Maseca no aumentará precios de la harina de maíz hasta febrero de 2023: AMLO
La tortilla tiene un precio promedio de 22 pesos en el país. Foto: Sergio Contreras/Unsplash.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró que Juan Antonio González Moreno, director general de Maseca, le anunció que su empresa no subirá el precio de la harina de maíz hasta febrero de 2023, con el fin de contener el incremento en el costo de la tortilla.

México enfrenta una creciente inflación, que tan solo en agosto de 2022 se ubicó en el 8.7% anual, según el Instituto Nacional de Estadística (Inegi), y que ha derivado en el aumento en los precios de alimentos básicos.

AMLO apuntó que el anuncio era relevante porque Maseca es el encargado de distribuir el 80% de la harina de maíz en México, mientras el restante recae en la empresa Minsa.

“Ya nos mandó a decir el director de Maseca, que se compromete a que no haya aumento en harina de maíz, cuando menos hasta febrero, y eso es importante, porque estamos hablando de la tortilla y de quien distribuye como el 80% de la harina de maíz que se utiliza en las tortillerías”, recalcó durante su conferencia de este miércoles, desde Palacio Nacional.

López Obrador agregó que este día sostendrá una reunión con al menos 20 productores y distribuidores de alimentos, con el fin de lograr un acuerdo para contener el aumento de los precios y, en la medida de lo posible, reducir el costo de 24 productos básicos.

“(Buscamos) atender el problema de la inflación, que se tiene control en energético pero nos falta control, reducir, bajar, los precios de alimentos, por eso tengo hoy esta reunión y vamos a tomar una serie de medidas, como buscar que no aumenten los precios de los básicos”, destacó.

Además, el mandatario mexicano dijo que su administración ha tomado la decisión de “entregar de manera gratuita los fertilizantes”, así como impulsar el autoconsumo y la autosuficiencia alimentaria.

En agosto de este año, Ricardo Sheffield, titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), aseguró que Maseca influía de manera negativa para elevar el costo de la tortilla.

Semanas después, a inicios de septiembre, el mandatario mexicano instruyó a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para que buscara una reunión con los directos generales de Maseca y Minia para que explicaran por qué no habían reducido el costo de la harina, si el maíz había bajado.

“Queremos hablar con ellos para esto y para otras medidas que vamos a tomar, pero lo que queremos es ‘a ver, ayuden’, es lo mismo que lo de las distribuidoras, tres cadenas comerciales venden el 80%: Walmart, Chedrahui y Soriana, tres, pues también vamos a hablar con los tres, y así en otros productos”, dijo el 7 de septiembre.

De acuerdo con la Alianza Nacional de Pequeños comerciantes (ANPEC), la tortilla tiene un precio promedio nacional de 22 pesos.