El ‘bebé’ de la portada de Nirvana pierde round: juez rechaza su demanda
La portada del disco "Nevermind", de Nirvana, se volvió un ícono del rock. Foto: Especial

Un juez de California, Estados Unidos, rechazó a última hora del lunes la demanda presentada por Spencer Elden, que de niño apareció en la famosa portada del disco Nevermind (1991) de Nirvana, por un supuesto caso de pornografía infantil.

El magistrado Fernando M. Olguin determinó en un escrito que Elden no presentó dentro del tiempo establecido su respuesta a la petición de los exintegrantes y herederos de Nirvana para que el caso fuese desestimado y procedió por tanto a dar la razón a la defensa.

Sin embargo, el juez se mostró abierto a enmendar su decisión y potencialmente considerar el caso si Spencer presenta una nueva demanda dentro del plazo establecido de 10 días a partir de la decisión judicial.

Si no presenta esta nueva demanda, el caso será desestimado definitivamente y el querellante no podrá volver a demandar.

En su denuncia original, Spencer Elden acusó a Nirvana de promocionar pornografía infantil de manera intencional y comercial y hacer uso de la impactante naturaleza de su imagen para promocionarse a sí mismos y su música.

La demanda también sostenía que los acusados se beneficiaron y continúan beneficiándose de “la comercialización de la explotación sexual”.

Entre los señalados por la querella aparecían Dave Grohl y Krist Novoselic, que junto al fallecido Kurt Cobain (1967-1994) componían la formación clásica de Nirvana.

La demanda también apuntaba a Kirk Weddle, que fue el fotógrafo de la portada de Nevermind; y a Courtney Love como heredera del patrimonio del líder de la banda.

Extrañamente, la denuncia también acusaba a Chad Channing, que fue batería de Nirvana en sus primeros años y que abandonó la formación en 1990, es decir, antes de que se editara Nevermind.

Elden buscaba una indemnización por, según decía la demanda, “los daños que sufrió y seguirá sufriendo de por vida”.

La portada de Nevermind está considerada como una de las más icónicas de la historia del rock y muestra a un bebé buceando en una piscina y a la caza de un billete de un dólar.

Como adolescente y como adulto, Spencer Elden se ha metido de nuevo en la piscina para recrear varias veces esa portada. Eso fue lo que hizo, por ejemplo, en 2016 cuando se cumplió un cuarto de siglo del álbum.

Arrastrados por el huracán de “Smells Like Teen Spirit”, tal vez la canción más importante e influyente del rock de los años 90, Nirvana voló muy alto con Nevermind, pero su éxito también encaminó a Kurt Cobain a un laberinto de autodestrucción del que no saldría con vida. 

Con información de EFE