Maurizio Cattelan, artista italiano, es denunciado por plagio
Titulada "Comedian", la obra de Maurizio Cattelan es puesta a debate. Foto: Cortesía Art Basel

Un juez federal de Miami decidió seguir adelante con una demanda por violación de los derechos de autor contra el artista italiano Maurizio Cattelan por una obra hecha con una banana pegada con cinta adhesiva a la pared que en 2019 conmocionó la prestigiosa feria Art Basel de esta ciudad.

No se conocen hasta ahora comentarios públicos de Cattelan ni de Joe Morford, el artista californiano que presentó esta demanda en 2021, sobre la decisión del juez federal del distrito sur de Florida Richard N. Scola con fecha del 6 de julio, pero conocida hasta ahora. 

Scola determinó que en esta fase del proceso judicial hay motivos para rechazar una petición para archivar la demanda presentada contra Cattelan, según expone en un documento judicial.

El juez tomó su decisión en razón de la “similitud sustancial” de la obra Comedian de Cattelan con el díptico Banana & Orange (2000) de Morford, que tiene esa obra registrada en la oficina de  derechos de autor de Estados Unidos y en su demanda reclama 390 mil dólares al artista italiano como compensación.

Según los documentos judiciales del caso, la cantidad es aproximadamente la misma que obtuvo Cattelan con la venta de tres copias de Comedian y dos pruebas.

Los abogados de Cattelan habían solicitado al juez que pusiera fin al proceso, pero Scola dio luz verde a que continúe una demanda que de alguna manera prolonga la notoriedad que alcanzó Comedian tras su presentación en Art Basel y su destrucción por otro artista que simplemente se comió la banana en la misma feria.

En el documento en el que sustenta su decisión, Scola se plantea cuestiones filosóficas sobre el arte que ya salieron a relucir cuando la polémica presentación de la obra de Cattelan en Art Basel.

“La cuestión de si una banana pegada a una pared puede ser arte es más una cuestión metafísica que legal. Pero la cuestión legal ante el tribunal puede ser igual de difícil: ¿Morford argumentó suficientemente que la banana de Cattelan infringe los derechos de su banana?”, se pregunta el magistrado en el documento.

En el documento se incluyen fotografías de Banana & Orange y de Comedian, que fueron sometidas a una prueba denominada “abstracción-filtración-comparación”.

El díptico de Morford consiste en una naranja pegada con una cinta adhesiva de color gris a un fondo de color verde y debajo una banana colocada de la misma manera, mientras que Comedian, por la que se pedían 120 mil dólares en Art Basel, es una banana pegada con cinta gris a una pared blanca.

Morford alegó al presentar su acción legal contra Cattelan en 2021 que “la gente es libre de pegar con cinta adhesiva todas las bananas que quiera en una pared; simplemente no se les permite infringir mi expresión, reclamándola como su propia obra de arte original”.

Por su parte, los abogados de Cattelan argumentaron para pedir el archivo de la demanda que las leyes de derechos de autor no permiten reclamar la propiedad de cosas como frutas o cinta adhesiva y que el demandante no podía demostrar que el artista italiano vio su obra antes de crear Comedian.

El juez Scola explicó al denegar la petición de los abogados de Cattelan que “como lo han reconocido los tribunales y los comentaristas, la cuestión de la similitud sustancial es en gran medida un problema de trazar una línea”. 

En esta etapa del proceso, que tiene prevista su fase oral para mayo de 2023, “la Corte no necesita decidir exactamente dónde trazar la línea, sino solo que existe alguna línea plausible”, subrayó. 

Con información de EFE