¿Sueño durante el embarazo? Esta es la razón y lo que puedes hacer
Foto: Yan Krukov/ Pexels

Cuando estás embarazada uno de los síntomas que más se perciben desde el inicio de la gestación es el sueño. ¿Cuál es la razón por la que nos sentimos tan fatigadas? ¡Literalmente se nos cierran los ojos! Pero como todo los cambios que suceden durante esta etapa, tiene una curiosa razón.

El sueño durante el embarazo

Durante el comienzo del embarazo, los niveles de la hormona progesterona aumentan y tu metabolismo se encuentra en un nivel alto, lo que puede causar somnolencia y fatiga durante el día. Si trabajas, o tienes otros niños que cuidar, esto puede ser un gran problema, pues es difícil controlar las ganas de recostarse un rato y dormir a pierna suelta.

“Durante el embarazo el metabolismo aumenta y el cuerpo hace su reserva de colesterol, glucosa, etc. Sí llega a haber cierto cansancio y sueño. Esto se debe a que el metabolismo está guardando reservas. Eso, aunado a la hormona progesterona que también aumenta de niveles, hace que se sienta sueño”, explica La ginecóloga Susana Haquet Santana, académica del Departamento de Embriología y Genética de la Facultad de Medicina, de la UNAM

Durante el primer trimestre las cosas son así. Estarás con más ganas de dormir de lo habitual y es normal. Te sentirás cansada, mientras miras cómo tu cuerpo se transforma para proteger y favorecer el desarrollo de tu bebito.

La placenta, órgano que nutre al bebé durante todo s crecimiento, se está formando. Tu cuerpo está fabricando más sangre, tu corazón late más rápido. Toda tú está preparándose para dar vida.

¿Qué hacer? Sé paciente. Toma agua para refrescarte. Cuando no puedas más, levántate y da un paseo caminando. Come bien y toma tus vitaminas. El sueño durante el embarazo es normal, pero si estás baja de peso, uno de los principales síntomas de la anemia es la mayor sensación de cansancio y fatiga. Es muy recomendable el consumo de alimentos rico en hierro: verduras y hortalizas de hoja verde, frutos secos oleaginosos y frutas con vitamina C. De preferencia enteras, no en jugo.

Más adelante, las cosas cambian. El cansancio no se desvanece, pero para algunas mamás, será difícil conciliar el sueño. Obviamente cada mujer es diferente y cada embarazo es diferente, por lo que no hay reglas.

Dificultades para dormir durante el embarazo

De acuerdo con Clínica Mayo, existen síntomas normales durante el embarazo que podrían perturbar el sueño. Por ejemplo:

  • Náuseas y vómitos
  • Necesidad de orinar a menudo
  • Incomodidad física (senos sensibles, dolor de espalda, calambres en las piernas, ardor en el estómago, ronquido, dificultad para respirar, síndrome de las piernas inquietas)
  • Movimiento fetal
  • Ronquidos
  • Ansiedad sobre el trabajo de parto y el parto
  • Trastornos del sueño

¿Qué hacer para dormir bien?

Desde el principio es buena idea acostumbrarse a dormir de lado (de preferencia sobre el lado izquierdo, con las piernas flexionadas. Esa es la postura más cómoda conforme va avanzando el embarazo. Puedes experimentar con distintas almohadas, a muchas les ayuda ponerse una debajo del abdomen o entre las piernas. Incluso venden almohadas para embarazadas.

Cuida tu alimentación. Reduce al máximo las bebidas con cafeína, los refrescos de cola, el café y el té. Muchos médicos recomiendan comer más a la hora del desayuno y la comida y cenar ligero en la noche, pero asegúrate de ingerir los suficientes nutrientes. Toma suficiente agua en el día, y menos cuando estés a punto de irte a dormir. También debes procurar ingerir la cantidad que te indique tu médico.

Por último, siempre consulta a tu especialista. Él te puede ayudar específicamente para tu caso.

Este artículo se publicó originalmente en Baby Creysi. Consúltalo aquí.

La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales