Tamiz visual: el examen que le debes realizar a tu bebé tras el nacimiento
Desde las primeras semanas después de su nacimiento, es imprescindible realizar un tamiz visual neonatal. Foto: Pixabay

¿Sabías que así como existe el tamiz neonatal, que detecta desórdenes metabólicos serios que son tratables y no son visibles al momento del nacimiento, también se debe realizar un tamiz visual? De hecho, por ley es obligatorio que se realice un examen de los ojos al bebé desde las primeras semanas después de su nacimiento.

En el marco del Día Mundial de la Visión, que cada año se conmemora el segundo jueves de octubre, esta vez el próximo 14 de octubre, APEC Hospital de la Ceguera invita, a través de la campaña, Ama tus ojos, a que padres y cuidadores vigilemos la salud visual de nuestros niños desde el momento de su nacimiento.

“No descuidemos la visión porque es un sentido que nos permite conectar con el mundo y desarrollar cualquier otra habilidad conductual o cognitiva”, dijo la doctora Linda Cernichiaro especialista en retina pediátrica.

¿Cuándo examinar los ojos a mi bebé?

De acuerdo con la especialista, tanto en niños como adultos, siempre que revisemos el estado general de nuestra salud debemos incluir un examen de la vista, no solamente con el optometrista sino con un oftalmólogo, a fin de diagnosticar padecimientos de forma oportuna.

“Siempre que se diagnostica tardío va a generar una alteración visual que puede interferir con nuestras actividades, nuestro desarrollo y nuestra interacción con el mundo”.

En el caso de los bebés, desde las primeras semanas después de su nacimiento, es imprescindible realizar un tamiz visual neonatal: “La idea de los tamices es que los niños sean revisados de manera temprana ya que, a diferencia de los adultos, ellos no manifiestan o expresan que tienen alguna dolencia o enfermedad”.

Tamiz neonatal visual

Según Cernichiaro, el pediatra o el médico tratante no solo debe ver el aspecto general del bebé. También debe revisar los órganos que suelen tener alteraciones que causen discapacidad.

“Hay cinco tamices. El tamiz auditivo detecta que el niño escuche bien. El ortopédico que no exista alteración en la cadera que interfiera la marcha. El cardíaco permite conocer si existe alguna falla congénita del corazón y el metabólico que no existan enfermedades raras del metabolismo. Bajo el mismo concepto se creó el tamiz visual”.

¿En qué consiste el tamiz visual neonatal?

El tamiz visual neonatal es un examen que realiza el oftalmólogo pediatra en las primeras cuatro semanas de vida. La mayoría de las enfermedades oculares tienen tratamiento y buen pronóstico si se detectan a tiempo, de ahí la importancia de su realización.

“Los niños generalmente no se quejan de un problema visual y lo manifiestan tarde. Que la pupila se les ve blanca, que se les desvía un ojo (estrabismo), que se tropiezan, no voltean a ver a la mamá…

“Siempre se había pensado que hasta ver la alteración era cuando se les canalizaba al oftalmólogo, pero se entendió que como con los otros tamices, un examen visual oportuno podría detectar alteraciones tempranas que pudieran dejar secuelas“, explicó la experta.

No es doloroso

La recomendación de la oftalmóloga es hacer este estudio antes del primer mes. Sin embargo, si tu bebé es mayor, puedes llevarlo a realizar el estudio. No es doloroso y dura unos cinco o 10 minutos.

“Se sugiere que sea a esa edad para detectar enfermedades y al estar tan pequeñitos, no es doloroso y cuesta menos trabajo hacer el examen. Los niños más grandes se distraen más y cooperan menos”.

¿Cada cuándo se debe hacer un chequeo de los ojos?

La ley general de salud en su artículo 61 establece que los niños deben ser revisados por el oftalmólogo al primer mes de vida. Después, entre los 6 y 8 meses. Más tarde se sugiere que sean revisados antes de entrar a la escuela, entre los dos y tres años.

“Al nacer es importante para revisar que los ojos estén de manera correcta. A los 6 y 8 meses para ver la función de su visión. Y los 2 o 3 años para ver si necesitan lentes o alguna ayuda óptica”.

Sobre los cuidados básicos de la visión en niños, la doctora recomienda evitar el uso de dispositivos cuando son bebés.

“Ningún niño menor a 18 meses de edad debe estar en contacto con ningún dispositivo electrónico, cero tolerancia. A los 4 o 5 años se puede dejar una hora con vigilancia de un adulto y a más de 50 centímetros de los ojos. No con la pantalla pegada.

“Si los niños están en línea o en la computadora con tareas, deben estar junto a una luz natural. Es decir, a lado de una ventana para que la luz natural sea la que ilumine. También hay que promover las actividades al aire libre, eso hace que desarrollen menos graduación”.

Bebés prematuros deben hacer su tamiz visual antes

Cernichiaro señaló que los bebés prematuros, nacidos antes de las 40 semanas, sean revisados entre la segunda y tercera semana de vida.

“Si nacieron antes de las 34 semanas o pesan menos de 2 kilos, obligatoriamente deben ser revisados entre la segunda y tercera semana de vida. Esto para prevenir una enfermedad llamada retinopatía del prematuro, la cual es tratable y si avanza es causa de ceguera. Es la primer causa de ceguera en nuestro país“.

Este artículo se publicó originalmente en Baby Creysi. Consúltalo aquí.