Varsovia recuerda la liquidación de su gueto
A 80 años de distancia, aún se encuentran algunos vestigios del gueto de Varsovia. Foto: Twitter / Museo del gueto de Varsovia

Varsovia, la capital de Polonia, conmemoró el viernes el 80º aniversario del inicio de la liquidación del gueto judío de la ciudad por parte de la Alemania nazi, una operación que costó la vida de 260 mil personas.

Cientos de personas participaron en una marcha en el lugar de la deportación de los judíos del gueto al campo de exterminio nazi de Treblinka, ubicado en el centro de Polonia.

La marcha, que se organiza desde hace 12 años, estaba este año dedicada a las víctimas de la deportación y el desplazamiento forzoso, en el contexto de la guerra en Ucrania que llevó a millones de habitantes de ese país a abandonar sus hogares.

El gueto era la división entre los que estaban encerrados y eran considerados ‘los malos’, y luego ‘los buenos’, que vivían fuera del recinto, dijo Michael Schudrich, el gran rabino de Polonia, en una ceremonia.

Hoy, el presidente ruso Vladimir Putin “ha intentado una vez más dividir a la gente”, aseguró.

Un año después de invadir Polonia, el 1 de septiembre de 1939, los ocupantes alemanes crearon un distrito especial en el corazón de Varsovia en octubre de 1940 para albergar a casi medio millón de judíos, el mayor de todos los guetos durante la Segunda Guerra Mundial. El hambre y las enfermedades diezmaron a la población, que estaba hacinada en un área de apenas 3 kilómetros cuadrados.

El 22 de julio de 1942, una orden anunció la liquidación del gueto. En tres meses, 260 mil personas, una cuarta parte de la población de la capital, fueron deportadas al campo de exterminio de Treblinka y asesinadas en ese sitio.

A pesar de su desaparición hace 80 años, las excavaciones en el sitio en el que se encontraba el gueto de Varsovia siguen arrojando piezas impresionantes. Zapatos, restos de ropa o incluso pequeñas porciones de la Torá emergen de entre la tierra.

“Hace pocos días desenterramos un pequeño zapato. Pertenecía a una chica de cerca de 10 años de edad”, apunta la arqueóloga Jacek Konika, quien participó en una excavación arqueológica organizada apenas en junio pasado.

Con información de AFP