Rashford y Fernandes dan la victoria 2-1 al Manchester United sobre el City
Jugadores del United celebran su triunfo. Foto: Adam Vaughan/EFE.

Tres minutos le bastaron al Manchester United para dar vuelta al resultando ante el Manchester City y completar una remontada que vuelve a poner la Premier League al rojo vivo. Los goles del portugués Bruno Fernandes que equilibró la ventaja visitante que adquirió con el de Jack Grealish, y el de Marcus Rashford, permitieron que los ‘Red Devils’ se apuntaran el derby local.

En la agitación final salió vencedor y reforzado el cuadro de Erik Ten Hag que en su quinta victoria seguida en la Premier logró enterrar el dominio que el cuadro del español Pep Guardiola había logrado imponer en las últimas ediciones en el cara a cara vecinal.

El acierto en los últimos minutos de los reds premiaron su meritorio esfuerzo, especialmente en la primera parte, en la que la fortuna le dio la espalda. Necesitó un gol en contra, firmado por Jack Grealish a pase de Kevin De Bruyne, para apuntalar su coraje volver a inclinar el choque hacia su lado, encontrar el gol, y dejar en Old Trafford los tres puntos.

El cuadro de Ten Hag llegaba al clásico local con tres derrotas seguidas, su peor racha desde la temporada 2013-14. Tenía pinta de que la tradición se iba a alargar también en esta campaña. Pero el United está al alza. Mucho tuvo que ver en el giro el joven argentino Alejandro Garnacho. La reacción red coincidió con su salida al campo, en sustitución de Christian Eriksen. De sus botas salió el gol del triunfo.

Poco tuvo que ver el Manchester City con el habitual. Eliminado de la Copa de la Liga días atrás, solo ha conseguido ganar dos de sus últimos cinco partidos. Su revés es una buena noticia para el Arsenal que haga lo que haga el domingo en el enfrentamiento local contra el Tottenham mantendrá la distancia de cinco puntos en el liderato. Aún hace cuentas el United, que se sitúa a cuatro puntos del equipo de Guardiola y a nueve del primer puesto. Ya ha dado caza al Newcastle, en la tercera posición.

Con este resultado, el Manchester United que cumplió su venganza ante el Manchester City, después del 6-3 que encajó en el Etihad Stacium y que dominó al conjunto de Pep Guardiola durante la primera parte. En esta ocasión, arrinconó a un City, sin soluciones, con Erling Haaland desatendido y sin noticias de Kevin De Bruyne.

Rashford y Fernandes dan la victoria 2-1 al Manchester United sobre el City - resultado-united-city-885x1280
Rashford, el héroe. Foto: Adam Vaughan/EFE.

El United llegaba al derby sin victoria desde el 8 de marzo del 2020 en la Premier. En el primer tiempo fue el mejor equipo y pudo marcar primero, pero la fortuna no estuvo de su lado. Dio la sensación de que el fuelle local se quedó en el vestuario y tras el descanso el City recuperó el pulso al partido.

Con el control de la pelota, los ‘Citizens’ se hicieron con el balón y empezaron a acechar la meta de David De Gea. A la hora de encuentro, tomaron ventaja con una pincelada de De Bruyne, que recibió por la derecha un balón de Riyad Mahrez, se adentró en el área, llegó a la línea de fondo y puso un balón perfecto sobre la cabeza de Jack Grealish que batió al arquero del United y abrió el partido.

Las sensaciones no eran buenas para el equipo de Ten Hag, que sufrió con el gol un duro mazazo. Sin embargo, todo cambió en los últimos diez minutos. En el 80′, una salida de pelota de Arron Wan Bissaka llevó la acción hacia Casemiro que centró al espacio a Marcus Rashford que estaba en fuera de juego. El atacante no tocó el balón que sí alcanzó Bruno Fernandes. El portugués, desde la media luna, ejecutó un tiro que batió a Ederson. Inicialmente el línea anuló el tanto. Pero el árbitro lo concedió después.

Tres después llegó la remontada que dio al Manchester United el triunfo final. Un pase de Bruno a Garnacho que se deshizo de su marcador, el neerlandés Nathan Aké, para enviar un centro al área pequeña donde estaba Rashford que no falló. El ídolo local no faltó a su cita con el gol. Ha marcado en todos los partidos desde que se reanudó el fútbol tras el mundial. En esta ocasión, para dar una victoria memorable a su equipo.