La dependencia comercial de México con EU crece, sin importar la ideología del gobierno
La industria automotriz abre la puerta de las exportaciones de México a EU. Foto: Carlos Aranda/Unsplash.com

La amenaza de Donald Trump en 2019 de imponer un arancel a todas las importaciones de México, gradual, iniciando en 5% y terminando en 25% y el pánico con el que actuó la administración de Andrés Manuel López Obrador señaló la enorme vulnerabilidad de la economía mexicana respecto de la de EU, el principal socio comercial de México.

De acuerdo con un reporte de Candriam, una firma de inversiones de New York Life, México y Vietnam son los países cuyas economías dependen más del comercio con EU y, por ende, están más expuestos a las alzas en aranceles que quiera imponer ese país.

El efecto inmediato de las amenazas de Trump fue la decisión del gobierno de AMLO de enviar a miles de elementos de la Guardia Nacional a reforzar las medidas migratorias en el sur del país y con ello detener el flujo de personas que buscaban llegar a EU a pedir asilo. Según recuerda Candriam, el intercambio (Guardia Nacional a cambio de la no aplicación de tarifas) no significaba retirar la amenaza de los aranceles. Trump fue claro: si las cifras de migrantes no bajaban, se revisaría el acuerdo.

También lee: El PIB de México podría crecer 4% en 2021 gracias a exportaciones a EU

Una de las ironías de la actual situación económica de México es que el gobierno actual, que se ha denominado de izquierda, no ha podido deshacerse de la dependencia que se tiene de EU.

Como refiere el Congressional Research Service de EU, la economía de México está muy ligada a la de EU debido los fuertes lazos comerciales, de inversiones y socioeconómicos entre los dos países. “Las tendencias en el PIB de México generalmente siguen a las de EU, si bien con fluctuaciones más marcadas”. Dice el CRS en un reporte.

Las cosas no han cambiado con la salida de Donald Trump, con quien AMLO mantuvo un sonado bromance, y la llegada de Joe Biden al gobierno de EU.

De acuerdo con Jorge Manrique, CEO del centro de estudios Gobierno de Calidad y rector del Colegio Jurista, México no sólo depende de EU para su economía, sino que “la política de Estados Unidos establece las pautas de ingresos y gastos públicos en México”.

Los esfuerzos de diversificación que se dieron los dos sexenios previos al de la 4T, encabezados por el panista Felipe Calderón y el priísta Enrique Peña Niego, no consiguieron disminuir la dependencia con EU.

Para fines de 2019, de acuerdo con cifras del CRS, casi 80% de todas las exportaciones de México tenían como destino Estados Unidos. Mientras que los esfuerzos para diversificar las relaciones comerciales de México comenzaron a tener efectos (sobre todo con miembros de la Unión Europea y del Mercosur), las reformas estructurales que se emprendieron no bastaron, pero sí apuntalaron una mejora.

Sin embargo, como afirma Manrique, actualmente se han acentuado los indicadores que refieren que la dependencia se ha agudizado.

Ahora, las exportaciones de México a EU representan un 80.5% del total, en tanto que la inversión extranjera directa del país del norte representa 36.8%, cuando en determinado momento la década pasada llegó a ser de 33%, si bien con un volumen total mayor.

También lee: FMI ve un mejor 2021 para México; prevé 5% de crecimiento para el PIB

En sí, aseveró Manrique, el crecimiento de México se vincula en forma directa con el desempeño de la economía de EU y continúa como su principal socio comercial, a pesar de los tratados comerciales y acuerdos de México con otros países.

“En los próximos años se mantendrá la intensa dependencia económica de México hacia Estados Unidos, y una asignatura clave para ello es la participación de Estados Unidos en el total del comercio exterior”.