Gustavo Madero: El PAN va hacia la versión más limitada y pobre de su historia
El senador panista Gustavo Madero consideró que la dirigencia de su partido no está cerca de los militantes. Foto: Cortesía / PAN

El PAN es un partido extraviado, asegura el senador y exdirigente del blanquiazul Gustavo Madero.

Los primeros días de septiembre, el líder de la bancada del PAN en el Senado, Julen Rementería, tuvo una reunión con parte de la bancada y algunos diputados en ese recinto con Santiago Abascal, líder del partido ultraderechista Vox, que ha mostrado posiciones en contra de los derechos humanos. Además, los legisladores panistas firmaron un documento llamado la Carta de Madrid, que pretende combatir algo que definen como “la expansión del comunismo en la Iberosfera”.

Tras difundir el encuentro en los canales oficiales del partido, una de las imágenes del encuentro se retiró y la mayor parte de los participantes dijeron públicamente que se trató de una reunión a título personal, y no representa ningún acuerdo para el blanquiazul. Sin embargo, las críticas de parte de otros partidos, del propio presidente de la República y desde el interior mismo del partido no se hicieron esperar.

Algunos senadores del PAN salieron de inmediato a condenar el encuentro, entre ellos Gustavo Madero. En entrevista para La-Lista, Madero criticó la narrativa que la dirigencia del PAN ha mantenido como oposición, en la que se concentra en pronunciarse contra Morena, además de que cuestionó la paridad en el proceso de renovación de la dirigencia de una institución de la que es militante, pero que por ahora dice no sentirse representado.

La-Lista (L-L): ¿Cómo va el proceso de renovación de la dirigencia del PAN?

Gustavo Madero (GM): Lo que decía Pancho (Domínguez, gobernador saliente de Querétaro y quien buscaba contender por la presidencia del PAN), lo que se habla es el tema de los padrones, de la recolección de firmas, del uso, de la estructura del partido para difundir la imagen y conseguir las firmas de parte de Marko (Cortés, quien busca la reelección al frente del partido), y acomodar los tiempos también de la comisión organizadora de elecciones, la comisión para favorecer a Marko, en el sentido de irse a los mínimos reglamentarios de 30 días de campaña, esto no le alcanza a un proyecto a posicionarse para recorrer todo el país y para convencer a una mayoría.

Como que todo esto está prefigurado desde hace tiempo, el control del padrón, el abrir solamente los registros para que solo gente cercana al grupo de Marko fuera la que pudiera afiliar y todo esto se va orquestando para dar una cargada al proyecto de un grupo y que está lastimando mucho al PAN. Porque cuando el PAN, la dirigencia nacional está volcada a que en este interés particular deja el interés global de volver al partido un proyecto de mayor calado, de mayor profundidad, de mayor alcance. El PAN se está encogiendo y se está haciendo del tamaño de los intereses del dirigente

L-L: ¿Qué está pasando en el PAN, que sus liderazgos se están desdibujando?

GM: Están muy aferrados a buscar posiciones y volverse muy pragmáticos para conservar el poder. Pero haciéndole un gran daño a la capacidad de que el PAN sea un proyecto que abrace a más personas de la ciudadanía. Y esto es muy lamentable, realmente se está guiando sin liderazgos, sin estrategia, sin narrativa. La única narrativa la de ser anti López Obrador, anti-Morena, es lo único que azuzan para acercar votos, decir “no somos Morena”. Pero es muy triste lo que está pasando en el PAN, porque lo están volviendo la versión más limitada y pobre y de su historia, de su doctrina.

L-L: ¿Qué pasó que la elección pasado cedieron del control al PRI?

GM: Es que el PAN entra en una posición de debilidad a la negociación siendo el partido de mayor presencia de oposición, este no ocupa ese espacio de la agenda en el debate, en la operación y se tuvo que construir esta alianza con el PRI y con el PRD para sobrevivir, para no ser aplastados, para no ser totalmente reducidos a su mínima expresión.

L-L: ¿Qué pasó y por qué se llegó con tanta debilidad si se tuvo mejores resultados en la elección anterior?

GM: Pues sí, pero si ahorita hablas con la dirigencia nacional te dicen que fueron buenos resultados, que a ellos les fue muy bien. Están viviendo un autoengaño de que les fue muy bien cuando en realidad pasó la aplanadora, perdimos 13 de las 15 gubernaturas en las que contendimos y lo que logramos ganar de diputaciones federales fue por el desgaste natural de Morena de cualquier proceso intermedio, de cualquier elección intermedia que ha tenido desde los tiempos de Zedillo, ha reducido los presidentes de la República escaños en la Cámara del Congreso y eso es lo que están vendiendo como un éxito.

L-L: Comentó que no se siente representado por el partido…

GM: Por este partido no, por esta versión del partido no, yo me siento muy representado y me siento que es una versión de un partido extraviado y de una oposición muy domesticada y muy pragmática.

L-L: ¿Qué necesitan hacer?

GM: Realmente ser más honestos en ser instrumentos de los ciudadanos y no ser proyectos particulares.