Síguenos

 

Economía

Boris Johnson y Ursula von der Leyen se hacen cargo directo de las pláticas por Brexit

El primer ministro británico y la presidenta de la Comisión Europea conversarán por teléfono después de que los negociadores no lograron llegar a un acuerdo.

Aspecto de Londres. Foto: EFE

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Por Daniel Boffey en Bruselas y Heather Stewart, Simon Murphy y Lisa O’Carroll en Londres

El domingo, las negociaciones del Brexit entrarán a la última etapa con la reunión entre Boris Johnson y Ursula von der Leyen, Presidenta de la Comisión Europea, después de que no lograron alcanzar un acuerdo en Londres.

En una declaración conjunta, David Frost, el negociador en jefe del Reino Unido, y su contraparte de la Unión Europea, Michel Barnier, dijeron no haber logrado acordar los términos sobre los asuntos finales y que la histórica negociación de comercio y seguridad será pausada.

Se esperaba que las negociaciones de un año concluyeran con la mediación entre los dos líderes políticos, aunque no es claro si encontrarán un consenso aceptable.

También lee: Se reanudan pláticas desesperadas sobre el Brexit en medio del escepticismo de la UE

“Después de una semana de intensas negociaciones en Londres, los negociadores convinieron hoy que no se han dado las condiciones para llegar a un acuerdo, debido a las divergencias significativas en la nivelación del terreno de juego, gobernanza y pesca”, dijeron Barnier y Frost en su informe. “Con base en esto, acordaron pausar las pláticas para informar a sus superiores sobre el estado de las negociaciones. La Presidenta Von der Leyen y el Primer Ministro Boris Johnson discutirán dicho estado mañana por la tarde”.

Se entiende que Johnson y Von der Leyen conversarán por teléfono la tarde del sábado. Se cree que un punto de controversia para el Reino Unido es la intención de Bruselas de exceptuar todo financiamiento de la UE de las futuras reglas para la ayuda estatal, movida arriesgada de uno de los negociadores delegados de Frost hace algunas semanas pero que aún no se ha resuelto.

Fuentes de la UE rechazaron velozmente las afirmaciones de Downing Street, cuyos detalles llegaron a algunos periódicos, que el periodo de transición de 10 años para cambiar las flotas pesqueras de Europa era un obstáculo para el acuerdo. “El Reino Unido quiere una transición breve, nosotros solicitamos una mucho más larga. Debe haber un punto medio, y esa no es la causa de los problemas”, dijo una fuente.

También lee: El Brexit sin acuerdo dejaría a los británicos menos seguros: exasesor de seguridad

El mismo día, más temprano, la canciller alemana, Angela Merkel, intervino para exhortar a ambas partes a ver más allá de sus diferencias y llegar a un acuerdo, incluso después de que el gobierno francés dijo que usaría su veto si el acuerdo no cumple con sus expectativas.

A pesar de las preocupaciones en París, La Haya, Copenhague, y Roma por las concesiones que ofreció Barnier, el gobierno de Merkel dijo que deberían darse más concesiones en caso de que eso sirviera para llegar a un acuerdo en comercio y seguridad.

El portavoz de Merkel, Steffen Seibert, dijo: “Para la Canciller, y es lo mismo que en las últimas semanas, la disposición de conceder es necesaria para ambas partes. Si quieren llegar a un acuerdo, entonces ambos lados tienen que acercarse al otro. Todo el mundo tiene sus principios, es claro que hay líneas rojas, pero también hay espacio para negociar”.

Fuentes indican que tanto Merkel como Von der Leyen demostraron “determinación absoluta” para completar el acuerdo a pesar de las preocupaciones por algunos detalles.

“Los estados miembros se tomarán su tiempo para decidir cuando haya un acuerdo”, dijo un diplomático. “El pacto al nivel de los negociadores no necesariamente significa que haya un acuerdo”.

No 10 cree que habrá un trato a tiempo para que ambas casas del parlamento pasen las legislaciones necesarias para aprobarlo antes de Navidad. Los oficiales del gobierno reconocieron que podría ser necesario pedirle a los representantes que esperen hasta el 23 de diciembre si el acuerdo llega después del inicio de la próxima semana.

El viernes, el presidente del consejo europeo, Charles Michel, prometió a los estados miembro que tendrán suficiente tiempo para estudiar a fondo los términos convenidos entre los equipos de negociación. Pero el antiguo Primer Ministro de Bélgica dijo que ambas partes son responsables de hacer que esto funcione.

También lee: Conversaciones comerciales de Brexit en ‘punto muy difícil’, dice gobierno, mientras Francia amenaza con veto

“En el próximo par de días veremos cuáles serán los próximos pasos en este punto de las negociaciones”, dijo. “Le tocará al comisionado asumir una postura, y cuando llegue el momento, y el momento no ha llegado todavía, también le tocará a los estados miembro asumir una postura”.

Más temprano, Clément Beaune, ministro de asuntos europeos de Francia y aliado cercano del Presidente Emmanuel Macron, dijo que su país podría actuar unilateralmente si los términos no son adecuados.

“Creo que también es el caso para nuestros colaboradores que si hay un acuerdo que no es bueno, ya sabes, es mejor ser francos y cuidar nuestros intereses. Hemos sido muy claros, a veces los británicos lo son menos, sobre nuestros intereses”.

Un portavoz británico había reiterado la insistencia del gobierno británico sobre proteger su “soberanía”.

“Todavía hay algunos obstáculos que superar. Hay muy poco tiempo, y estamos en un punto difícil de las conversaciones”, dijo el portavoz. “Lo que es cierto es que no seremos capaces de llegar a un acuerdo que no representa nuestros principios fundamentales de soberanía y control. Eso incluye nuestras fronteras, decidir sobre un robusto y bien fundamentado sistema de control de subsidios, y el control de nuestras aguas pesqueras”.

Los representantes pro Brexit, gracias a quienes Boris Johnson ganó las elecciones, analizarán con detenimiento los detalles de cualquier acuerdo. Ellos dicen que no aprobarán ningún acuerdo que ceda demasiado control regulador a Bruselas.

Un veterano representante Tory en el European Research Group dijo: “Creo que es muy probable que haya un acuerdo para el lunes. Me mantengo cautelosamente optimista al respecto, pero esperaré los detalles, el diablo está en los detalles.

“En cuanto a la pesca, todo el mundo tendrá que estar satisfecho con que la industria pesquera acepte el acuerdo. Sobre los subsidios del estado, cualquier cosa que nos deje permanentemente unidos a las regulaciones de la UE no será aceptable. Pero confío en que los negociadores británicos están conscientes de eso y lo tendrán en mente durante las pláticas”.

Debido a que el Partido Laborista aceptará casi cualquier trato y a que Johnson tiene de su lado una mayoría considerable, es casi un hecho que será aprobado, incluso frente a una rebelión Tory significativa.

Fuentes del gobierno británico afirmaron el jueves que las negociaciones retrocedieron súbitamente después de que un furioso lobby francés obligó a la UE a hacer ciertas demandas retrasadas.

El endurecimiento aparente de la posición de la UE parece haber desestabilizado las longevas pláticas, y deshecho el progreso de las últimas 24 horas. Ambas partes creen que el domingo por la noche o el lunes por la mañana son las fechas límites para la negociación que lleva más de un año.

Beaune dijo que el riesgo de un Brexit sin acuerdo permanece. “No debemos ocultarlo porque hay negocios, nuestros pescadores, y ciudadanos que necesitan saber para poder prepararse ante el riesgo de no llegar a un acuerdo. Es decir que el 31 de diciembre no habrá más libre tránsito, y libre acceso al mercado del Reino Unido y viceversa.

“Pero eso no es lo que queremos … Aún espero que logremos llegar a un acuerdo, pero también le digo a nuestros pescadores, productores y ciudadanos que no aceptaremos un mal trato”.

Las pláticas permanecen enfocadas en el nivel de acceso que tendrán los barcos pesqueros europeos a las aguas británicas a finales de año, y el “terreno de juego nivelado” para las provisiones. La UE busca garantías de que el Reino Unido no podrá distorsionar el comercio a través de subsidios o al recortar los estándares ambientales, laborales y sociales.

Traducido por Andrés González

Consulta el artículo original haciendo click en el logo:

The Guardian

 

The Guardian
Contribuye a The Guardian

También te puede interesar

México

Durante su discurso, López Obrador consideró que existen las condiciones “inmejorables” para establecer una nueva relación entre los países de América Latina y Estados...

Actualidad

No todas las vacunas contra el Covid-19 te facilitarán la entrada a la Unión Europea, aunque tampoco te la impedirán. Te contamos.

Mundo

Se espera que Angela Merkel realice una visita de inspección a las zonas afectadas por las intensas lluvias.

Economía

El grupo Volkswagen tendrá que pagar 502 mil 362 millones de euros y BMW 372 mil 827 millones.

Publicidad