Síguenos

 

Familia

¿Qué es el Baby Signing y cómo enseñárselo a tu bebé?

No existe ninguna bola mágica que te diga por qué llora tu bebé, pero a través de la lengua de señas un pequeño puede expresar sus necesidades básicas, antes de que comience a hablar.

qué es el baby signing
Foto: Daniel Reche/Pexels

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Comunicarnos es una necesidad que todos los seres humanos tenemos desde que nacemos. A través del llanto es como un bebé va a expresar que tiene hambre, sueño, frío o que está mojado su pañal. Sin embargo, existe la lengua de signos o de señas, conocida como Baby Signing, que puedes enseñar a tu bebé, antes de que comience a hablar, para lograr una comunicación más eficaz.

El Baby Signing es una lengua que los niños pueden usar para comunicar sus necesidades básicas. Se trata de “un método que se utiliza como puente para la comunicación verbal y consiste en pronunciar la palabra que quieres que tu bebé aprenda, al tiempo que enseñas la acción en lengua de señas”, explica Dánae Hernández, instructora certificada en lengua de señas.

También lee: ¿Por qué es importante y cómo criar con ternura a tus hijos?

Muchas personas creen que este método hará que los bebés no tengan la necesidad de hablar y entorpezcan el lenguaje verbal, pero esto no es así. Por el contrario, la experta explica que la lengua de señas estimula el desarrollo intelectual y motriz, así como el lenguaje verbal. 

La Academia Americana de Pediatría señala que la lengua de señas para bebés “es una tendencia que se ha vuelto popular en los últimos 20 años y se basa en la sencilla observación de que los niños pueden aprender a usar sus manos para “hablar” mucho antes de que puedan hacerlo con su boca”.

“Un bebé que puede comunicar sus necesidades se sentirá escuchado, entendido y atendido”.

Dánae Hernández, instructora certificada en lengua de señas para bebés.

Una mejor comunicación

Tener una comunicación eficaz con tu bebé antes de que aparezca el lenguaje verbal tendrá muchos beneficios para ambos. Los padres se podrán sentir tranquilos de saber qué quiere su bebé, mientras que su pequeño se sentirá escuchado y capaz de expresar lo que necesita.

Te puede interesar: Laura, la traductora de lengua de señas de las “mañaneras” de AMLO

Antes del año de edad, los bebés conocen muchas palabras, aunque todavía no tengan la capacidad de pronunciarlas adecuadamente, sino por medio del balbuceo. Por eso, si logran comunicarse a través de la lengua de señas, habrá menos momentos de frustración y desde luego, menos berrinches.

Para Dánae Hernández, también fisioterapeuta especializada en embarazo y postparto, si los padres promueven el lenguaje verbal y la lengua de señas, potenciarán el bilingüismo en los pequeños, pues “un niño que habla su lengua materna y domina la lengua de señas es considerado bilingüe”.

Otros beneficios de la lengua de señas:

  • Estimula el lenguaje verbal 
  • Fomenta la autonomía
  • Promueve la socialización
  • Reduce la frustración
  • Refuerza el vínculo afectivo 

Te recomendamos leer: El mundo necesita bebés, pero tenemos que replantear lo que esperamos de las madres

Los primeros signos a enseñar 

Este método puede aplicarse tanto a bebés que ya hablan como a pequeños que todavía no tienen lenguaje, o bien, para niños cuyo lenguaje verbal no es del todo claro o se les dificulta pronunciar algunas palabras. 

Entre los ocho y los nueve meses, un bebé podrá comenzar a usar sus manos para comunicarse, pero desde los seis meses puedes comenzar a enseñarles este método. Inicia con las señas más significativas para que tu bebé las vaya aprendiendo.

Hernández recomienda empezar a enseñar los signos que tienen que ver con lo que ve y hace el bebé con mayor frecuencia. Estas señas deben representar las necesidades básicas de los pequeños, con la finalidad de que puedan aprender a decir que tiene sueño, que quieren leche o que su pañal está mojado.

Puedes comenzar a enseñar a tu bebé las siguientes palabras: avión, bebé, pelota, pájaro, manta, libro, gato, taza, frío, papá, pañal, perro, listo, beber, comer, ir, buenas noches, feliz, ayuda, caliente, duele, te amo, leche, mamá, más, siesta, no, afuera, por favor, sentarse, dormir, estrella, gracias, arriba, agua.

Academia Americana de Pediatría

Ten mucha paciencia y celebra los logros que vaya teniendo tu pequeño o pequeña. Enséñales por medio del juego y diviértanse mucho. Recuerda que es muy importante no disminuir el tiempo que pasas hablando con tu bebé.

Siempre debes motivarlo a que hable, pues la lengua de señas para bebés es un puente para la comunicación verbal y que nunca debe reemplazar a la comunicación verbal.

Este artículo se publicó originalmente en Baby Creysi. Consúltalo aquí.

También te puede interesar

Familia

El ajedrez es más que un juego o un deporte, se trata de una filosofía de vida que hará que tus hijos aprendan a...

Familia

La hora del desayuno no debería cambiar durante las vacaciones, porque retomarla puede ser difícil para los niños y las niñas al regresar a...

Familia

Desde el útero, puedes hacer que el cerebro de tu bebé crezca sano y se desarrolle de manera satisfactoria. Te contamos cuáles son los...

Familia

Un momento tan nuevo, tan único, tan ansiado y de tanta esperanza es, sin duda, un tiempo para prepararnos de manera óptima.

Publicidad