte de no entender lo que significó la memoria histórica que juega Machu Picchu y que debemos preservar por los siglos de los siglos”, declaró el exdirector David Ugarte al diario La República.

Por su parte, la investigadora Bertha Bermúdez lamentó, en declaraciones al diario El Comercio, que “siempre quieren traer más y más turistas” a Machu Picchu.

La ciudadela fue construida en tiempos del emperador inca Pachacútec, en el siglo XV y, antes de la pandemia de Covid-19, ingresaban a ella diariamente 4 mil 100 visitantes.

Durante 2021, unas 447 mil 800 personas visitaron la ciudadela, lejos de los 1.5 millones que recibió en 2019, según cifras oficiales. En 2020, cuando estuvo cerrada ocho meses por la pandemia, tuvo solo 274 mil 500 visitantes. En el primer semestre de este año ingresaron unas 400 mil personas a la ciudadela.

Con información de AFP