La Alianza por la libre autodeterminación y la autonomía de los pueblos indígenas y afromexicanos (Aldea) hace un llamado al presidente Andrés Manuel López Obrador a cumplir su compromiso de impulsar una reforma constitucional que reconozca el derecho de los pueblos originarios sobre el manejo de los bienes naturales de su territorio.

Este Día Internacional de los Pueblos Indígenas se lleva a cabo un encuentro en el Senado de la República donde expondrán los 10 puntos de la alianza, conformada por 190 comunidades en 19 estados de todo el país.

María Elena Hernández, integrante de Aldea Península y originaria del Ejido de Don Samuel, en el estado de Campeche, dijo en entrevista que el presidente Andrés Manuel López Obrador asumió el compromiso de impulsar una reforma indígena y que aún no lo ha cumplido. Explicó que esta reforma los haría sujetos de derecho y también les permitiría administrar los recursos naturales por parte de los pueblos.

“Las comunidades indígenas y no indígenas en México hemos estado rezagadas y administradas, tuteladas por el Estado, entonces no tenemos ni siquiera la administración de nuestros recursos, son muy pocas las que administran sus recursos”, comentó.

Como ejemplo, dijo la comunidad de Flor y Canto, en Oaxaca, acaba de obtener la concesión para administrar el agua, lo cual les da mucho gusto.

Sin embargo, hay otras regiones donde se ha violado incluso la organización de consultas con suficiente información antes de realizar proyectos de alto impacto, como lo es el Tren Maya, en la Península de Yucatán.

“No nos oponemos a un tren como transporte para las comunidades, porque en el discurso político se ha comparado mucho con el tren antiguo, que iba a 13 y a 20 km/h. Este tren va a 100 o 160 km/h . Se sale de toda todo el esquema que pudiera ser para las comunidades”, dice.

María Elena Hernández, como habitante de Campeche, advirtió que el proyecto del Tren Maya, uno de los más importantes para el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, ya ha dividido a comunidades y no está pensando desde las comunidades de la región ni se ha pensado en sus necesidades.

Con respecto al apoyo que dice tener el gobierno federal en algunas comunidades de la Península de Yucatán, María Elena asegura que se debe a la falta de información sobre los detalles del proyecto y a que el gobierno ha comprado la voluntad de muchos a través de los programas sociales, como Sembrando Vida.

“A quienes cuestionamos, nos polarizan y nos criminalizan. Directamente del gobierno federal se replica por las instancias y se replica por las comunidades, o sea, no solo nos están criminalizando desde arriba, nos ponen en riesgo dentro de las comunidades. Y tengo que decirlo, el gobierno tiene cierta legitimidad en las comunidades por todos los programas sociales que está implementando (…) esto condicionan la voluntad de las personas”, expreso.

Los pueblos indígenas exigen reforma que reconozca su derecho a la libre autodeterminación - ALDEA

Este miércoles se llevará a cabo el foro Reforma Constitucional y Pueblos Indígenas y afromexicanos en el salón de sesiones de la Comisión Permanente en el Senado de la República a partir de las 10:00 horas, donde una representante de Aldea leerá los 10 puntos de la Alianza.

“Nuestra cercanía con el gobierno federal ha sido prácticamente de diálogo, pero también de exigencia”, dijo, por ello su principal agenda es que la Reforma indígena llegue al Senado y sea votada.