La jornada electoral inicia en

México, a juicio en la CoIDH por desaparición de miembro del EZLN
México enfrenta un juicio por la desaparición de Antonio González, un integrante del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).

México enfrenta un nuevo juicio en la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH) por la presunta desaparición forzada de Antonio González Méndez, un joven indígena chole de 32 años que formaba parte de las bases de apoyo al Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y del cual se desconoce su paradero desde el 18 de enero de 1999.

Este miércoles 21 de junio, autoridades de México, familiares de la víctima y organizaciones sociales comparecieron ante la CoIDH por este caso. Los seres queridos de Antonio acusaron a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) de estar involucrada en la desaparición del joven indígena, además de señalar al sistema de justicia de no implementar mecanismos efectivos para encontrar a la víctima.

Los familiares de Antonio acusaron que un grupo paramilitar es el responsable del crimen. Esta agrupación, denominada Paz y Justicia, supuestamente fue creada en medio de una campaña coordinada por la Sedena para desarticular al EZLN. Dicha campaña fue implementada a partir de 1994, luego del levantamiento en armas del Ejército Zapatista en Chiapas.

Previo a esta audiencia de la CoIDH, en su informe de fondo 62/2019, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) determinó que no hay suficientes elementos para señalar a la Sedena como responsable de la desaparición forzada de Antonio, sin embargo, las autoridades de nuestro país sí son responsables de no haber implementado mecanismos efectivos para encontrar a la víctima, de la que aún no se tienen señales más de 20 años después de lo sucedido.

La CIDH estableció que la averiguación previa iniciada por este caso, así como otros recursos legales implementados por las autoridades, “fueron ineficaces y no estuvieron encaminados a una búsqueda activa y seria de la verdad de lo ocurrido ni a localizar el paradero o los restos de la víctima”.

Durante la audiencia de este miércoles 21 de junio, Sonia López Juárez, la esposa de Antonio, relató cómo al tratar de interponer una denuncia por desaparición los ministerios públicos la mandaban de un lugar a otro. Primero acudió a la localidad de Sabanilla y de ahí la enviaron a Yajalón. De ahí la enviaron a Tuxtla Gutiérrez.

“Primero tomaron mi denuncia y me citaban para que yo siguiera declarando, pero mi cabeza ya no estaba pensando más, estaba preocupada por la atención e mis hijos y qué va a pasar con ellos”, relató Sonia ante los integrantes de la CoIDH.

“Los del MP me decían que dijera bien las cosas como son porque si no declaraba bien me iban a meter a la cárcel”, agregó Sonia sobre las presiones a las que fue sometida al inicio de la investigación por la desaparición de su esposo.

La audiencia pública por el caso de Antonio González inició a las 07:30 horas de México y se alargó por cuatro horas. Después de escuchar a las partes involucradas, la CoIDH tendrá que determinar si el Estado mexicano tiene alguna responsabilidad por este hecho.

Por parte del Estado mexicano estuvieron presentes funcionarios de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y de la Secretaría de Gobernación (Segob), quienes aseguraron que el Estado mexicano acatará la sentencia que la CoIDH pueda emitir.

Síguenos en

Google News
Flipboard