Dr Martens planea debut en bolsa de Londres por 3 mil millones de libras
La marca de botas inglesa quiere salir a la bolsa. Foto: Stefan Wiegand/Pixabay.com

La marca de calzado británica Dr Martens planea emitir acciones por 3 mil millones de libras 60 años después de que cosiera el primer par de botas en Northamptonshire.

Con su marca conocida por la bota 1460 con costuras amarillas y suelas gruesas, la compañía espera poder colocar 25% de su papel en la bolsa de valores de Londres.

El hecho se da siete años después de que el grupo de capital privado Permira compró Dr Martens por 8,142 millones de pesos. Las ventas han aumentado de 4,343 millones en 2013 a 18,240  en marzo de 2020. Fuentes cercanas a la empresa dijeron que la compañía espera una valuación de 3 mil millones de libras.

La marca, que vende 11 millones de pares de zapatos y de botas en más de 60 países siguió creciendo durante la pandemia, a pesar de los confinamientos que obligaron a cerrar muchas tiendas de alta gama.  Dr Martens reportó un crecimiento del 18% en ventas hasta 318 millones de libras (8,629 millones de pesos) en los seis meses hasta septiembre, y las ganancias crecieron en una tercera parte hasta 86.3 millones de libras (2,340 millones de pesos). La mayoría de las ventas se hace a mayoristas que después venden a terceros.

También lee: Iconos de estilo de 2020: La clavada de diseñador de Michael Jordan

El primer par de Dr Martens se hizo en Reino Unido en 1960 en su fábrica original en Northamptonshire, en donde todavía se encuentra una de sus dos oficinas principales. Las botas se volvieron populares con el paso del tiempo, primero con los skinheads en la década de los 60 y después se pusieron de moda entre los punks, los góticos y las niñas de escuela.

Sin embargo, Russ Mould, el director de inversiones de AJ Bell dice que existen algunas “señales de alerta” , incluyendo las quejas de los consumidores por la calidad del calzado Dr Martens.

“¿Será que la empresa sufrió por pertenecer a una empresa de capital privado? Muchos inversionistas se muestran escépticos con respecto a respaldar compañías que venden las empresas de capital privado porque temen que no se haya invertido en ellas y que la producción hubiera favorecido la cantidad por encima de la calidad”, dijo Mould.

Algunos críticos alegan que el deterioro de la calidad se dió cuando se cambió la  mayor parte de la producción de Reino Unido a Asia hace casi 20 años, dijo.

Dr Martens dice que niega cualquier acusación de una disminución en la calidad, y dijo que Permira había seguido invirtiendo en la empresa desde su compra.

La compañía dijo el lunes que había diversificado su cadena de proveedores y reducido la proporción de zapatos que se producen en China de 46% a 32% entre 2019 y 2020, pero no relaciona los cambios con razones de calidad.

Mould dijo que el IPQ de Dr Martens se estaba volviendo interesante en los mercados de Reino Unido, justo después del Brexit y el mejor principio de toda la vida para empezar el calendario del FTSE 100. “Si alguna vez hubo un buen momento para vender a los inversionistas una marca británica famosa, el momento es ahora”, dijo.