¿Qué son las armas de utilería y por qué pueden matar?
El actor Alec Baldwin asesinó por accidente a la directora de fotografía de "Rust" con una pistola. Foto: Instagram

La noticia se confirmó la madrugada del jueves: Alec Baldwin asesinó por accidente a la directora de fotografía Halyna Hutchins e hirió al director Joel Souza durante la filmación de la película Rust. Lo hizo presuntamente con una pistola que estaba dentro de las armas de utilería del set.

Como el Diccionario de la Lengua Española lo indica, la utilería se refiere a un conjunto de objetos y enseres que se emplean en un escenario teatral o cinematográfico. El Diccionario de americanismos complementa la idea, pues se refiere a algo que no es auténtico.

Una investigación encabezada por Ismail Gülsen, del departamento de neurocirugía de la Facultad de Medicina de la Yucunzu Yil University, detalla que las armas de utilería son muy similares a las normales en su forma de operación, diseño exterior y en el sonido que generan. Y enfatiza en que no son completamente inofensivas.

En el estudio de caso recordaron que un hombre de 26 años tuvo una lesión en la cabeza debido a un disparo con este tipo de herramientas, demostrando así que al usarlas siempre hay un riesgo.

Las armas de utilería pueden ser distintos tipos de pistolas, siendo unas de ellas las que utilizan cartuchos de salva, las cuales tienen una menor cantidad de pólvora, aunque logran generar un sonido similar a las originales.

Los cartuchos de salva, también conocidos como de fogueo, no deben tener bala, según la Secretaría de la Defensa Nacional. Su uso es para simular el efecto de un disparo. Están conformados por el casco, la cápsula y la pólvora en cantidades menores a la carga de proyección de un cartucho normal, pero debido a estos componentes, sí pueden causar daño

Es por esto mismo que en los sets de grabación siempre que se usan debe haber protocolos de seguridad, además de no exponer a las personas a una lesión o cualquier movimiento que exponga la vida de las personas.

Los cartuchos de salva fueron usados primero por el ejército de Prusia con fines educativos; en la actualidad se usan con la intención de defender, aunque también son usadas en varios crímenes.

Accionando este tipo de cartuchos, las balas pueden alcanzar entre 100 y 200 bar (unidad de medición de presión), lo cual les permite penetrar la piel, provocando por lo tanto lesiones potencialmente mortales, según el estudio de criminología mencionado al inicio.

En los sets de filmación también puede haber pistolas de goma, que se usan en casos específicos como secuencias de balaceras. Además, las balas de goma se usan sobre todo para disuadir, además que su mayor daño son moretones en la piel.

En el caso de estas últimas armas el riesgo que ocasionan es de un bajo nivel, aunque también pueden ocasionar laceraciones y heridas graves dependiendo de la distancia a las que son disparadas, según información que difundieron en febrero de 2021 la Secretaría de Seguridad de Colombia.

La última información en torno al caso de Alec Baldwin dice que el director asistente de la producción, Dave Halls, gritó “pistola fría” cuando le entregó el arma al actor, expresión que significa que la pistola no tenía munición real.