‘La Civil’ y ‘Noche de fuego’: unidas por la violencia contra las mujeres
Escena de "Noche de Fuego", de Tatiana Huezo. Foto: Captura

La violencia que viven las mujeres en México, así como las desapariciones y la omisión de justicia, son los temas que mueven a las películas La Civil, de Teodora Mihai, y Noche de fuego, de Tatiana Huezo.

Las dos cintas formaron parte de la sección Una cierta mirada del festival de Cannes, uno de los encuentros más importantes del séptimo arte. Sin embargo, la mayor gloria de ambos largometrajes llegó cuando los aplausos no cesaron durante ocho minutos en el caso de la realizadora rumana, y en el de la mexico-salvadoreña se extendieron a 10 minutos.

La Organización de Naciones Unidas ha lamentado que en México al menos seis de cada 10 mujeres han sufrido violencia, siendo hasta un 41.3% casos de violencia sexual, sin mencionar los feminicidios, que en 2021 se reportaron hasta junio 423 casos.

Te sugerimos: “Clara Sola”, la película que habla en Cannes del deseo sexual femenino

La historia de La Civil gira en torno a esto último, pues ahonda en el caso de la activista Miriam Rodríguez y la búsqueda que realizó para encontrar a su hija, quien fue secuestrada y asesinada por el crimen organizado.

Karen fue secuestrada en San Fernando, Tamaulipas, en 2012. La familia estuvo pagando los rescates, pero la hija de Miriam ya había muerto, por lo que su madre buscó dar con los delincuentes, a quienes logró encarcelar.

La UNAM ha informado que aproximadamente cinco mexicanos son secuestrados cada día, siendo las entidad con mayor riesgo la Ciudad de México, Guerrero, Baja California y Michoacán.

Te recomendamos: La admirada, y criticada, activista que investiga feminicidios en México

En Guerrero es donde se situa la película Noche de fuego, la cual a través de la ficción ahonda en la forma en que las mujeres de la sierra tienen que disfrazarse de hombres y ocultarse bajo tierra para que no se las lleven.

Son tres niñas que se están volviendo adolescentes. Tienen que aprender sobre los cambios que conllevan su crecimiento, pero también la supervivencia ante el riesgo inminente que las obliga incluso a tener un escondite para evitar ser secuestradas.

Tanto La Civil como Noche de fuego recibieron buenas críticas en el festival de Cannes y continuarán su camino en festivales.