Empleo, innovación e inversión: los retos para la recuperación de la economía mexicana
Imagen: Sandra Gabriel / Pixabay.

La economía mexicana cayó 8.6% en 2020, registrando su mayor contracción desde la Gran Depresión en 1932, y su captación de Inversión Extranjera Directa (IED) se desplomó 11.7% respecto al año previo, de acuerdo con datos preliminares, en ambos casos debido al impacto negativo de la pandemia. Sin embargo, los desafíos para el país aún no terminan.

A pesar de que en 2021 las vacunas contra Covid-19 trajeron esperanza a la población y las economías de todo el mundo, las secuelas para la actividad económica permanecerán durante este año, y México, no es la excepción, por lo que tendrán que afrontar varios desafíos para conseguir la recuperación.

“2021 va a ser un año muy retador, porque todavía tenemos las consecuencias del Covid-19, además de otros factores que traíamos arrastrando, como la pérdida de empleo y la caída del consumo”, señala Mauricio Hurtado, socio director de PwC México, en entrevista para La-Lista.

Te puede interesar: 2020: El año que se nos fue de las manos en economía y otras cosas

Considera que uno de los principales retos del país será recuperar los 2.5 millones de empleos que se perdieron el año pasado, así como mejorar el nivel de los mismos para que la gente tenga un trabajo adecuado a sus capacidades; lo que genera un mejor consumo interno, el cual bajó alrededor de 6.6% el año pasado.

Para el especialista, si bien la disminución de la Inversión Extranjera Directa (IED) no fue exclusiva del país, sino que pasó en todo el mundo, es un reflejo de cómo se ve desde afuera y es clave para el crecimiento económico, razón por la que se deberá trabajar con especial atención en cómo mejorar las condiciones para este capital.

Reactivación de EU, una oportunidad para México

Con una estimación de crecimiento real cercana al 5% y una previsible reactivación económica, Estados Unidos representará grandes oportunidades para el país, apunta Hurtado; al igual que la actual regionalización comercial, donde es cada vez más evidente la integración y los cambios que derivan de ello para la proveeduría de bienes y servicios, concretamente de China hacia Norteamérica.

Esto ubica a México nuevamente como un país muy interesante para poder desarrollar ciertas actividades complementarias a la economía en el norte del continente, pero para ello será importante encontrar los mecanismos de atracción de la inversión y mejorar la competitividad.

“Pero no hay que olvidar que existe gente muy calificada en el país, las circunstancias que vivimos por el Covid y los cambios que ha significado a los modelos de negocio y patrones de consumo, así como a las formas de trabajo. Definitivamente también son oportunidades para que México, que todavía tiene una población joven (bono poblacional), siga talento y servicios”, menciona.

Lee también: ¿Cómo será la recuperación económica en EU?

En 2020, agrega, la parte que más sufrió fue la de los servicios y una economía como la mexina tiene una necesidad importante de fomentar este tipo de actividad terciaria que permita una mayor ocupación de la población y sobre la de los jóvenes.

Innovar para reactivar

A decir del socio directro de PwC México, y basándose en las encuestas realizadas a CEOs en México y el mundo, la innovación es parte fundamental para incrementar tanto el consumo como la actividad económica en general: “Ellos ponderan que la innovación es fundamental en los negocios”.

Pero cuando ésta, se transfiere a la sociedad en formas de cambiar un modelo tradicional de negocios de una industria o sector económico, sea a través de la tecnología, de medios digitales, el e-commerce… pueden generar crecimientos para la distribución del ingreso y sobre todo para el consumo.

“En EU, hay un reporte reciente (de PwC) en donde se ve cómo va mejorando el consumo en ese país, sobre todo bienes duraderos, y si bien tiene mucho que ver con la capacidad de ahorro que se ha tenido en la pandemia, también mucho en la manera en que ha cambiado el patrón de consumo de la gente y los modelos de negocios”, explica Hurtado.

Lee ahora: El Covid obliga a los economistas a buscar pistas en otras disciplinas

Porque hoy, añade, puedes pedir prácticamente todos estos bienes por internet y con entrega en casa, la gente ya no tiene que salir; y las compañías tiene que volverse mucho más eficientes en sus canales de suministro y distribución, de tal manera que puedan ser altamente competitivos y faciliten el consumo en general.

Las empresas están buscando esta combinación: cómo volverse más efectivos y cómo entender las condiciones actuales innovando diferentes modelos de negocios que generen una rentabilidad que les permita una continuidad bajo las circunstancias de la pandemia.

“Independientemente de que llegue una mejor situación en materia de salubridad por las vacunas, que todo mundo estamos esperando, muchos de los negocios ya cambiaron y no van a regresar a modelos tradicionales. El cambio está aquí para quedarse y para seguir evolucionando”, finaliza Hurtado.

La-Lista de PwC para el crecimiento y desarrollo de México

  1. Institucionalidad y congruencia

    Ese mensaje permite a los inversionistas en todo el mundo ubicar a países como México como un destino de inversión. Es parte importante y nos ayudaría a captar una mayor IED, que genere nuevamente riqueza.

  2. Mejor nivel del empleo

    Necesitamos que las personas tengan un mejor nivel de empleo, con oportunidades adecuadas según sus capacidades. En el subempleo hay gente capacitada que por las circunstancias no están desarrollando las actividades de acuerdo a su capacidad.

  3. Dinero con el costo adecuado

    Esto implica que las tasas de interés de referencia lo más adecuadas posible para fomentar el ahorro y no encarecer la inversión, lo que genera reactivación económica y le permite a las empresas, principalmente a las pymes, acceder a crédito para enfrentar situaciones como las actuales: “Deberá hacerse un trabajo de mucha precisión para seguir manteniendo esa ponderación que a veces es difícil lograr”.