Síguenos

 

Entrevista

‘Descubrir si estamos solos en el universo me hace revaluar al ser humano’: Diana Trujillo

Diana Trujillo llegó a EU con 17 años y sin saber inglés. Se pagó los estudios de Ingeniería Aeroespacial limpiando casas. Hoy es una de las directoras de la misión Perseverance de la NASA en Marte.

Diana Trujillo. Foto: NASA.

Cuando era niña, para evadirse de la violencia de su Colombia natal, Diana Trujillo levantaba la mirada y hallaba en el cielo un mundo en paz. Por eso decidió dedicar su vida a conocer el espacio. Le fascinaba el equilibrio y medida con la que convivían los astros, los planetas y los meteoritos en el universo. Su meta la convirtió en cuenta de Twitter: @FromCaliToMars (“De Cali a Marte”). 

En este viaje ya logró aprender inglés a los 17 años para mudarse a Estados Unidos a estudiar Ingeniería Aeroespacial. Trabajó limpiando casas para pagarse la licenciatura, obtuvo una beca para entrar en la NASA y ahí se quedó. Ahora lleva 10 años, sin haber hecho ninguna maestría ni doctorado. 

Ya fue una de las líderes de la última misión de la agencia al planeta rojo, Curiosity, en 2012. Y repetirá este jueves, con el aterrizaje del robot Perseverance, que llega a Marte con la gran ambición de resolver la gran duda de la humanidad: ¿Hay vida extraterrestre?

Diana tendrá un brazo en la misión, como una de las directoras de vuelo de la Misión Perseverancia. Literalmente: ella y su equipo trabajaron en los artilugios e instrumentos que llevan las extremidades del robot, que es tan grande como un vehículo SUV y parece extraído de una película de Star Wars.

De esos instrumentos se servirá para rastrear la superficie marciana, cavar hoyos, sacar imágenes, hacer un mapa de lo que encuentra a su paso y lograr que un brazo de más de dos metros de largo agarre los especímenes que los científicos quieran regresar a la Tierra para examinarlos.

El Perseverance pesa más de una tonelada, tiene el tamaño de un SUV y va equipado con lásers, 19 cámaras y dos micrófonos. Es una versión mejorada del Curiosity, el rover de la anterior misión. Foto: Gregory M. Waigand/NASA.

Para ello, el rover se dedicará a inspeccionar el equivalente al delta de la región carbonífera de Coahuila: el cráter Jezero, que en su día fue un gran lago, para ver si hay restos de fósiles. 

Pero antes de que convierta sus 19 cámaras y sus dos micrófonos en los ojos y oídos de científicos de la NASA, tiene que pisar tierra firme. Todo un desafío. La mitad de las misiones al planeta rojo han fracasado por eso. Ello ha merecido que sea el único aterrizaje del mundo con nombre propio: los siete minutos de terror. 

La cápsula donde viaja el rover, de más de mil kilogramos de peso, tiene que atravesar la atmósfera marciana y desde ahí, iniciar la desaceleración para el descenso. De 19,500 kilómetros por hora a aproximadamente tres en el momento de pisar Marte. 

Diana Trujillo los vivirá en vivo, porque será la anfitriona de la primera retransmisión en español que hará la NASA de la llegada de una de sus sonadas extraterrestres. 

Publicidad

La-Lista: ¿Cómo vive los 7 minutos de terror?

Diana Trujillo: La forma de vivir esos 7 minutos es con cabeza fría porque no hay otra forma sino escuchar qué te está diciendo el robot y entender que te tienes que preparar para lo que viene. 

Estamos a una distancia entre la Tierra y Marte que hace que te demoras 21 minutos para darte cuenta. Así que no hay nada que hacer, llegó o no llegó y en el momento que nos damos cuenta, ya pasó. 

L-L: ¿Qué tipo de mensajes le manda el robot?

DT:  Apenas toca la atmósfera de Marte, el vehículo va a 20 mil kilómetros (por hora) y entonces, empieza a desacelerar. Mientras va desacelerando es muy difícil comunicarse porque no hay la posibilidad de que la transmisión salga del robot a esa velocidad mientras está hecho una bola de fuego.

El robot en ese momento va con una comunicación límite en la que te empieza a dar un pitidos. Dependiendo de la frecuencia de este pitido, te das cuenta de qué esta haciendo. La primera frecuencia te dice que está sacando la capa térmica de delante, la segunda es la capa de atrás, la tercera es que ha sacado el paracaídas. La forma cómo lo vemos es que el rover está gritando por la atmósfera mientras hay un orbitador, un MRO, que está conectado y mandando los pitidos para la Tierra. 

L-L: ¿Cuándo tendremos las primeras noticias de si hay o no evidencia de vida en Marte?

La misión se va a demorar un año de Marte, dos años de la Tierra. Esperamos contestar esta pregunta en los primeros dos años en Marte.

Recorrido alrededor del cráter que realizará el robot para recopilar muestras de tierra o especímenes que confirmen si un día hubo vida en Marte. Foto. NASA.

L-L: ¿Es ese hito equiparable a Neil Amstrong en la Luna o cuando el hombre llegue a Marte?

DT: Los dos son históricos en su propio mérito. Llegar a otro planeta como seres humanos es algo que no hemos podido hacer y que estamos tratando de hacer.

Pero para mi, personalmente, descubrir si estamos solos en el Universo es extremadamente histórico e importante, porque me hace reevaluar el entendimiento de donde está el ser humano con respecto a la Tierra, cómo nos tratamos entre nosotros, cómo hacemos para coexistir, porque nos daremos cuenta de que no somos el centro de todo. 

L-L: Ahora que vivimos una crisis climática y vemos el poder destructivo del hombre, ¿no le genera conflicto esta ambición colonizadora de salir hacia otro planeta?

DT: Hay dos formas de ver esto: colonizadora o de aprendizaje. Nosotros estamos yendo a otro planeta para entender por qué si este planeta tenía atmósfera y tenía agua y tenía vida (ojalá podamos estar diciendo esto eventualmente), ¿qué pasó? ¿por qué pasó lo que pasó?, y ver cómo podemos evitarlo en nuestro planeta. Lo estoy viendo para que no cometamos esos errores, como cuando la abuela le dice a uno ‘no hagas esto mijita’. 

L-L: ¿Quién es Perserverance?

DT: El rover es una camioneta de poder nuclear con un ojo láser que lleva uno de los mecanismos más complicados que hemos mandado en otro planeta para saber si estamos solos. Todo eso es verdad, aunque suena a ciencia ficción. Adicionalmente, lleva el primer helicóptero que vamos a volar en otro planeta.

Publicidad

Nos tomó muchísimo trabajo, infinitas horas llegar adonde estamos para después verlo salir en el cohete. Apenas lleguemos a la superficie de Marte va a ser espectacular, ojalá todo nos salga bien. 

L-L: Dice que en los equipos de la NASA, tu raíz latina hace la diferencia, ¿por qué?

DT: Yo me obsesiono en hacer las cosas bien, pienso que es algo latino porque cuando vemos una oportunidad, no lo hacemos a medias, o se hace o no se hace, porque las oportunidades casi no existen desafortunadamente en nuestros países. Acá me veo como obsesionada solo haciendo eso, pero porque es una oportunidad.

También porque estoy muy acostumbrada a que todas las personas hablen a la misma vez, lo que ha hecho que de pronto pueda hacer mi trabajo de directora de vuelo como lo hago: tengo en el oído a 15 personas que me hablan al mismo tiempo. Para mi es normal, mi hermano, mi papá y mi mamá me hablan mientras contesto a los tres a la misma vez. 

Diana Trujillo tiene dos hijos, de 5 y 3 años. Su esposo, el vicepresidente de Virgin Orbit, William Pomerantz, también diseña cohetes, así que cuando uno tiene lanzamiento, el otro se ocupa de la familia. Foto: NASA.

L-L: ¿Es verdad que cuando vivía en Colombia, miraba al cielo y ahí encontraba paz? ¿Es esta la escena?

DT: Sí. Me acuerdo de mi papá y mi mamá hablando de que vamos a salir a la calle y de si hay una bala perdida, en mi casa era un tiroteo mientras estabas caminando de malas. Para una niña de 8 años, con mi hermano de 4 años y el otro de un añito, eso es muy difícil. Recuerdo acostarme a dormir y pensar: “¿y si tumban la puerta?” “¿y si entra alguien en la casa?”, todas estas cosas que no debería estar uno pensando de pequeña, y hasta como un adultos.

Sentarme en el pasto y ver el cielo, y ver que todo funciona, me hice la pregunta de por qué coexiste todo como coexiste. Es la misma pregunta que me hago ahora, ¿cómo coexistimos? ¿cómo es que la vida tiene ciertos problemas y no otros?

L-L: ¿Qué le gusta de hacer ciencia?

DT: Para mí es como un juego. Estás haciendo un rompecabezas que es totalmente difícil y alguien te puso un cronómetro y tienes que hacerlo. Cuando estaba chiquita, mi mamá me ponía esos ejercicios que te dan dos fotos que parecen iguales pero no lo son. Me ponía el reloj y me decía: “muéstrame, muéstrame, muéstrame”, para ver qué tan rápido podía encontrar las diferencias.

Me siento que estoy haciendo eso, pero ahora no es encontrar [las diferencias] por encontrar[las], sino porque si no, será un problema. Mi trabajo es integrar el mecanismo, el software, el operador y cómo vamos a hacer la misión.

L-L: ¿Cómo fueron sus años de formación en Estados Unidos?

DT: Hay muchas personas que emigran a Estados Unidos y empiezan desde abajo como yo, limpiando casas. A veces uno se acuerda y piensa: “si me hubiese quedado a mi país no me hubiese tocado tan difícil”, y a veces le da a uno pesar de que se fue.

Pero a la misma vez, era la formación que necesitaba porque me di cuenta de que esa fue una etapa de mi vida que yo iba a superar. Hay muchas personas tienen comienzo difícil pero la idea es no darse por vencido porque sí se puede. 

Publicidad

L-L: Ha comentado que en algún momento de su carrera, le dijeron que no era suficientemente inteligente para estar donde está, ¿cómo fue?

DT: Cuando fui a aplicar a la NASA llamé a mi papá y le expliqué. Me dijo que me quería mucho y que no quería que se me partiera el corazón porque no era suficientemente inteligente para trabajar en la NASA.

Me da mucha risa porque, al final de cuentas, fui capaz de demostrarle que sí podemos, que las mujeres podemos y que el cerebro que yo tengo es independiente de cómo me veo. 

A United Launch Alliance Atlas V rocket with NASA’s Mars 2020 Perseverance rover onboard launches from Space Launch Complex 41, Thursday, July 30, 2020, at Cape Canaveral Air Force Station in Florida. The Perseverance rover is part of NASA’s Mars Exploration Program, a long-term effort of robotic exploration of the Red Planet. Photo Credit: (NASA/Joel Kowsky)

También puedes leer

Multimedia

Platicamos con José A. Rodríguez-Manfredi, el español que diseñó la estación meteorológica que acompaña a @Nasa Perseverence en Marte. Nos contó sobre la NASA,...

Opinión

El amartizaje del rover Perseverance y el pequeño helicóptero Ingenuity a Marte fueron un éxito para la ciencia y la tecnología. Hay mucho que...

Ciencia

Un vehículo del tamaño de un automóvil tuvo un aterrizaje “saludable” y ya inició operaciones en la superficie del planeta rojo.

Ciencia

La misión principal de la sonda de la NASA es "seguir el agua", el elemento indispensable para toda forma de vida.

Publicidad