Purdy, Prescott y Hubbard imponen récords en la ronda de comodines de la NFL
Prescott se convirtió en el primer jugador en la historia de los Cowboys con cinco touchdowns en un partido de playoffs. Foto: Julio Aguilar / Getty Images via AFP.

Brock Purdy, quarterback de 49ers; Dak Prescott, mariscal de campo de Cowboys; y Sam Hubbard, defensivo de Bengals, destacaron por los récords que impusieron en la ronda de comodines de la NFL del pasado fin de semana.

Purdy lideró el sábado el triunfo de los San Francisco 49ers 41-23 sobre los Seattle Seahawks; clasificó a su equipo a la ronda divisional de la Conferencia Nacional (NFC) en la que chocarán con los Dallas Cowboys el próximo domingo.

El pasador nacido en Queen Creek, Arizona, terminó el juego con 332 yardas y cuatro anotaciones, tres por pase y una por carrera. Con ello se convirtió en el primer novato en la historia de la NFL que consigue cuatro touchdowns en un juego de playoffs.

El chico de 23 años también empató la marca para un pasador de primer año con más juegos consecutivos con múltiples pases de anotación que pertenecía en solitario desde el 2020 a Justin Herbert, quarterback de Los Angeles Chargers.

Purdy, Prescott y Hubbard imponen récords en la ronda de comodines de la NFL - los-records-de-purdy-prescott-en-la-nfl
Purdy se convirtió en el primer novato en la historia de la NFL que consigue cuatro touchdowns en un juego de playoffs. Foto: Thearon W. Henderson / Getty Images via AFP.

Por su parte, Dak Prescott se abrió camino en los récords que dejó la ronda de comodines con su actuación del lunes pasado en la que guió a los Cowboys a eliminar a los Buccaneers con marcador de 14-31.

El mariscal de campo de Dallas pasó para 305 yardas y sumó cinco anotaciones, cuatro por pase y una por tierra, con lo que se convirtió en el primer jugador en la historia de los Cowboys con cinco touchdowns en un partido de playoffs.

El nacido en Sulphur, Luisiana, también se coló como el quinto pasador en la NFL con cuatro envíos de touchdown y una anotación por acarreo en un juego de postemporada. Algo que sólo habían conseguido Matt Ryan, Aaron Rodgers, Peyton Manning y Tobin Rote.

Su actuación sirvió a los Cowboys para vencer por primera vez a un equipo liderado por Tom Brady que los tenía dominados con siete triunfos consecutivos.

No todas fueron marcas positivas para Dallas. El pateador Brett Maher impuso el récord de más puntos extra fallados de manera consecutiva en un partido de playoffs; erró cuatro.

Si de marcas espectaculares se trata no olvidar la anotación del ala defensiva, Sam Hubbard, que el domingo dio el triunfo a los Cincinnati Bengals 24-17 sobre los Baltimore Ravens.

Hubbard recuperó un balón suelto del quarterback rival a dos yardas de su zona de anotación y lo llevó 98 yardas hasta el otro lado; fue el regreso más largo en la historia de la postemporada.

En la jornada también destacó la histórica remontada de los Jacksonville Jaguars que perdían 0-27 ante Los Angeles Chargers en un duelo en el que triunfaron 31-30; fue el tercer regreso más grande en la historia de los playoffs.

Con información de EFE.