Rafa Carbajal, el científico que ama los vochos y explica tu comida en Tiktok
Foto: Facebook / SoyRafaCarbajal

Amante de los vochos e ingeniero bioquímico, Rafa Carbajal tiene un doctorado en Bioquímica gracias a un proyecto que ayudó a darle un sabor diferente al mezcal.

Pero también es docente, investiga y dedica sus ratos libres a dar a conocer datos relevantes de los alimentos procesados, de las vacunas contra el Covid-19 y referencias sobre la vida cotidiana. Y a veces también de sus automóviles favoritos, los vochos. De hecho tiene uno desde hace casi dos décadas y sus primeros videos abordaban su funcionamiento.

En entrevista con La-Lista, Rafa detalla cómo empezó su canal de explicaciones en Tiktok y la fama que lo ha llevado a tener arriba de 250 mil seguidores en menos de un año de actividad y convertirse en una de las autoridades en esa red para explicar temas como la cruda, las vacunas y el aire en tu bolsa de papitas.

@rafa_carbajal

##duo con @rudytercerof ##cruda ##lacruda ##bioquimica ##ingenieriadealimentos ##metabolismo ##durango ##3mintiktok

♬ IMAGINATION – Lize Mynhardt

La-Lista (L-L): ¿Cuál fue la necesidad de comunicar la ciencia en la pandemia?

Rafael Carbajal (RC): Originalmente, yo trabajo en un tecnológico, el Tecnológico de Santiago Papasquiaro, en Durango. Siempre me ha gustado esto de motivar a la gente a estudiar carreras científicas o fomentar la curiosidad por la ciencia. Ya había yo organizado algunos eventos aquí en el Tecnológico, un congreso, pero no quería que fuera el típico congreso donde ponían expositores muy serios, aburridos. Entonces invitaba a amigos que fueran entusiastas por la ciencia, que tuvieran la pasión por comunicar.

En el segundo congreso, que se nos atravesó la pandemia, se me ocurrió invitar a divulgadores, no científicos, sino divulgadores, o gente que se dedica a la ciencia pero termina haciendo labor de divulgación. Entonces entre ellos estaba Nico Sastre (742 mil seguidores de Tiktok). Se me ocurrió invitarlo, aceptó, y empecé a platicar fuera de redes y él fue el que me animó a tener el canal. Él fue el que me animó a entrar. Ya había estudiantes que me decían por qué no me animaba a abrir mi canal de YouTube. Empecé en Tiktok y después en las demás redes.

L-L: ¿Por qué en Tiktok?

RC: Por Nico, pero también porque se puso de moda en la pandemia. Ya había agarrado vuelo, ya tenía la cuenta en la que solo veía videos y vi que ya había agarrado auge en la pandemia. Y como un tiktokero, Nico Sastré fue el que me invitó, por ahí se me ocurrió empezar. Y ahorita se me hace un poquito más cómodo porque estoy un ratito libre, entonces cuando voy a un centro comercial, en lo que me bajo rápido hago un video y doy respuesta de algo de lo que me preguntan. Y se me hace un medio muy rápido, muy ágil para compartir ideas, no tengo que meterle tanto tiempo como si fuera YouTube.

L-L: Uno de tus primeros videos fue sobre mitología griega…

RC: Fue con eso con lo que empecé. Esa era una broma que tenía con un camarada, Daniel, él también es investigador, porque le decíamos que tenía síndrome de Casandra, porque veíamos, pero él estaba más pendiente de todo eso, que a veces la gente tomaba malas decisiones, y él decía que estaba mal, que les iba a ir mal por esa decisión en lo que se refiere a ciencia, pero que nadie le hacía caso.

Se me hizo una buena manera de empezar, hablando de las fuentes científicas, a los que se informan de los artículos de ciencia de verdad y no hacerle caso a charlatanes. Sobre todo en esa época que estaba muy de moda los antivacunas, el dióxido de cloro.

L-L: ¿Cuál fue el primer video que despegó?

RC: Fue uno que hablaba sobre empaques donde explico por qué las papas fritas tienen ese volumen de gas dentro, había uno antes porque soy fanático de los vochos, donde explica cómo funciona la refrigeración de los vochos, que había despegado, pero así el primero que digamos así que fue viral, es ese donde explico la importancia de la atmósfera modificada de los empaques para que el producto llegue de forma adecuada tanto logística como organolépticamente. Y todavía sigue con reproducciones.

@rafa_carbajal

#aquiaprendo #educacion #papas #papasfritas #pringles #foodenginnering #alimentos #cienciafacil #sabritas #empaques #cienciadelosalimentos

♬ Everyday (reggae instrumental) – Septantyk

L-L: ¿Cuándo te empezaron a hacer preguntas y ser un guía?

RC: Probablemente también con ese porque me empezaron a preguntar por las Pringles, que por qué utilizaban el empaque tubular, y con tanto volumen, y había otro video por ahí en el que hablaba sobre el empaque, que si Bimbo hacía lo mismo, por qué usaba levadura, ya les explicaba que era para que tuviera volumen, el efecto de la fermentación en la panificación, también empezaron a preguntarme por ese tipo de cosas. Inclusive cómo me di cuenta de que ese era el caminito por el que tenía que seguir porque empezaba a hablar sobre los vochitos y ahí meter algo de ciencia. A la gente le gustó lo de química de alimentos, y por ahí me empecé a ir.

L-L: ¿Cuándo empezaste a hablar más de covid?

RC: Fue casi luego luego, si no mal recuerdo en noviembre, porque me acuerdo que estaba en un puente cuando empecé con eso, fue como el tercer o cuarto video, porque precisamente Nico lo que necesitaba era gente que pudiera informar de manera adecuada de covid, empezaba a tener eso de qué eran los vínculos, y cómo funcionaba. En ese entonces estaba la polémica de que las vacunas eran de ARN, empezó a explicar qué eran las moléculas de ARN, que no nos iban a cambiar el ADN, entonces empecé a hacer videos de eso precisamente para explicar cómo funcionan las vacunas y que la gente no tuviera miedo.

No sé como pasó pero los videos que hice empezaron a llegar a los chats de mis tías o de mi mamá. Me felicitaban que explicaba de manera sencilla,

El doctor Rafa en el laboratorio. Foto: Cortesía / Rafa Carbajal

L-L: ¿En algún video te has dado cuenta que te equivocaste en algo?

RC: Han sido cosas mínimas. Alguna vez el doctor Fernando de Explicamed me hizo una observación. Hay una persona que trabaja con hierbas, un uchurtu, no recuerdo exactamente de la hierba que hablaba pero yo hice una contribución de lo que estaba diciendo él que decía de usar la hierba como insecticida y que puede servir para matar piojos. Luego me hizo una réplica el doctor Fernando, uno de mis mejores amigos, donde decía que a lo mejor como insecticida funcionaba bien, pero que había que tener mucho cuidado de utilizarlo con personas porque si la concentración era la adecuada. He tenido bastante cuidado de eso.

L-L: ¿Cómo fue tu acercamiento con tener una estrategia y no nada más producir contenido?

RC: Ya tenía algo de experiencia primero porque soy fanático de las redes sociales, sé que a la gente no le gusta pero es algo que viene para quedarse. Entonces, la experiencia que tenía era porque manejaba dentro de las actividades de la academia de ingeniería en alimentos en el Tecnológico, teníamos que hacer promoción para la carrera cada año. Entonces íbamos, platicábamos con los bachilleratos, pero nada más era una plática. Entonces se nos ocurrió que también podíamos hacer presencia en las redes sociales. Ahí fue cuando empecé con Facebook a ver las estadísticas, que había herramientas de cuándo se conectaba la gente, cuáles eran las edades de referencia.

Ahí me fui fijando que había herramientas para medir el alcance, la segmentación, fui viendo tutoriales en YouTube, los mismos que ofrecía Facebook para la manera correcta de segmentar, y ahí fui agarrando el hilito por ese medio. La página tuvo bastante éxito. Nos fueron pidiendo asesorías de otras carreras y por ahí fue que empezamos a agarrar la maña, el modo. Y son compañeros que también tienen empresas.

L-L: ¿Has pensado en monetizar tu canal?

RC: Pues sí sobre todo ahorita que estoy dando termodinámica, estoy tratando de hacer material nuevo para publicar clases en YouTube. Creo que es una materia que se nos dificulta mucho a todos. Y creo que podría aportar algo para poderlo hacer más familiar, para hacer más accesible a la raza. Que todos podamos entender cómo funcionan las máquinas térmicas.

Estoy preparando material para subirlo a YouTube y hablar de termodinámica. Igual si me convence lo voy a subir. Y estoy trabajando con eso. Sí me han ofrecido algunas campañas pero todavía no me convencen y por eso no he aceptado hacer campañas con algunas marcas.

L-L: ¿Por alguna cuestión de ética?

RC: Sí, sí, sí. Realmente eso. Pero realmente no hablar de eso.

L-L: ¿Hay más curiosidad de la gente por la ciencia a partir de la pandemia?

RC: Según yo sí, sí he visto que la gente se trata de informar más sobre todo por la polémica de la vacuna o por ejemplo de que la gente sabe cómo lavarse las manos, la distancia, cómo se transmite el covid. Eran cosas que uno lo veía en la carrera de alimentos y de bioquímica a diario, pero la demás gente no lo tomaba en cuenta, y la gente sí está un poquito más enterada.

Lo malo es que hay mucha gente, vamos a suponer que lo hacían de buena voluntad pero mal informados, que hacían las fake news en contra de la vacunación o que decían que era un invento esto del coronavirus, son los que hacen más ruido.

Eran los que estaban más presentes en las redes sociales entonces nos empezaron a comer el mandado, empezaron a desinformar. Ora sí que tuvimos que entrarle al quite mucha gente que nos gusta informar de manera adecuada. Y yo creo que eso es en gran parte la culpa de los que, a lo mejor incluyéndome, de los que como éramos de los que nos dedicamos a la ciencia, de que pensábamos que nada más estando en el laboratorio era con lo que estábamos cumpliendo, y en muchas ocasiones es como si fuéramos arrogantes, como que pensamos que la gente era la que se tenía que acercar a la ciencia y no nosotros a la gente.

L-L: ¿Cómo negociar con estas noticias falsas y con otras cosas que solo dan la falsa sensación de seguridad?

RC: A mí lo que me ha funcionado y luego mis videos aparecen en los chats de las tías es siendo amable. Luego hay gente de los mismos compañeros que me invitaron a participar aquí que les gana lo visceral, empiezan a criticar de forma bastante agresiva. Hay que tomar en cuenta que no toda la gente tiene por qué saber todo. Hay gente que se dedica a la electrónica, a la electricidad y no tiene por qué saber de bioquímica. Pero también uno está para enseñar, y si uno quiere enseñar desde el lado agresivo, la gente te va a contestar igual. Me hablas feo, pues no te hago caso. Entonces, siendo amables, acercándose a la gente desde el punto de vista positivo se le puede hacer cambiar un poquito o ver que no está del todo correcto lo que está haciendo.

L-L: ¿Cómo entiendes el compromiso de estar frente a una cámara ante una gran audiencia y tener que comunicar con precisión, con claridad y ahora también con amabilidad?

RC: Uno de los grandes compromisos de divulgación es primero ser claro, usar palabras sin términos científicos, o técnicos, usar lenguaje cotidiano. El segundo es ir al grano, sobre todo porque la gente no pone atención, y llamativo. Pero el tercer punto considero yo muy importante es ser fiel a la ciencia, tratar de no caer en sobresignificar las cosas, sí ser claro pero en un artículo de investigación, tratar de buscar la manera de traducirlo al público en general pero sin perder la esencia del artículo ni dañar las bases científicas del artículo. Porque si no podemos caer en las cuestiones que están ahorita retomando la polémica de la evolución, que los que están en contra de la teoría de la evolución dicen que ya no hubiera primates, porque se ve claramente que descendemos del mono. Y ya están saliendo los biólogos a explicar que es una rama muy grande y muchas especies que se cruzaron, lo que dio origen al homo sapiens. Creo que lo más importante es serle fiel a la ciencia, tratar de siempre sin caer en la sobresignificación pero sobre todo cuidar ese rigor científico.