Osirys, el ‘Faraón de Neza’, es el décimo eliminado de <i>Exatlón</i>
Osirys fue el décimo eliminado de Exatlón. Foto: Twitter

Jornadas intensas se vivieron esta semana en Exatlón, que este domingo tuvo que decidir al décimo eliminado en un duelo en el que el equipo azul perdió el gran brazo de Osirys López, mejor conocido como el Faraón de Neza.

El joven atleta, uno de los fans más férreos del programa, tuvo que entrar al Duelo de Eliminación contra Ramiro luego de la derrota que tuvo el equipo azul en la Batalla por la supervivencia.

Osirys perdió ante Ramiro y tuvo que pasar a la Batalla por la Permanencia contra Jahir Ocampo, el clavadista mexicano que ganó la medalla de bronce en el Campeonato Mundial de Natación de 2013.

La batalla en Exatlón fue ardua, aunque el clavadista ganó la delantera, algo que causó controversia dentro de las redes sociales, quienes aseguraron que estaba siendo beneficiado pues el Faraón de Neza, con 14 carreras, era quien debería ganar.

Inmediatamente varios comenzaron a celebrar el esfuerzo de Osirys, quien puso en aprietos a todos y llegó al programa por su propio esfuerzo, algo de lo que él habló en un video posterior.

“Amigos de Exatlón soy el eliminado de la semana 10. Pensé que me iba a sentir muy triste de haber sido eliminado, pero se siente una paz porque diste lo mejor de ti y al final del día solamente pierdes por detalles, pero no es como que no des tu 100″, afirmó el joven deportista.

Agradeció el apoyo que a lo largo de meses le brindó el público y espero que hayan conectado con él y su historia haya inspirado a gente al otro lado de la pantalla y que sueñen con llegar al programa.

Ojalá haya inspirado a muchos de ustedes a que también pueden estar aquí y que sea el primero de muchos que van a venir aquí, que no sea el último que viva este sueño”, añadió el Faraón de Neza.

Comentó que dio lo máximo en sus 14 carreras y al final ya estaba dando su corazón porque no podía más, por lo que estaba orgulloso con su esfuerzo. “Jamás me di por vencido, aunque muchos de mis compañeros pensaran que lo hiciera, de verdad actúo así en situaciones críticas, un poco más relajado, escuchando solamente, yo di todo”.

Con esto llega a su fin un sueño de Osirys, el Faraón de Neza, pero también inicia una nueva etapa en su vida, en la que creyendo en sí mismo y sus capacidades, sabe que puede lograr a donde quiera, como pasó con este programa de Azteca.