La defensora Grisell Pérez Rivera es asesinada en Hidalgo; hay un detenido
Fotografía: RNDDHM.

La abogada, feminista y defensora de derechos humanos Grisell Pérez Rivera, fue asesinada y su cuerpo hallado en la comunidad El Durazno, de Mixquiahuala de Juárez, Hidalgo, confirmó la Red Nacional Defensoras de Derechos Humanos en México (RNDDHM).

Grisell se encontraba desaparecida desde marzo de 2021, y su última ubicación, de acuerdo con sus familiares, había sido el domicilio de su refugio “La Cabaña de la Sabiduría”, la cual se encuentra en una zona boscosa del municipio de Tlalmanalco, Estado de México. Su cuerpo fue hallado ese mismo año, pero la información se acaba de dar a conocer.

La defensora dedicó su vida y carrera profesional a la defensa de los derechos humanos, acompañamiento de mujeres y familiares de víctimas de violencia de género, feminicidio y trata de personas.

Por el feminicidio de la defensora de Derechos Humanos, elementos de la Procuraduría General de Justicia del Estado Hidalgo (PGJE), en colaboración con la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, ejecutaron una orden de aprehensión en contra de una persona, con identidad reservada, de iniciales G.E.Z.C.

La detención ocurrió la mañana del 24 de noviembre en el municipio de Chimalhuacán, del Estado de México y el imputado fue puesto a disposición de un juez de control, para que el Ministerio Público adscrito a la Fiscalía de Delitos de Género y Trata de Personas solicite su vinculación a proceso, según detalló la PGJE en un comunicado.

Por su parte, la Red Nacional Defensoras de Derechos Humanos en México exhortó a las autoridades encargadas de la procuración de justicia en el Estado de México e Hidalgo a que lleven a cabo un proceso penal “con estricto apego a los estándares de perspectiva de género y derechos humanos”.

Lo anterior, con el objetivo de que se garantice la debida sanción a quien resulte responsable del feminicidio de Grisell y se repare el daño a sus familiares.

“La impartición de justicia en los casos de desaparición y feminicidio de defensoras de derechos humanos impone a las autoridades del Estado Mexicano implementar políticas públicas que respondan a la generación de medidas urgentes de no repetición; ninguna mujer, defensora o periodista debe perder la vida con motivo de su labor”, apuntó la RNDDHM en otro comunicado.