El comienzo de dos leyendas: las fotos virales de Lionel Messi bañando a Lamine Yamal
La foto ha dado la vuelta al mundo. Foto: Fundación del Barça y UNICEF

En una curiosa vuelta del destino, la foto del futbolista Lionel Messi bañando a un bebé llamado Lamine Yamal, tomada hace casi dos décadas para un calendario solidario de Sport en colaboración con la Fundación del Barça y UNICEF, ha vuelto a brillar en las redes sociales. Esta imagen, que captura un momento tierno y solidario, se ha convertido en un recuerdo inolvidable tanto para los protagonistas como para quienes la han descubierto ahora.

Y es que el futbolista español se ha convertido en una estrella de su selección en la Eurocopa, pues gracias a sus destacadas participaciones y goles ha incrementado su popularidad. Tan solo el golazo que realizó en el torneo de la UEFA con el que remontaron a Francia en las semifinales del torneo, lo han puesto en los cuernos de la luna.

Por ello cuando aparecieron en redes sociales unas fotos de Yamal de bebé mientras el astro del futbol argentino, Lionel Messi, lo está bañanado, los fanáticos del balompié no pudieron más que asombrarse y compartir tan tierna foto.

Esto ocurrió hace casi 17 años, específicamente en septiembre de 2007, sin imaginar que años después uno se convertiría en una figura de la historia del futbol mundial y el otro apunta a ser un referente de la Furia Roja con tan sólo 16 años de edad.

La historia detrás de la foto vital de Messi y Yamal

El año 2007, cuando Sport organizaba su segundo calendario solidario, donde cada mes un jugador del FC Barcelona posaba con niños. En aquella ocasión, Messi, aún siendo un joven talento en ascenso, participó en la sesión junto a Lamine, un bebé de apenas cinco meses. Oriol Canals, responsable de marketing del diario deportivo en ese entonces, recuerda vívidamente cómo Messi, conocido por su timidez, se mostró más interesado en el bebé que en la cámara.

La elección de Lamine para participar en la sesión fotográfica no fue casualidad. Sus padres, Mounir Nasraoui y Sheila Ebana, residentes del barrio de Rocafonda en Mataró, decidieron apuntar a su hijo al sorteo de UNICEF para este proyecto solidario. La suerte estuvo de su lado, y Lamine fue seleccionado para posar con el famoso futbolista argentino.

Joan Monfort, el fotógrafo detrás de la icónica imagen, quien reveló detalles sobre la sesión, comentó que Messi era extremadamente tímido en aquel entonces, pero que su profesionalismo y su naturaleza tranquila hicieron que la sesión fuera muy fluida. Por otra parte, la presencia de Sheila, la madre de Lamine, también fue crucial para tranquilizar al pequeño durante la sesión.

Diecisiete años después, el padre de Lamine redescubrió estas fotos y las compartió en redes sociales, desencadenando una ola de nostalgia y asombro. Para Monfort, quien recibió la imagen de un antiguo colega del Sport, fue un reencuentro con un momento que capturó la inocencia y la espontaneidad de aquel entonces.

Síguenos en

Google News
Flipboard
La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales