Indicadores económicos semanales: Prevén riesgo en los mercados globales

Semana negativa para la mayoría de los mercados financieros globales. Cifras económicas en Estados Unidos por debajo de lo esperado generaron renovados temores a la posibilidad de que se registre una recesión económica en el país norteamericano. A diferencia de otras ocasiones, esto se tradujo en momentos de aversión global al riesgo ante la aparente inflexibilidad de las autoridades monetarias en Estados Unidos por cambiar el tono restrictivo de su política monetaria (aumentos en las tasas de interés), a pesar de los débiles datos.

Parece que el mercado busca presionar a la Reserva Federal (Fed) a que cambie de discurso ahora amenazando que su posición aumenta considerablemente el riesgo de provocar una recesión más profunda de lo anticipado. China también fue noticia, donde los datos implican un sólido punto de partida para la economía en 2023, con la expectativa que la actividad repunte en el corto plazo una vez que la epidemia haya tocado techo.

En Estados Unidos, las ventas al menudeo se contrajeron más de lo pronosticado en diciembre. El reporte parece reflejar el impacto negativo en el consumidor estadounidense de la alta inflación y las alzas en tasas de interés. Algo similar pasó con la producción industrial, que acumuló dos meses de considerables bajas.

En anteriores ocasiones, ambos indicadores podrían darle fuerza adicional a las apuestas entre inversionistas de que la Fed estaría cerca de realizar una pausa en su proceso de normalización de tasas de interés y también en su especulación de que la autoridad tendría que bajarlas antes de que concluya el 2023.

Sin embargo, ahora pesó en el ánimo de los inversionistas el riesgo de una posible recesión más profunda y el hecho de que la Fed no necesariamente haría un viraje en su política monetaria.

Sobre este último punto, influyó las opiniones de varios responsables de la Reserva Federal que abogaron por seguir con la política agresiva de subidas de las tasas de interés, pese a que la inflación está remitiendo. Este punto de vista entra en conflicto con la idea predominante en el mercado de una subida de 25 puntos base el mes que viene y de alcanzar un máximo de 5.0%.

Las caídas globales en los precios de los activos de mayor riesgo no necesariamente implican un cambio de tendencia y el fin del rally positivo de inicio de año. Los inversionistas operan bajo un escenario de alta incertidumbre, por lo que en determinado momento aprovechan para tomar utilidades ante cualquier señal de riesgo.

A nivel empresarial, se siguen conociendo resultados correspondientes al cuarto trimestre de 2022. En términos generales, hasta el momento han superado expectativas.

En la Eurozona, la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde declaró desde Davos que la intención de la autoridad monetaria es seguir subiendo todavía más las tasas porque la inflación es demasiada alta. Esto después de que Bloomberg’ publicara que, mientras que el aumento de tipos en febrero sería de 50 pbs, para la reunión de marzo se reduciría a 25 pbs, y citaba a funcionarios que no querían ser identificados.

Con relación a China, la economía china creció 3% en 2022, que, si bien se trata de su cifra más baja desde finales de los años 70, exceptuando 2020, cuando el PIB avanzó a un ritmo del 2.2% por la pandemia de Covid-19, el indicador superó las expectativas.

A pesar del estancamiento del último trimestre (0.0% respecto al trimestre inmediato anterior), los resultados económicos fueron mejores de lo previsto. La actividad fue débil en diciembre, pero no tanto como se temía. Los datos implican un sólido punto de partida para la economía en 2023, con la expectativa que la actividad repunte en febrero-marzo, una vez que la epidemia haya tocado techo.

Sobre el mercado de materias primas, semana positiva para el precio internacional del petróleo, que repuntaron luego del aumento de la demanda de crudo estimada por la OPEP y por la Agencia Internacional de Energía.

El peso mexicano tuvo una semana de contrastes. En la primera mitad, apreciándose a su mejor nivel desde antes de la pandemia de 2020. Después borró las ganancias para depreciarse por momentos hacia $19.10 spot. El tema central que define el comportamiento de la moneda sigue siendo la especulación sobre los futuros pasos de la Fed y el riesgo de recesión económica.

 Principales referencias económicas y eventos de la semana

Las principales referencias económicas-financieras para los mercados financieros globales serán el PIB de Estados Unidos correspondiente al 4T22 y los reportes trimestrales de empresas tecnológicas estadounidenses.

Adicionalmente, en Estados Unidos se publicará de diciembre: indicador adelantado, índice de actividad nacional de la Fed de Chicago, inventarios al mayoreo, órdenes de bienes duraderos, ventas de casas nuevas, ingreso y gasto personal y ventas pendientes de casas; de enero: índice manufacturero de la Fed de Richmond y sentimiento del consumido de la Universidad de Michigan; así como el cambio en inventarios de petróleo y solicitudes iniciales de subsidio por desempleo.

En Europa, habrá datos de confianza del consumidor. PMI manufacturero, compuesto y de servicios de enero. En Alemania, índice de clima de negocios del grupo IFO de enero.

En México, conoceremos el indicador global de la actividad económica de noviembre; tasa de desempleo y balanza comercial de diciembre y la inflación de la primera quincena de enero.

Expectativa para el Tipo de cambio

El mercado seguirá sopesando las recientes declaraciones de funcionarios de bancos centrales en el sentido de que continuarán subiendo la tasa de interés a pesar de las moderaciones en la inflación y el riesgo de provocar una recesión. Sobre este último punto, será importante la cifra del PIB de Estados Unidos del último trimestre de 2022. Por su parte, el tema del techo de la deuda en Estados Unidos también será noticia.

El hecho de que la mayor economía del mundo alcance su límite de endeudamiento está minando la confianza. Las consecuencias inmediatas podrían ser limitadas, pero los riesgos surgirán más cerca de junio, cuando el Gobierno se acerque a la fecha a partir de la cual el Tesoro probablemente habrá agotado las maniobras de emergencia para evitar el impago. Prosigue la temporada de reportes corporativos, destacando los resultados de las grandes empresas tecnológicas como Microsoft, Tesla, Apple y Alphabet, poniendo a prueba el incipiente repunte de las acciones tecnológicas en el nuevo año.

En México, la cifra de inflación de la 1ª quincena de enero aumentaría la especulación de que el siguiente incremento en la tasa de interés de fondeo por parte de Banxico sería de 25 puntos base. Dado lo anterior, durante la semana la moneda mexicana podría fluctuar entre los 18.70 y 19.15 spot.

Expectativa para las Tasas de interés

En el mercado primario, la tasa de Cetes a 28 días podría registrar un aumento; por su parte, el rendimiento para los bonos de 10 años en el mercado secundario, podría moverse entre 8.45% – 8.75%.

Analista responsable:

Jorge Gordllo Arias

Para ver el reporte completo haz clic aquí.