Orlando Bloom: ‘¿Lo más cerca que he estado de la muerte? Me caí de un cuarto piso’
Orlando Bloom: "Me gustaría que me recordaran siendo amable". Foto: Armando Gallo/Zuma/Eyevine

Nacido en Kent, Orlando Bloom, de 44 años, interpretó a Legolas en El Señor de los Anillos y a Will Turner en las películas de Piratas del Caribe. Su última película, Retaliation, se estrena digitalmente el 26 de marzo. Vive en Santa Bárbara con su pareja, la cantante Katy Perry, y su hija; también tiene un hijo con su exesposa, la modelo Miranda Kerr.

¿Cuándo fuiste más feliz?

Cuando estaba a punto de embarcarme en el rodaje de El Señor de los Anillos, previo a cualquier tipo de fama o notoriedad, lleno de ilusiones y sueños, y de la emoción de las aventuras que se avecinaban.

¿Cuál es tu más grande miedo?

No soy una persona muy temerosa, pero no estoy cumpliendo las promesas que me hago.

¿Cuál es tu primer recuerdo?

Harry Bloom, el esposo de mi madre, salió de su oficina y dijo “Hola, Orlando” y sonrió. Acababa de tener un derrame cerebral y esta línea de baba salió de su boca, y me hizo sentir raro. Debo haber tenido tres años.

¿Cuál es el rasgo que más deploras de ti?

Intento gustarme a mí mismo estos días.

¿Cuál es el rasgo que más deploras en los demás?

Que se sientan con derechos.

¿Cuál fue tu momento más vergonzoso?

Cuando tenía cuatro años estaba en el escenario, vestido de mono. Me di la vuelta para no mirar a la audiencia y me rasqué el trasero, por lo que obviamente se desternillaron de risa. Me mortificó. Eso probablemente me dio el pánico escénico con el que he estado viviendo desde entonces.

¿Cuál es tu posesión más preciada?

Mi gohonzon, un pergamino budista al que le canto todos los días.

¿Qué querías ser cuando eras pequeño?

Un actor o doble: me encantaba Lee Majors en The Fall Guy.

¿Qué es lo peor que te han dicho?

Un profesor de la escuela dijo algo que no quiero repetir. Tenía dislexia; fue un insulto a mi intelecto.

¿Qué les debes a tus padres?

Aparte de la vida, me dejaron ser yo, no intervinieron y no me asfixiaron.

¿Qué o quién es el mayor amor de tu vida?

Mi hijo, Flynn, y mi hija, Daisy Dove, un perro llamado Mighty y luego, por supuesto, mi prometida.

¿Cuál fue el mejor beso de tu vida?

Tuve una novia cuando tenía 17 años llamada Debbie: eso fue un beso.

¿Qué es lo más cerca que has estado de la muerte?

A los 20, me caí de una ventana del cuarto piso y me rompí la espalda. Durante cuatro días dijeron que nunca volvería a caminar, pero tuve una recuperación milagrosa.

¿Cuándo fue la última vez que lloraste, y por qué?

Perdí mi a poodle, Mighty. Estuvo fuera de mi vista por solo siete minutos; se fue a una aventura y no volvió, y creo que se lo llevó un coyote. Fue horrible, realmente doloroso; me enseñó sobre el amor y la lealtad, y cómo puede ser la conexión entre los seres vivos.

¿Con qué frecuencia tienes relaciones sexuales?

No lo suficiente, aunque acabamos de tener un bebé.

¿Cuál ha sido tu roce más cercano con la ley?

Multas por exceso de velocidad.

¿Cuál es tu hábito más desagradable?

Desde que me rompí la espalda tengo un problema de próstata, por lo que orino mucho, a veces a campo abierto.

¿Cuál es tu olor favorito?

Hierba recién cortada.

¿Cómo te gustaría ser recordado?

Siendo amable.

¿Cuál es la lección más importante que te ha enseñado la vida?

No te lo tomes como algo personal.

¿Dónde te gustaría estar ahora mismo?

Aquí mismo: presente en mi experiencia de vida.

Cuéntanos un secreto.

Lamentablemente, no creo que haya nada que la gente no sepa de mí.