Nuevo León declara patrimonio cultural corridas de toros y peleas de gallos
Las peleas de gallos y corridas de toros fueron nombrados Patrimonio cultural de Nuevo León. Foto: Pexels / Anna Kapustina

En sentido contrario a la mayoría de las legislaciones del país, el Congreso de Nuevo León decidió declarar Patrimonio inalienable del Estado actividades como las corridas de toros, las peleas de gallos, el jaripeo y la charrería.

Con 25 votos a favor, 5 en contra y 2 abstenciones, la declaratoria fue aprobada en el seno del Congreso neoleonés, aunque hay opiniones en contra.

“Cualquier práctica que suponga el maltrato y el sufrimiento innecesario de los animales no puede considerarse una expresión cultural amparada y de manera definitiva por la constitución en este estado”, señaló la diputada Iraís Reyes, de Movimiento Ciudadano.

Otras actividades, como las carreras de caballos, cabalgatas y rodeos, también estarían amparados por esta declaratoria, cuyo efecto es que no se podrían prohibir espectáculos de esta índole, ni podrían recibir multas quienes los realicen.

Raúl Lozano, diputado del Partido Verde, señaló que la declaratoria va en contrasentido a la Ley de Protección a los Animales, empleando de forma inadecuada el respeto a los usos y costumbres de los pueblos para fomentar la violencia hacia caballos y gallos.

Los inconformes con esta decisión anunciaron que pedirán al titular del ejecutivo, Samuel García, que vete este decreto. De no obtener una respuesta positiva, incluso llevarán su controversia ante la Suprema Corte de Justicia.

Otras entidades, como la Ciudad de México, han planteado la prohibición de espectáculos como las corridas de toros, considerando que se somete a un sufrimiento innecesario al toro. Adicionalmente, hay leyes federales que contemplan el sufrimiento de los animales como un delito, al considerarlos como seres sintientes y a los cuales el Estado tiene el deber de proteger y defender.