Anticoncepción, la libertad que toda mujer debe tener
Anticonceptivos. Foto: Unsplash

A lo largo de la historia se han utilizado tantos métodos anticonceptivos que es difícil tener un registro real, pero se sabe que se han llegado a utilizar desde la inserción de hierbas en la vagina, hasta pesarios de goma arábica. Afortunadamente, la ciencia está tan adelantada que, actualmente, existen métodos para las necesidades específicas de cada mujer, desde los que son de tipo barrera como los condones, hasta los hormonales como las pastillas, los implantes, los métodos anticonceptivos reversibles, así como los de larga y corta duración.

Para que te des una idea de la evolución, los condones existen desde el Renacimiento, mas se usaban principalmente para prevenir las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS), no el embarazo. Antes de que se inventaran los anticonceptivos químicos y hormonales, se usaba una combinación de la abstinencia, del ritmo, de óvulos vaginales y de pesarios que bloqueaban la entrada de esperma al cuello uterino. Se utilizaron espermicidas antisépticos y soluciones de duchas vaginales. Después de mediados del siglo XIX, los condones se hicieron más populares y los productos anticonceptivos se comercializaron disfrazados de productos de “higiene femenina”.

En 1909 salieron los primeros dispositivos intrauterinos, luego, en 1951, fue el científico mexicano Luis Miramontes quien creó una progesterona sintética: la noretisterona, pero hasta 1955 Gregory Pincus y John Rock crearon las primeras píldoras anticonceptivas, aunque no estuvieron ampliamente disponibles hasta la década de los años 60, cuando la empresa Organon, una de las más dedicadas al cuidado y atención integral de la mujer, las comercializó.

Anticoncepción, la libertad que toda mujer debe tener - Historia-de-los-anticonceptivos

La realidad frente a la amplia gama de anticonceptivos

Contrario a lo que podría pensarse (debido a los avances tecnológicos de nuestros tiempos), la encuesta What’s next for her, realizada por la empresa de investigación de mercados Ipsos a mil mujeres, revela que:

“Casi una de cada dos mujeres entre 18 a 24 años (47%) no está satisfecha con su método anticonceptivo actual”.

Datos de la encuesta What’s next for her

Otros datos significativos de la encuesta What’s next for her, realizada a mujeres jóvenes adultas y adolescentes (18 a 24 años), con respecto a la percepción, conocimiento y uso de los anticonceptivos son:

  • Una de cada dos mujeres no quiere tener hijos (53%).
  • Del total de mujeres que nunca han tomado un anticonceptivo recetado para el control de la natalidad, 43% son adolescentes y adultas jóvenes.
  • El método de barrera es el método anticonceptivo mencionado con mayor frecuencia (23%), seguido del DIU de acción prolongada (20%), el implante de brazo de acción prolongada (18%), la píldora oral diaria (15%), la píldora oral del día después (11%) y el parche anticonceptivo (10%).
  • Más de la mitad (54%) no son informadas sobre un anillo vaginal mensual.
  • Una cuarta parte (25%) está abierta a probar un método anticonceptivo colocado por sí mismas en su vagina y otro 43% lo probaría si fuera fácil. Una cuarta parte (26%) no se siente cómoda con esto o no lo probaría y 6% no está segura.

Es importante aclarar que ahora las mujeres tienen acceso no solo a la píldora sino también a dispositivos intrauterinos, parches, anillos y anticonceptivos de emergencia altamente efectivos y seguros, además de que la salud sexual y reproductiva es un derecho. Cualquier adolescente puede acercarse al sector salud y recibir tanto la orientación sexual como la receta necesaria, y no debemos olvidar que los anticonceptivos del sector salud en México son gratuitos.

Existe un método anticonceptivo específico para cada mujer, y el mejor es el que le dé más tranquilidad y libertad, de modo que hay tantas opciones como número de mujeres comprometidas con su salud sexual y reproductiva, sin embargo, los Anticonceptivos Reversibles de Larga Duración (LARC por su nombre en inglés: Long-acting reversible contraception) son los que, hasta el momento, le dan total libertad y poder tanto de acción como de decisión a las mujeres.

En este sentido, encontramos empresas socialmente responsables, como Organon, que desde sus orígenes están decididas a cerciorarse de que la perspectiva femenina sea escuchada, acercándose a las mujeres a nivel mundial para que ellas mismas sean la guía que les permita aprender y entender cómo abordar de mejor manera sus necesidades de salud tanto general como reproductiva, eso sí, bajo tutela médica recomendada.

Desde los primeros intentos naturales de anticoncepción hasta nuestros días, el camino ha sido largo, pero felizmente hoy las mujeres tienen muchas opciones, incluidas entre ellas los anticonceptivos reversibles de larga duración.

Antes de decidirte por un método o cambiar el que ya utilizas, es recomendable acudir al ginecólogo; puedes preguntarle por todas las opciones y juntos decidir la que más te convenga.

Algunos ejemplos de anticonceptivos son:

Píldoras anticonceptivas

Ahora existen píldoras que contienen progestágeno desogestrel, por lo que pueden ser utilizadas durante la lactancia y son ideales para las mujeres que no deben o no desean usar estrógenos, según lo que el médico indique, quien recomendará la opción más adecuada para cada mujer. El efecto anticonceptivo se logra principalmente por la inhibición de la ovulación.

¿Cómo funcionan?

Estas píldoras engrosan el moco cervical y adelgazan el revestimiento del útero (endometrio), lo que impide que el esperma llegue al óvulo. También inhiben la ovulación, pero no de forma constante. Para lograr su máxima eficacia deben tomarse diariamente a la misma hora.

¿Cuándo no deberías utilizarlas?

Si tienes hipersensibilidad a la sustancia activa o a cualquiera de los excipientes (componentes), si sabes o sospechas estar embarazada, si padeces tromboembolismo venoso activo o antecedentes de enfermedad hepática o si presentas hemorragia vaginal.

Anticoncepción, la libertad que toda mujer debe tener - c9e94d5f-5742-464e-9efc-206633f31348
Píldoras anticonceptivas. Foto: Envato Elements

Implantes subdérmicos

Son implantes que contienen progestágeno en un aplicador estéril desechable. Los implantes están formados por una o dos varillas flexibles, blandas y se describen como anticonceptivos hormonales de larga duración. Es muy importante que acudas al ginecólogo para que consultes si eres candidata a utilizar este método.

¿Cómo funcionan?

Contienen progestágenos que se utilizan como anticonceptivo hormonal y se va liberando de a poco, a lo largo de los tres años de vida del implante. El efecto anticonceptivo del implante es inhibir la ovulación, pero también produce cambios en el moco cervical, lo que dificulta el paso de los espermatozoides.

Este método es eficaz y seguro para mujeres entre 18 y 40 años de edad. Se insertan por vía subcutánea y puede dejarse en el lugar de la inserción entre tres y cinco años, dependiendo de la marca que tu ginecólogo te haya recomendado. Lo debe colocar y extraer el médico y es importante que anotes la fecha de caducidad y que pongas una alarma en tu calendario para estar pendiente de su retiro.

¿Cuándo no deberías utilizarlos?

Si tienes sobrepeso, si tu presión arterial es alta, si tienes antecedentes de coágulos en la sangre en piernas o pulmones, si sufres depresión, reacciones alérgicas a antisépticos o anestésicos, convulsiones o epilepsia.

Anticoncepción, la libertad que toda mujer debe tener - implante-subdermico
Aditamento e implante anticonceptivo subdérmico. Foto: Unsplash

Anillos vaginales

Podría decirse que dada su eficacia, su precio y la simpleza de su colocación, los anillos vaginales son una excelente opción entre los Anticonceptivos Reversibles de Larga Duración, pero, no olvides que debes consultar con un ginecólogo si es que son adecuados para tu cuerpo. En entrevista exclusiva, el Dr. José Tirán-Saucedo explicó que:

“Este método anticonceptivo es de los que más libertad proporcionan a las mujeres. Además, tiene beneficios agregados para quien lo usa pues, al ser de tipo hormonal combinado es de larga duración, de efecto reversible, le proporciona estabilidad a la flora vaginal, regula el ciclo menstrual, disminuye la cantidad de sangrado y controla los síntomas premenstruales y la aparición de acné”.

Dr. José Tirán-Saucedo, especialista en Ginecología y Obstetricia

Pero en sí, ¿cómo son los anillos vaginales?

Son aritos pequeños y flexibles que se colocan (uno cada ocasión) en la vagina una vez al mes. El anillo se queda instalado por tres semanas para prevenir el embarazo. El anillo anticonceptivo es seguro y eficaz. Para la creación del anillo vaginal en particular, se siguió un protocolo basado en el método LARC y, en cuanto a su eficacia, está comprobada con el índice de Pearl (tabla estadística para medir la funcionalidad de métodos anticonceptivos basado el número de embarazos que sucederían en un año, en un grupo de 100 mujeres utilizando el método de forma correcta).

“El anillo vaginal etiene una eficacia anticonceptiva muy elevada, presentando un índice de Pearl que oscila entre el 0.25 y el 1.23″, aseveró el Dr. José Tirán-Saucedo.

Anticoncepción, la libertad que toda mujer debe tener - arillo-1280x928
El anillo vaginal es casi transparente. Foto: Envato Elements

¿Cómo funcionan?

Los anillos son flexibles, transparentes, casi incoloros y son hipoalergénicos. Estos arillos liberan hormonas directamente en la vagina cada 24 horas. El efecto anticonceptivo de los anillos vaginales se basa en la inhibición de la ovulación.

“Igual que un parche o algunas pastillas, el anillo vaginal contiene dos hormonas: estrógeno y progestágeno; ambas detienen la producción de los óvulos y provocan que el moco cervical sea más espeso, lo que impedirá que el esperma pase. Y, ojo, el anillo no protege contra infecciones de transmisión sexual”.

Dr. José Tirán-Saucedo

Mitos y realidades de los anillos vaginales

El Dr. José Tirán-Saucedo no recomienda su uso durante la lactancia ni inmediatamente después de haber dado a luz. En caso de decidir no amamantar, es conveniente esperar de seis a ocho semanas para comenzar a usar el anillo vaginal. También informó que:

  • No afecta las relaciones sexuales ni es dañino para la pareja en caso de efectuarse sexo oral, sin embargo, recomienda después de cada acto sexual asegurarse de que el anillo siga en su lugar.
  • Este método anticonceptivo NO protege contra las Enfermedades de Transmisión Sexual.
  • Si llegaras a olvidar quitarte el anillo después de los días de uso que te recomiende tu ginecólogo, lo único que sucederá es que tendrás que comenzar de nuevo la próxima vez que inicie tu periodo, justo el primer día, pero mientras deberás de utilizar otro método anticonceptivo.
  • El uso de este método de anticoncepción no es recomendado en mujeres menores de 18 años; con presión arterial mayor a 150; con antecedentes de coágulos.

Recomendación general:

No olvides consultar con tu médico cuál es la mejor opción de control natal para ti, el ginecólogo será el indicado para explicarte y aconsejarte. Sea cual sea el método anticonceptivo que se dapte a tu ritmo de vida y necesidades, es una decisión que debes basar en las recomendaciones de un experto.

Libertad de decisión, basada en la tecnología

Los métodos de anticoncepción y el cuidado hacia la mujer que proporciona Organon demuestra con hechos que es una empresa “nueva” con 100 años de trayectoria dedicada al cuidado de la salud. Simplemente su historia la sitúa como empresa líder con orígenes en Holanda, fundada por el Dr. Saal van Zwanenberg, en Oss, en 1923.

Entre sus grandes logros ha sido líder en la producción de hormonas esteroideas (derivadas del colesterol), utilizadas especialmente para anticonceptivos hormonales, además, en 1935, los científicos de Organon aislaron por primera vez la hormona testicular: la testosterona.

También tiene que ver con la invención del anticonceptivo en píldora que, sin duda, trajo la revolución sexual en los años sesenta y les concedió a las mujeres autonomía y libertad en sus opciones y decisiones de vida, sin embargo, el inicio de este proyecto no fue sencillo; simplemente para el empaquetado no había manera de que el gobierno permitiera que las mujeres tuvieran algo que ver, pero curiosamente esa labor fue realizada por religiosas.

La fábrica tiene su sede en el sur de los Países Bajos, que es la región católica. En los años 60, el norte solía ser principalmente protestante, el sur más católico… A las jóvenes no se les permitía trabajar en las fábricas por el asunto de la anticoncepción. Pero la iglesia estaba de acuerdo con hacer algo de dinero, entonces fue que se decidió que las monjas trabajarían en la fábrica.

Anticoncepción, la libertad que toda mujer debe tener - Monjas-Organon
Religiosas empaquetando las primeras píldoras anticonceptivas en Holanda. Foto: Organon

Para las mujeres que deciden utilizar métodos anticonceptivos de planificación familiar la oferta es basta. Entre los productos de anticoncepción hormonal se encuentran las píldoras, los implantes subdérmicos y los anillos vaginales que funcionan liberando pequeñas dosis de una o varias hormonas que imposibilitan la ovulación. Los Anticonceptivos llegaron para quedarse, ser aliados de las mujeres y brindarles sentido de libertad: libertad de decidir.

Los anticonceptivos hormonales como las píldoras, los implantes subdérmicos y los anillos vaginales deben ser prescritos por personal médico. Te recomendamos consultar con tu médico cuál es el método mejor para ti.