‘Noche de fuego’, de Tatiana Huezo, gana el premio Horizontes del Festival de San Sebastián
Marya Membreño en una escena de "Noche de Fuego", de Tatiana Huezo. Foto: Cortesía Pimienta Films

EFE.- La directora mexicana de origen salvadoreño Tatiana Huezo se ha alzado con el premio a la mejor película de la sección Horizontes Latinos del 69 Festival de Cine de San Sebastián por Noche de fuego.

Huezo ha conquistado este galardón con su primer largometraje de ficción, una historia sobre la infancia y la maternidad ante la violencia en el contexto del México rural.

El jurado ha reconocido “la sensibilidad y el dolor” con que Huezo aborda un tema tan vigente como es la violencia contra las mujeres en México.

Noche de fuego -coproducción de México, Alemania, Brasil y Catar- se ha llevado otros dos galardones esta noche, el premio AECI Cooperación Española y el premio Otra Mirada de RTVE, y llegó a San Sebastián con el aval del Festival de Cannes, que le otorgó en julio pasado la mención especial del jurado Un certain regard.

YouTube video

Al recibir el premio, Huezo ha recordado “a todas las madres que están criando a sus hijos en solitario sembrando semillas de esperanza, libertad e igualdad”.

La directora ha subrayado que hacer esta película le ha supuesto el reto de “mirar desde los ojos de una niña, desde el asombro y la ternura, pero también desde el miedo y la impotencia de ser testigo de la violencia que acecha a diario a miles de mujeres en México”.

“Ojalá el cine nos devuelva la mirada a nuestras infancias, a las niñas que fuimos, a las que somos y las que están por venir porque vivas nos queremos”, ha señalado.

Basada en el libro “Prayers of the stolen” (2012), de la escritora Jennifer Clement, la película narra la historia de tres niñas que viven en las montañas del estado de Guerrero y que aprenden a sobrevivir y a hacerse invisibles para esquivar los efectos colaterales de la guerra contra el narcotráfico.

Huezo muestra el contraste entre la violencia y la mirada inocente de esas niñas, así como la relación con sus madres que intentan protegerlas del mal que las rodea.

Huezo, que tiene 49 años y doble nacionalidad mexicana y salvadoreña, ganó reputación internacional con su primer documental, “El lugar más pequeño”, en 2011. Su segundo proyecto, “Tempestad” (2016), centrado en la violencia mexicana, se llevó el premio Fénix al mejor documental en los premios Goya.