‘¿Qué haríamos los viernes?’ Una canción para hablar de las parejas rotas en la pandemia
Foto: Cortesía Warner

Durante la cuarentena, muchas de las cosas que conocíamos se transformaron. Algunas cambiaron hasta 180 grados y una de éstas fue el amor. Las parejas se conocieron y, quizá, descubrieron que no eran el uno para el otro, por lo que terminaron por separarse. Ése es el juicio que hacen José Otero y Karen Méndez, intérpretes de la canción ¿Qué haríamos los viernes?

Este track fue hecho entre amigos. Ambos cantantes han sostenido una amistad por mucho tiempo, por lo que decidieron emprender un proyecto junto juntos y el resultado fue esta melodía para ofrecer a las personas que descubrieron en estos tiempos “lo que realmente quieren y lo que no”.

También lee: Paulina Goto: el feminismo en la sangre

YouTube video


“Para mi esta canción representa una esperanza en medio de una sociedad que ya no cree en el amor, una sociedad donde el amor es de usar y tirar, o conllevan otros intereses. Es la esperanza máxima de que ese ‘amor de tu vida’ sí existe y en algún momento aparecerá. Tiene mucho significado personal y un mensaje que creo que todos necesitan oír después de un periodo donde un simple virus rompió tantas parejas y dio un giro de cerebro a todos, a querer realmente amar de verdad, sentir de verdad y aprovechar el presente”, afirma José Otero.

Para Karen Méndez, este tema no es acerca de un amor que ya se fue, sino que se dedica a la espera del que vendrá y definirá cada la vida para siempre.

“Siendo el amor uno de los temas más hablados en la música y a su vez, estando en una época de amores fugaces que no funcionan; jamás se habla de la posibilidad de que quizás el amor de tu vida todavía no ha llegado, por ello, nos pareció una gran idea darle voz a todas esas personas que aseguran con esperanza, que hay alguien para cada uno de nosotros.
¿Qué haríamos los viernes?, ¿cómo se llama tu mamá? y ¿de qué lado duermes?… son todas preguntas basadas en esperar a la persona exacta, alguien que aún no está, pero que cuando llegue sabemos definirá todos los viernes siguientes de nuestra vida”, explica.

Anécdota gélida

Durante la grabación del video de este sencillo, Jośe Otero afirma que “nunca sentí tanto frío en mi vida”.

El cantante asegura que tuvo que estar en el agua “que quizá estaba a dos o tres grados centígrados y aparte para dar un efecto de neblina le pusieron hielo seco, lo cual incrementó la sensación fría, pero fue muy divertido hacerlo. De todos modos, la pasamos bien”.

“La verdad es que Gaby Noya dirigió este video, lo cual es muy conceptual en cuanto a las ideas que maneja. Son como 2 historias, una de él y una mía, para tener un muy buen material”, considera Karen Méndez.