Síguenos

 

Género

Meghan, la duquesa de Sussex, revela que tuvo un aborto espontáneo

Meghan Markle escribe sobre su duelo y dolor al perder un bebé, y habla del estigma del aborto espontáneo.

Foto: Office of the Governor-General of New Zealand/Wikicommons

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Caroline Davies/The Guardian

La duquesa de Sussex reveló su pena y sufrimiento después de un aborto espontáneo, en un artículo que habla de las pérdidas y de la importancia de preguntarle a otros sobre su bienestar en tiempos de pandemia y polarización. 

Meghan compartió la devastación que ella y el Príncipe Harry sufrieron después de que ella perdiera un bebé en julio y la admitieran en el hospital. 

En el New York Times, describió el momento, que mientras cambiaba el pañal de su hijo Archie en su casa en Los Ángeles, “cayó al piso” por el dolor. 

“Supe, mientras sostenía a mi primer hijo, que estaba perdiendo a mi segundo”, escribió. “Horas después, me encuentro en una cama del hospital, sosteniendo la mano de mi esposo. Sentí la humedad de su palma y besé sus nudillos, mojados con nuestras lágrimas. Miré las frías paredes blancas, mis ojos se vidriaron. Traté de imaginar como sanaríamos”. 

Añadió que “al ver el corazón de mi esposo romperse mientras trataba de sostener las piezas rotas del mío”, se dio cuenta que la única manera de empezar a sanar es ‘preguntar primero: ‘estás bien’”. 

También lee: Netflix | Las jóvenes ven con horror la historia de Diana en ‘The Crown’

Para hablar del estigma del aborto espontáneo, Meghan continuó: “Perder a un bebé significa cargar un dolor casi insoportable, experimentado por muchas pero hablado por pocas”. 

En el dolor de su pérdida, la pareja descubrió que “en una habitación de 100 mujeres, de 10 a 20 de ellas habrán sufrido un aborto espontáneo”, MEghan escribió. “Aún así, a pesar de lo común de este dolor, la conversación se mantiene como tabú, llena de vergüenza, y perpetúa un ciclo de duelo en solitario”. 

Aquellas que comparten valientemente sus historias le dan licencia a otras para que hagan lo mismo. Es importante preguntarle a otras mujeres cómo se sienten. “Al invitarnos a compartir nuestro dolor, juntos podemos tomar los primeros pasos hacia la sanación”, escribió. 

Se refirió a su entrevista televisiva en Sudáfrica, cuando estaba “exhausta” y lactando y “tratando de mantener una buena cara” para el ojo público. Tom Bradby el periodista de ITN preguntó si estaba bien, y ella respondió honestamente. “‘Gracias por preguntar’, dije, ‘No muchos me preguntaron si estoy bien’”. 

Su comentario improvisado, “le dio a la gente permiso de hablar de sus verdades”. Pero no fue responder honestamente “lo que me ayudó más, fue la pregunta en sí misma”. 

En el artículo del New York Times, titulado “Las pérdidas que compartimos – Tal vez el camino a la sanación empieza con dos simples palabras: ¿Estás bien?” ella escribió que el dolor y la pena plagaron a muchos en el 2020. 

Ella referenció a aquellos que perdieron a alguien por el Covid-19. También habló de las muertes de Breonna Taylor, una trabajadora de un hospital en Louisville, y George Floyd, ambos asesinados por policías. 

El mundo se polariza, por los hechos, por la ciencia, “por una elección ganada o perdida”, ella escribió. “Esa polarización, más el aislamiento social que se necesita para luchar contra esta pandemia, nos ha hecho sentir más solos que nunca”. 

En el Día de Acción de Gracias, con la pandemia que separó a muchos de sus seres queridos, “solos, enfermos, asustados, divididos y tal vez con el intento de encontrar algo que agradecer”, ella escribió, “comprometámonos a preguntarle a otros: ‘¿Estás bien?’”

La nueva normalidad, con mascarillas sobre las caras, fuerza a mirar a los ojos de otros “a veces llenos de calidez, a veces con lágrimas”, añadió. “Por primera vez, en un largo tiempo, como seres humanos, nos vemos el uno al otro. ¿Estamos bien? Lo estaremos”. 

El Palacio de Buckingham no hizo comentarios, dijeron que es un asunto muy personal de la pareja. Fuentes dicen que se sentía tristeza en la familia real. 

Para responder al artículo de Meghan, la Doctora Christine Ekechi, del Colegio Real de Obstetras y Ginecólogos, dijo que el aborto espontáneo sigue como tema tabú. 

Ella dijo: “Tristemente, los abortos espontáneos tempranos son muy comunes y pueden ser devastadores para los padres y sus familias. Una de cinco mujeres puede sufrir un aborto espontáneo en las primeras 12 semanas de embarazo. 

“En muchas circunstancias, la razón del aborto espontáneo es desconocida. Tratamos de mejorar nuestra comprensión de por qué suceden los abortos espontáneos y quién puede estar en riesgo, pero no se ha investigado mucho sobre el tema y el cuidado para las mujeres y sus parejas no tiene muchos fondos. 

“Actualmente, muchos abortos espontáneos no pueden prevenirse. Sin embargo, una señal de alerta puede ser sangrado y/o dolor a principios del embarazo. Se recomienda que las mujeres embarazadas busquen ayuda médica si tienen estos síntomas. 

“El aborto espontáneo se mantiene como un tema tabú, a pesar de lo común que es. Es importante que eliminemos cualquier estigma y vergüenza de este problema y apoyemos a las familias en estos momentos”. 

Zara Tindall, la hija de la princesa real, casada con el excapitán del equipo de rugby de Inglaterra Mike Tindall, perdió dos bebés por aborto espontáneo antes de tener a la segunda hija de la pareja, Lena. 

El primer aborto espontáneo sucedió después de que la pareja anunció el embarazo. Ella dijo que recibió muchas cartas que decían “‘pasamos por lo mismo’, que fue increíble, solo demostró lo seguido que esto pasa”, dijo en 2018. Ella también habló de los efectos en los padres, que se sienten impotentes, dijo “también es duro para esos chicos”. Fue un “camino horrible”. 

La Condesa de Wessex habló de su tristeza al perder un bebé no nacido después de un embarazo ectópico por el que colapsó en casa en 2001. Ella y el Príncipe Edward después tuvieron una hija y un hijo. 

En ese momento, Sophie, que necesitaba ir al hospital, dijo: “Obviamente estoy muy triste, pero eso no tenía que pasar. Pero habrán otras oportunidades”. Edward dijo que perder al bebé de esa manera fue “lo más doloroso por lo que alguien puede pasar”. 

Traducido por Graciela González

Consulta el artículo original haciendo click en el logo:

The Guardian
Contribuye a The Guardian

También te puede interesar

Realeza

Al combinar los nombres de la Reina y de la Princesa de Gales, Harry y Meghan destacaron dos diferentes formas de considerar la monarquía....

Actualidad

El corresponsal de la BBC dice que una fuente del palacio afirma que los duques de Sussex no pidieron permiso para usar ese nombre...

Realeza

Estas son cinco etapas claves de la relación de la pareja, que este domingo anunció el nacimiento de su segundo hijo, Lilibet Diana.

Realeza

Lilibet “Lili” Diana Mountbatten-Windsor será el nombre completo de la segunda hija de los Duques de Sussex.

Publicidad