La anestesia falta en Gaza y los niños deben ser operados en el suelo, alerta MSF
Hospital en Gaza. Foto por Haitham Imad para EFE.

Los cirujanos de la organización humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF), que tiene un personal de 235 personas en la Franja de Gaza, se han visto obligados a realizar operaciones sin los medicamentos o la anestesia apropiada, o amputaciones en niños pequeños en el suelo, reveló hoy su máximo responsable.

El presidente internacional de MSF, Christos Christou, dijo que la situación en Gaza es caótica y que, después de cierta mejora en el abastecimiento de suministros a los hospitales durante la tregua, ahora la situación es incluso más grave que antes del cese el fuego por la falta de medicamentos y material vital para tratar a tantos enfermos y heridos.

“Necesitamos un flujo regular e incondicional de material para atender a los que lo necesitan”, comentó.

MSF es una de las escasas organizaciones con un gran despliegue en Gaza, donde además de más de 220 empleados palestinos, tiene un equipo de 15 cirujanos y especialistas altamente preparados para trabajar en situaciones de guerra, quienes han debido desplazarse al igual que la población a medida que las fuerzas israelíes ordenaban la evacuación de cada vez más zonas.

Hospitales en Gaza intentan mantenerse en pie

Muchos hospitales y centros de atención primaria de Gaza están abarrotados, sin combustible ni casi material médico, pero intentan mantener sus servicios pese a estar al límite.

Uno de los que está en peores condiciones es el Hospital Naser de Rafah, que recientemente recibió unos mil heridos que yacen en el suelo.

Los hospitales en el norte de Gaza -zona bajo casi completo control israelí- están “fuera de servicio”, tras lo que ahora se busca reactivar el Hospital Shifa, en Gaza ciudad, que evacuó semanas atrás tras la toma del centro por parte de Israel, informó este jueves el portavoz del Ministerio de Sanidad de Gaza, Ashraf al Qudra.

“Continuaremos intentando hacer funcionar cualquier hospital en la Franja de Gaza pese a las dificultades”, agregó Al Qudra.

Según dijo, otro centro al límite es el Hospital Naser de Jan Yunis, que en las últimas horas recibió a un millar de heridos que ahora se hallan en el suelo por no poder darles mejores condiciones.

“La tasa de ocupación de camas en todos los hospitales alcanzó más del 209% y la tasa de ocupación de camas de cuidados intensivos llegó al 248%”, aseguró Sanidad en un comunicado.

Desde el inicio de la ofensiva “la ocupación israelí atacó deliberadamente a instituciones de salud, lo que provocó que 20 hospitales y 46 centros de atención primaria quedaran fuera de servicio por los ataques y la falta de combustible”.

-Con información de EFE.

Síguenos en

Google News
Flipboard