AHMSA analiza declararse en bancarrota para no pagar el acuerdo de Ancira
Altos Hornos de México, en la mira por el acuerdo de Alonso Ancira y Pemex. Foto: Cati Cladera/EFE.

Altos Hornos de México (AHMSA) explora declararse en bancarrota en Estados Unidos con el fin de evitar pagar el acuerdo de más de 216 millones de dólares que su presidente, Alonso Ancira, firmó con Petróleos Mexicanos (Pemex), de acuerdo con The Wall Street Journal.

La medida de bancarrota, revelaron fuentes al diario estadounidense, permitiría que AHMSA impugne la transacción firmada por Ancira y Pemex.

La solicitud de AHMSA de bancarrota se solicitaría a través del uso del capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos, y que permitiría a la empresa vender una parte o la totalidad de su negocio. 

En este sentido, el diario recuerda que la siderúrgica presentó pérdidas operativas de 2,200 millones de dólares en 2019, de 2,900 millones en 2020, y en este año recordó su producción debido a la falta de mantenimiento e inversión en sus plantas.

El 19 de abril, Alonso Ancira y Pemex firmaron un acuerdo reparatorio con el que el empresario pudo salir de prisión, a cambio de pagar 216,664,040 dólares.

La FGR detalló, el 2 de septiembre, que el empresario pagaría dicha cantidad más los intereses generados por la venta a sobreprecio de la planta de Agronitrogenados a Pemex. En un documento, la fiscalía informó sobre las fechas del pago y las consecuencias que habrá en caso de que alguna de las partes incumpla con el pacto.  

Para ello, el empresario y Altos Hornos de México S.A.B de C.V. (AHMSA) se comprometieron a realizar tres pagos, a partir de noviembre de 2021.

El primer de ellos será de 50,000,040 dólares, el 30 de noviembre de 2021 y deberá realizarse mediante una transferencia bancaria a la cuenta 9460-042560 del banco JP Morgan.

El segundo depósito se realizará el 30 de noviembre de 2022 y será por 54,166,010 dólares, más los intereses que se generen sobre el saldo insoluto el monto adeudado a la tasa de fondeo de corto plazo de Pemex, a la cuenta 9460-042560 del banco JP Morgan.

El tercer se hará el 30 de noviembre de 2023 y será de 112,497,990 dólares, más los intereses que se generen sobre el saldo insoluto el monto adeudado a la tasa de fondeo de corto plazo de Pemex, a la cuenta 9460-042560 del banco JP Morgan.

El acuerdo reparatorio detalla que una vez que AHMS realice los pagos, notificará y entregará las constancias de depósito a Pemex y a Pemex Transformación Industrial, dentro de los primeros cinco días hábiles posteriores a la realización de la transferencia. 

El documento apunta que si alguna de las partes incumplen con el acuerdo, “el proceso penal de reanudará, de conformidad con lo establecido en el artículo 180 párrafo segundo del Código Nacional de Procedimientos Penales, y para todos los efectos legales a que haya lugar, se considerará como si el presente Acuerdo no se hubiera celebrado”.

A la par, Pemex tomará el control “sobre las acciones en Grupo Acerero del Norte, sociedad controlador de Altos Hornos de México“, así como de siete propiedades de la empresa, entre equipos y terrenos ubicados en Cozumel; además, se reiniciará el proceso en contra del empresario.

El caso de Agro Nitrogenados

Pemex, bajo la dirección de Emilio Lozoya Austin, compró la planta Agronitrogenados a AHMSA, el 16 de enero de 2014, por 475 millones de dólares. 

Sin embargo, una investigación periodística desveló que la compra de la planta estuvo relacionada con el pago de sobornos de la empresa constructora Odebrecht a funcionarios mexicanos. 

Además, en 2018, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) comprobó que la compra de la empresa representó una mala adquisición para Pemex, ya que estaba en mal estado y en una condición que la hacía fuera de utilidad para la petrolera.

Tras ello, la FGR inició una investigación que derivó en una orden de captura contra Alonso Ancira, en marzo de 2019. El empresario huyó del país y se refugió en España. 

El 28 de mayo de 2019, Ancira fue detenido en Mallorca, España. En junio de ese año se le concedió libertad bajo fianza hasta que el 7 de noviembre de 2020 se presentó ante la justicia española. 

El 13 de noviembre de 2020, la Audiencia Nacional de España autorizó la extradición a México. Casi tres meses después, el 3 de febrero de 2021 arribó al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), para posteriormente ser trasladado al Reclusorio Preventivo Norte.

Luego de dos meses en prisión, el 19 de abril, Ancira y Pemex firmaron un acuerdo reparatorio con el que el empresario pudo salir de prisión, a cambio de pagar 216,664,040 dólares.