Solo 2% de trabajadoras del hogar tiene IMSS; el registro va a paso lento

Hace dos años inició la prueba piloto para la incorporación de las Personas Trabajadoras del Hogar al Régimen Obligatorio del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y su avance va lento. 

Según cifras oficiales, en el país existen 2.3 millones de personas trabajadoras informales que realizan actividades remuneradas en el hogar, de las cuales, solo 53 mil 584 están afiliadas ante el IMSS, según cifras publicadas por el mismo instituto el pasado 5 de diciembre, lo que representa que solo el 2.3% cuenta con este beneficio. 

“El registro ha sido muy lento, pero ha ido avanzando, ya se han registrado más de 53 mil que llegan a variar en cada estado”, dice Marcelina Bautista, activista y directora del Centro Nacional para la Capacitación Profesional y Liderazgo del Hogar (CACEH).

Los estados con menores registros son Campeche (137), Tabasco (204) y Zacatecas (236), mientras que los que cuentan con los registros más altos son CDMX (8 mil 924), Edomex (5 mil 546) y Jalisco (3 mil 464). 

El mayor reto que ve Bautista es la resistencia de los empleadores ante la falta de claridad de la obligatoriedad, pero también destaca que las personas trabajadoras del hogar no saben que contar con un seguro a futuro es beneficio personal. 

“A los empleadores les pesa (porque antes) era decir que son parte de la familia, es una ayuda, el trabajo del hogar no había sido reconocido como trabajo. Es el tema de no querer asumir, evadir esta cuestión que no tienen contemplado en su presupuesto”, explica Bautista.

De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Discriminación (Enadis) 2017, el 57.1% de las mujeres trabajadoras remuneradas del hogar declaró que en el país se respetan poco o nada sus derechos.

Las trabajadoras del hogar, según la encuesta, se enfrentan a tres problemáticas específicas: 

  • 48% Falta de prestaciones laborales 
  • 32% Malas condiciones laborales 
  • 19.4% Maltrato o abuso de sus empleadores

Además, en 2017, el 87.7% de las trabajadoras del hogar carecieron de prestaciones laborales en su último empleo realizando quehaceres domésticos. 

En 2022, solo 2.2% tienen acceso a prestaciones legales como la seguridad social.

Falta mucha concientización

Bautista explica que a algunas trabajadoras del hogar les descuentan la aportación del salario o les dicen que les van a pagar el salario mínimo si pagan el seguro. “(Los empleadores) tampoco conocen el salario mínimo profesional de las trabajadoras del hogar sino que se basan en el salario general, por lo que ellas prefieren no aceptar”, señala. 

El salario mínimo general durante 2022 es de 172 pesos, pero la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami) señala que el salario mínimo para las trabajadoras del hogar, el cual fue reconocido hasta 2020, es de 187 pesos y para 2023, pasará a 225 pesos con el aumento del 20%. 

“El gran reto es cómo convencer a los empleadores que dar seguridad social es formalizar un sector que había sido olvidado, desatendido, con casi nulos derechos, es complicado porque hay que sensibilizar mucho, que se entienda que otorgar seguridad social no es quitarse el privilegio o que ella tenga privilegio, sino reconocer que el trabajo que se hace en su casa es digna de derechos como todas las personas trabajadoras”, sentencia. 

La segunda fase de la prueba piloto para afiliación de las Personas Trabajadoras del Hogar simplifica y automatiza el proceso de pago que realiza el empleador, donde basta con indicar los días que se trabaja, el salario diario o mensual para que el sistema realice el cálculo de la cuota patronal a cubrir. Se genera una línea de captura que se debe pagar en los primeros días del mes. 

Al estar registradas ante el IMSS, las personas trabajadoras del hogar tienen acceso a los siguientes beneficios: 

  • Atención en casos de enfermedad y maternidad
  • Riesgos de trabajo
  • Invalidez y vida
  • Retiro, cesantía en edad avanzada y vejez
  • Guarderías y prestaciones sociales

“Falta por parte del gobierno mucha difusión a todas las leyes que han sido aprobadas, que las empleadoras sientan que ha habido un cambio en nuestro país y que las leyes respaldan sus derechos”, señala Bautista. 

Por ello, el CACEH busca fortalecer la comunicación y la capacitación a las personas trabajadoras del hogar para que tengan acceso a los derechos que les corresponden y a un trato digno.  

¿Cuánto debe pagarse a una persona trabajadora del hogar?

El CACEH tiene un tabulador de salarios donde se especifica cuánto se debe pagar por el trabajo que se hace en casa.

Categoría 1: limpieza general o profunda: 400 pesos 

Categoría 2: personas trabajadoras que hacen categoría 1 y lavado y planchado de ropa, trabajo de cuidados de personas autosuficientes, mascotas, comida básica: 480 pesos 

Categoría 3: incluye las dos primeras, pero cuentan con experiencia con capacidad de hacer trabajos de mayor competencia como ama de llaves, mayordomo, cocinera intermedia, cuidadora de enfermos, adultos mayores y menores de edad: 550 pesos 

Categoría 4: incluye todas las anteriores y cuentan con certificados profesionales, diplomas o reconocimientos como alta cocina, cuidado de infante con reconocimiento oficial y otro tipo de cuidados: 600 pesos.

¿Cómo calcular cuál debe ser tu pago de aguinaldo si eres trabajadora del hogar?

De acuerdo con la iniciativa Instituto de Estudios sobre Desigualdad (Indesig), solamente el 15% de las trabajadoras del hogar recibe su aguinaldo cada año. El pago mínimo del aguinaldo es 15 días por 12 meses trabajados, o la parte proporcional de este periodo.

Las personas que son patrones pueden ser objeto de una multa hasta por 500 UMA’s.

Si eres trabajadora o alguien trabaja en tu casa, puedes calcular el pago de aguinaldo que corresponde con esta calculadora diseñada por Indedig.

Solo 2% de trabajadoras del hogar tiene IMSS; el registro va a paso lento - aguinaldo-trabajadoras-hogar

¿Cómo reclamar el pago de aguinaldo?

Recuerda que el aguinaldo se paga con dinero, no con ropa ni electrodomésticos usados. El plazo para el pago del aguinaldo vence este 20 de diciembre.

En caso de no recibir tu aguinaldo, puedes acudir a la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo:

Tel: 800 911 7877 y 800 717 2942, en todo el país y 55 14 84 87 37, en CDMX.