Renuncia una integrante de la Comisión de la Verdad que investiga la Guerra Sucia
Integrantes de la Comisión para la Verdad presenta balance de primeras acciones de reconocimiento en instalaciones del Campo Militar No. 1 el 23 de septiembre. Foto: Secretaría de Gobernación.

Aleida García Aguirre, historiadora y experta en temas de educación en comunidades rurales, renunció a la Comisión de la Verdad que investiga violaciones a derechos humanos cometidas en México entre 1965 y 1990, un periodo conocido como la “Guerra Sucia”.

La especialista renunció a la Comisión de la Verdad el pasado 22 de septiembre. El Museo Casa de la Memoria Indómita, que es administrado por el Comité ¡Eureka!, y está dedicado a las víctimas de abusos cometidos en el pasado, dio a conocer la carta de renuncia de García Aguirre a la Comisión de la Verdad.

La-Lista confirmó la renuncia de García Aguirre, quien en su carta señaló no estar de acuerdo con la forma como se estructuró la Comisión y acusó que dentro de este grupo de trabajo se impone el “ala institucional” en asuntos relacionados con el presupuesto y las decisiones del plan de trabajo, en detrimento del “ala de la sociedad civil” que está compuesto por familiares de víctimas y sobrevivientes de violaciones a derechos humanos.

“Me ha sido doloroso concluir que éticamente es imposible continuar trabajando en el Mecanismo para la Verdad y el Esclarecimiento Histórico” de la Comisión de la Verdad, señaló la historiadora en su documento.

La Secretaría de Gobernación tiene a su cargo la Comisión para el Acceso a la Verdad, el Esclarecimiento Histórico y el Impulso a la Justicia de las violaciones graves a los derechos humanos cometidas de 1965 a 1990. Apenas el pasado 23 de septiembre este grupo de trabajo dio a conocer los hallazgos preliminares de una primera visita al Campo Militar No. 1, donde supuestamente algunos activistas y opositores políticos de la época habrían sido torturados y detenidos arbitrariamente.

Los expertos de la Comisión determinaron que hay “indicios creíbles” de que en el Campo Militar sí se cometieron estos abusos, aunque aún falta hacer pruebas periciales de arquitectura y criminalísticas para confirmar las acusaciones.

García Aguirre renunció a la Comisión de la Verdad diez meses después de haber iniciado sus trabajos, tiempo en el que participó con el equipo que revisó archivos militares y coordinó las visitas a los campos del Ejército.

La historiadora era parte de las cinco personas expertas elegidas para realizar esta tarea de investigación de campo y archivo. El resto de especialistas son Abel Barrera, director del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan; Carlos Pérez Ricart, internacionalista del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE); David de Jesús Fernández Dávalos, jesuita y defensor de derechos humanos; y Eugenia Allier, historiadora de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Renuncia una integrante de la Comisión de la Verdad que investiga la Guerra Sucia - qatar-2022