Colectivas señalan omisiones de Fiscalía de Morelos al investigar feminicidios
Marcha en exigencia de justicia por el feminicidio de Ariadna. Foto: Alexa Herrera / La-Lista

Mujeres de la Ciudad de México y Morelos acudieron a protestar al lugar donde ciclistas encontraron sin vida el cuerpo de Ariadna Fernanda, antes de llegar a la caseta de Tepoztlán, en el kilómetro siete de la autopista La Pera-Cuautla. 

Uno de los principales reclamos de las asistentes a la protesta fue que “Ariadna no murió, a Ariadna la mataron” como rechazo a la necropsia que presentó en conferencia de prensa Uriel Carmona, titular de la Fiscalía General de Morelos. El fiscal dijo que la joven de 27 años había muerto por broncoaspiración, mientras que la segunda necropsia que realizó la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) revela que fue víctima de feminicidio. 

Colectivas consideran que el caso de Ariadna Fernanda sienta un precedente para evidenciar las omisiones de las autoridades encargadas de la impartición de justicia, las cuales también podrían haberse presentado en otras investigaciones. 

“Pensamos que el caso de Ariadna será un punto clave en la forma en cómo se realiza justicia en Morelos, ya que, como se está viendo, el mal actuar de las autoridades ya no pasará tan desapercibido, no sólo por otros órganos de justicia sino por la sociedad también”, dicen a La Lista integrantes de la colectiva Existimos porque Resistimos. 

Quienes conforman este proyecto feminista señalan que una primera incongruencia en el caso de Ariadna Fernanda fue el tiempo de respuesta que hubo, en comparación con la tardanza que hay en otros. 

El caso desde sus inicios empezó a presentar ciertas incongruencias por la forma en cómo empezó a trabajarse, principalmente por el tiempo de respuesta para llegar a una conclusión (muy corto en comparación a otros casos). La impartición de justicia va a un paso muy lento, además, claro, de tedioso, no sólo por los interminables trámites burocráticos que hay que realizar, sino también por la constante revictimización que sufren las mujeres”, señala la agrupación Existimos porque Resistimos, en respuesta a una serie de preguntas formuladas por La-Lista.  

De enero a agosto, en México se han registrado 695 carpetas de investigación por el delito de feminicidio. Morelos se encuentra en el tercer lugar a nivel nacional, solo después de Colima y Nuevo León, con una tasa de 2.42 casos por cada 100 mil mujeres, según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP). La entidad también suma 66 homicidios dolosos a mujeres de los 2 mil 136 que se reportan a nivel nacional.

Fabiola García Betanzos, fiscal especializada en feminicidios de la Fiscalía General de Morelos, dijo en la conferencia de prensa del viernes 4 de noviembre, en la que autoridades informaron del caso de Ariadna, que de enero de 2022 y hasta el 31 de octubre hay 31 casos de feminicidio, de los cuales 17 ya fueron resueltos, es decir, los probables responsables ya están bajo proceso.

Sin embargo, falta por aclarar si esos casos que considera resueltos ya han alcanzado sentencia y si el resto ha sido judicializado o no, señala José Martínez, de la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos.

“Hemos solicitado informes a la fiscalía para que podamos llevar registro de cuáles casos ha judicializado, en cuáles se obtiene una detención y una consignación o un castigo. De estos 17 casos resueltos no nos queda claro si ya detuvieron o sentenciaron a alguien, no demuestran que la persona detenida sea el autor responsable del caso. Incluso, detienen a alguien pero por falta de pruebas los llegan a liberar o detienen a alguien, le disminuyen la penalidad y logran liberarlos”, dice el defensor de derechos humanos.

Las integrantes de Existimos porque Resistimos explican que, por su posición geográfica, Morelos es un lugar de paso a otras entidades como Guerrero, Veracruz y Tabasco, por lo que califican a las carreteras como un foco rojo para las mujeres. 

“El creciente número de feminicidios han terminado por dejar un sentido de angustia y amenaza en lo ‘conocido’ donde la amenaza ya no está fuera o lejos, sino más bien dentro o al lado, provocando un sentimiento de inseguridad muy alto en las mujeres, quienes podrían ser víctimas de violencia en ‘cualquier’ sitio. Durante muchos años en el imaginario social era la Autopista del Sol en la que solían pasar estos siniestros, hoy en día ya puede ser cualquier carretera, cualquier calle”, lamentan.

“Al ser lugares de paso permiten, hasta cierto punto, el anonimato de los crímenes, así como el deslinde de responsabilidades por parte de las autoridades. En el caso de Tepoztlán no es el primer cuerpo hallado, pero quizá sí sea el primero tan inmediato, es decir, lo abandonaron a un par de metros de la autopista y a un kilómetro de la caseta para entrar al pueblo”, indican. 

El viernes, cuatro días después de que fuera encontrado el cuerpo de Ariadna por ciclistas, en Cuautla se reportó el hallazgo de cinco cadáveres de mujeres, una de ellas transgénero, en dos lugares distintos de este municipio. En conferencia de prensa, el fiscal atribuyó los crímenes a un “ajuste de cuentas”. 

“Estamos en las primeras horas del procesamiento de estos asuntos; lo que sí es notable es que las características en que se encuentran los cuerpos corresponden a actividades que tienen que ver con delincuencia organizada y el móvil puede ser un ajuste de cuentas”, dijo Uriel Carmona.

Rechazan versión de suicidio de la Fiscalía de Morelos en caso Elizabeth Montaño

La doctora Elizabeth Montaño fue vista por última vez al salir de su lugar de trabajo, en el Centro Médico Siglo XXI del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en la colonia Doctores, el 8 de junio de 2020. Dos días después, el 10 de junio, su familia reportó su desaparición ante la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX).

El 18 de junio, la Fiscalía General de Morelos recibió el reporte de que se localizó su cuerpo sin vida en un predio ubicado en el poblado Tres Marías. Como en el caso de Ariadna Fernanda en el que el fiscal dijo que su cuerpo presentaba moretones escasos, la rechazó que el cadáver de Elizabeth Montaño tuviera rastros de violencia. 

“No presentaba lesiones en la superficie corporal ni huellas de violencia o interacción de terceras personas, por lo que se fortalece la hipótesis del suicidio por ingesta de algún medicamento”, publicó en un comunicado la Fiscalía General de Morelos.

Victoria Sámano, fundadora de la colectiva de la diversidad sexual ​​LLECA – Escuchando la Calle, desconfía de esta versión del fiscal Uriel Carmona tras lo ocurrido con Ariadna Fernanda. 

“No aceptamos la versión del suicidio y nuestra teoría se refuerza más con el actuar del fiscal en lo sucedido con Ariadna. Ojalá exista la posibilidad de que el caso se vuelva a investigar”, pide la activista. 

Sámano considera que todo lo que sucedió alrededor de la muerte de la doctora nunca fue esclarecido. Incluso le llama la atención que el director del IMSS, Zoé Robledo, nombró el crimen como un asesinato y no como un suicidio, como sí lo hizo Uriel Carmona.

“A este señor se le ha estado señalando por la forma en la que trabaja con otros casos, con otras víctimas y esto nos pone a pensar si realmente se puede confiar en las instituciones que imparten justicia si quien está a cargo ha intentado ocultar información a beneficio de otras personas y tiene quizá nexos con el crimen organizado. El caso de la doctora es un llamado a la comunidad para exigir justicia”, pide el respaldo de las autoridades y de la comunidad de la diversidad sexual.

También puedes leer: Sin investigación concluyente, Fiscalía de Morelos dice que Ariadna murió por broncoaspiración

La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales