La historia de abuso de Jimmy Savile
El presentador Jimmy Savile fue acusado de abusar sexualmente de cientos de personas. Foto: Cortesía Netflix

El legendario presentador de televisión Jimmy Savile decía de sí mismo que era un tesoro nacional. Y, como tal, gozó de la protección de poderosos personajes de la política a pesar de su sombrío historial de abuso sexual.

De acuerdo con revelaciones hechas por la BBC hace unos 7 años, más de mil personas habrían sufrido abusos sexuales de diversa índole por parte de Savile. Niñas, niños, personas de entre 7 y 75 años de edad e incluso se habla de cadáveres entre los afectados.

“(La serie) presenta a su protagonista como un manipulador ansioso de fama quien, mediante sus relaciones cuidadosamente cultivadas con las élites británicas, fue capaz de abusar e intimidar a sus víctimas, evadir la justicia y engañar a la nación”, señalan los investigadores Chris Greer y Eugene McLaughlin, de las universidades de Essex y Londres, respectivamente.

Savile: de la nada al Top of the Popes

A lo largo de varias décadas, Jimmy Savile fue una presencia constante en la televisión británica desde la década de los 50. Por su programa Top of the Popes pasaron grupos tan importantes como los Beatles o los Rolling Stones.

En esos programas, Savile siempre bromeaba con la posibilidad de llevarse a algunas de las muchachas que participaban en el programa al camerino, hecho que pasó de ser una broma a convertirse en realidad. Se cree que durante su temporada de mayor apogeo, entre las décadas de los 60 y los 70, fue cuando más abusos sexuales cometió.

La historia de abuso de Jimmy Savile - Savile
Foto: Cortesía Netflix

“Durante décadas, la programación centrada en Savile fue el fundamento de la lógica de mercado de la BBC. Él era un evento fijo de los sábados por la tarde en decenas de millones de hogares en el Reino Unido. La BBC lo proyectó en la más fundamental de las instituciones sociales: la familia”, argumentan Greer y McLaughlin.

La fama de Savile le permitió acceder a las organizaciones de beneficencia, las cuales le proveyeron del entorno ideal para poder seguir con sus abusos sin despertar sospechas. Aún más, su cercanía con el Sistema de Salud británico, NHS por sus siglas en inglés, le permitió acceder a personas en hospitales y eventualmente en morgues.

En 1972, fue nombrado Oficial del Imperio Británico, y en 1990 fue nombrado caballero por la reina Isabel II y condecorado por el papa Juan Pablo II, a pesar de que ya entonces había rumores sobre su actividad criminal. Sin embargo, nunca fue denunciado, ni siquiera cuando, en 2007, el tabloide The Sun tenía los elementos necesarios para entablar un juicio.

“Cualquier cosa que se diga después de mi muerte es irrelevante. Si muero es todo. A la chingada mi legado”, señaló Savile en una entrevista concedida en 2001. Diez años después, en 2011, murió sin ser juzgado y considerado todavía por millones como un ídolo de la televisión británica.