Ambientalistas van contra revocación de suspensiones del Tren Maya
El Tren Maya es uno de los proyectos prioritarios del presidente López Obrador. Twiter/@TrenMayaMX

La organización Defendiendo el Derecho a un Medio Ambiente Sano (DMAS) advirtió que combatirá la revocación a la suspensión definitiva de las obras en todo el tramo cinco sur del Tren Maya.

El miércoles, Javier May, director de Fonatur, dio a conocer que habían sido revocadas las suspensiones definitivas que había sobre dicho tramo y sostuvo que esta obra “siempre ha sido legal, pero atendimos todos los requerimientos del juez para no dejar duda”.

May agregó que “estimamos que pronto se resolverán también en favor del pueblo los otros 3 amparos sobre el Tramo porque no hay elementos para ninguna suspensión. El Tren Maya es una gran obra pública que respeta y fortalece el medio ambiente y será inaugurada en diciembre de 2023″.

La organización ambientalista DMAS señaló que el juez aceptó un resolutivo de manifestación de impacto ambiental extemporáneo y calificó a este como una farsa pues no se evaluó “nada”, además que está pendiente el cambio de uso de suelo forestal que no podrán tramitar.

“Vamos a recurrir esta resolución ante el Tribunal Colegiado porque las obras han sido ilegales desde el inicio y lo siguen siendo; y se deben mantener suspendidas hasta que se resuelva el fondo de un asunto donde hoy también se demanda a Semarnat el otorgamiento de ese resolutivo de impacto ambiental extemporáneo, ambiguo, contrario no solo a la ley… sino contrario también a normas federales y programas de ordenamiento ecológico aplicables”, indicó DMAS.

Además, pidió que el juzgado primero de distrito y el Tribunal Colegiado de Yucatán no cedan a presiones del gobierno federal “que claramente utiliza todo su poder para continuar gastando el erario en destrozar la naturaleza”.

“Todavía tenemos mucho que argumentar y qué defender; y no vamos a desistir”, advirtió la organización que se opone al Tren Maya.

Por su parte la organización Sélvame del Tren urgió este jueves al presidente Andrés Manuel López Obrador que tenga un diálogo con los expertos en la zona, para que conozca de primera mano las afectaciones a la naturaleza por la construcción del Tren Maya.

“Después de los amparos y decretos y descalificaciones y agravios, la Selva se sigue devastando y el riesgo de que pase por el acuífero aumenta cada día. Una vez más, le pedimos respetuosamente recorra la zona y se dé cuenta del invaluable patrimonio que ahí se encuentra”, indicó la organización.