Registro de agresores sexuales en CDMX, un pendiente de la Corte
Violencia de género. Ilustración: La Lista.

Desde la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana se ha planteado la propuesta de crear un registro nacional de feminicidas y agresores sexuales, con el fin de crear un banco de datos genéticos que permita ayudar a las investigaciones sobre delitos de violencia sexual y de género en México.

El antecedente más cercano se encuentra en la Ciudad de México, la primera entidad en crear un Registro de Agresores Sexuales, el cual fue impulsado por la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, como parte de las acciones preventivas en la declaratoria de la Alerta por Violencia contra las Mujeres en la capital del país.

Según el Código Penal de la Ciudad de México, el Registro contiene información general de personas con sentencia en materia penal de acceso público y es posible consultar la información organizada por delito, foto, nombre, edad, alias y nacionalidad de la persona agresora.

También se prevén más datos a los que solo tiene acceso las personas titulares del ministerio público, autoridades judiciales y, en su caso, con la autorización de un juez, las cuales incluyen: señas particulares del agresor o agresora,  la zona criminológica de los delitos; el modus operandi,  una ficha signaléctica y el perfil genético.

La secretaria de Seguridad del gobierno federal, Rosa Icela Rodríguez, propuso recientemente la creación de un Registro de feminicidas y agresores sexuales a nivel nacional.

“Estamos iniciando apenas la discusión sobre esta propuesta” dijo en abril pasado durante el Informe mensual del grupo interinstitucional de la estrategia nacional de protección integral para las mujeres, niñas, niños, adolescentes y adultas mayores que viven violencias basadas en el género.

Dijo que es una propuesta de la Secretaría para ayudar en las investigaciones, “para que no queden los datos sueltos, sino que respetando todos los derechos, sí se tenga ese concentrado de datos”.

“Que no queden los datos de los feminicidas en los estados, sino que pueda haber ese banco de datos específicos o por cada uno de los delincuentes. Lo que nos da hoy el alcance de la ley, es que pudieran ser de sentenciados”, precisó.

La secretaria agregó que el objetivo es que haya un intercambio de información en los estados que ayude a la resolución de los homicidios y los feminicidios y aseguró que un registro para comparar datos genéticos puede hacer la diferencia en los avances de una investigación.

Como ejemplo, mencionó la reforma al Código Penal de la Ciudad de México, a la Ley de acceso de las mujeres a una libre sin violencia y la Ley de los derechos de las niñas, niños y adolescentes, la cual fue promulgada el 20 de marzo del 2020, cuando Rodríguez era secretaria de Gobierno en el gobierno de Sheinbaum.

Sin embargo, en agosto de ese año, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHCM) promovieron dos acciones de inconstitucionalidad contra el decreto que creó el Registro Público de Agresores Sexuales por violar el derecho a la privacidad y al derecho a la seguridad jurídica.

Además, la CNDH argumenta en su impugnación que el Registro se contrapone con los lineamientos del Código Nacional de Procedimientos Penales, pues este es el único que contiene las diferentes medidas de sanciones en materia penal para todo el país, por lo que la Ciudad de México no tiene competencias para legislar sobre la regulación procedimental.

Las acciones de inconstitucionalidad llevan dos años en espera de que las resuelva el pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y no se ha dado a conocer cuándo podrían discutirlo.

El Observatorio Nacional Ciudadano también ha advertido que la idea del registro es contraria a la idea de que las personas puedan rehabilitarse, además de que no incluye información de contexto en materia de prevención de violencia sexual o a dónde acudir en caso de que esta ocurra.

¿Cómo funciona el Registro de Agresores Sexuales en la Ciudad de México?

Según las reformas promulgadas en marzo del 2020, la inclusión en el Registro de Agresores Sexuales de la Ciudad de México ocurre por orden de un juez a partir de que cause ejecutoria la sentencia en caso de los delitos de feminicidio, violación, turismo sexual, trata de personas, las conductas previstas en el artículo 181 bis contra menores de 12 años.

Según el Código Penal local, el juez ordenará invariablemente la inclusión de las personas en el Registro Público de Personas Agresores Sexuales, a partir de que cause ejecutoria la sentencia.

El registro tendrá una duración mínima de diez y máxima de 30 años y permanecerá todo el tiempo que dure el cumplimiento de la pena de prisión impuesta, aunque esta sea sustituida o suspendida en términos de ley.

Además, se extenderá por un tiempo mínimo de diez y un máximo de 30 años contados a partir de que el sentenciado, por cualquier motivo diversos a los ya señalados, obtenga su libertad.

Por ahora, la información disponible del Registro de Agresores Sexuales en la Ciudad de México cuenta 199 registros de personas que han sido sentenciadas por diversos delitos.

Un mismo agresor puede estar dos veces en el Registro por distintos delitos. Por ejemplo, un hombre puede aparecer por el delito de violación equiparada y el de violencia doméstica. Los delitos más frecuentes en el registro son:

  • 94 de los casos por abuso sexual
  • 35 casos por violencia calificada
  • 15 agresores sentenciados por violación equiparada
  • 26 son por violación simple
  • 4 por violación simple en caso de tentativa
  • 2 casos por feminicidio
  • 2 por corrupción de menores
  • 2 por violencia familiar
  • 1 por lesiones calificadas

La única persona en el registro por el delito de trata de personas es una mujer de 32 años.

El Registro tiene algunos problemas de uso, ya que no permite realizar búsquedas por nombre o alcaldía donde ocurrió el delito y, en 74 de los registros, no hay foto de la persona sentenciada.

Hasta ahora no se ha dado a conocer el impacto de esta política o qué diferencia ha hecho en las investigaciones que lleva a cabo la Fiscalía capitalina.