¿Quién es Naomi Osaka, tenista que encendió el pebetero de Tokio 2020?
La tenista japonesa Naomi Osaka posa después de encender el pebetero Olímpico en la Inauguración de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Foto: Andrej Isakovic / AFP

Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 fueron inaugurados esta mañana en una ceremonia que tuvo tanto un homenaje a los caídos por el Covid-19, como un show de innovación y creatividad japonesa, lo cual culminó cuando la tenista Naomi Osaka llevó la llama hasta el pebetero ubicado dentro de una réplica del Monte Fuji.

Nacida el 16 de octubre de 1997, Naomi Osaka es una de las tenias más importantes de Japón y del mundo, luego que a pesar de su corta edad cuenta con siete títulos en su carrera.

De padre haitiano y madre japonesa, la deportista entrenó desde los tres años en Estados Unidos y saltó a la fama a los 16 años, cuando derrotó a Samantha Stosur. A los 2018 logró derrotar a Serena Williams en la final del Abierto de Estados Unidos.

Te recomendamos: ‘Imagine’, la canción que hizo olvidar las sillas vacías en la inauguración de Tokio 2020

De forma individual ha sumado siete títulos de la Asociación Femenina de Tenis (WTA) y cuenta con cuatro Grand Slam, lo cual la ha colocado en la segunda posición del ranking de la WTA.

Como su formación ha sido en gran parte en Estados Unidos, Naomi Osaka fue invitada a formar parte de la selección de ese país, pero ella tomó la decisión de sumarse al equipo de la nacionalidad de su mamá.

A inicios de junio pasado, la tenista se retiró del torneo de Roland Garros ante las grandes oleadas de ansiedad que sufría al tener que lidiar con los medios de comunicación, además de padecer depresión.

Te puede interesar: El luto por el Covid-19 marca la inauguración de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

Esa decisión la llevó a pagar 15 mil dólares , pero ella en lo que insistió fue en el cuidado de la salud mental.

“Espero que la gente se identifique y entienda que está bien no estar bien, y que está bien hablar de ello. Hay gente que puede ayudar, y suele haber luz al final de cualquier túnel”, afirmó en un comunicado.

Naomi Osaka, de 23 años, encendió el pebetero de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 en una ceremonia marcada por las pérdidas provocadas por la pandemia de Covid-19.