La-Lista de las cinco cosas que debes saber de la vacuna AstraZeneca/Oxford
La vacuna desarrolla en Reino Unido ahora enfrenta dudas con el volumen de producción que podrá tener para sus compromisos firmados. (Foto de JUSTIN TALLIS / AFP)

Por Pauline Froissart | Reino Unido | AFP |

1. Práctica y accesible

La vacuna de AstraZeneca/Oxford tiene la ventaja de ser barata (unos 3 dólares por dosis en promedio). AstraZeneca se ha comprometido a venderla sin hacer beneficio.  También es fácil de almacenar: puede conservarse a la temperatura de un refrigerador -entre 2ºC y 8ºC-, lo que facilita una vacunación a gran escala. 

2. Confusión inicial en las dosis

Según el laboratorio británico, tiene una eficacia promedio del 70% (frente a más de 90% para Pfizer/BioNTech y Moderna), resultado validado por la revista The Lancet. Sus efectos secundarios son extremadamente reducidos.

Su eficacia es de 90% para los voluntarios que inicialmente recibieron media dosis y un mes más tarde una dosis completa, pero solo de 62% para otro grupo que fue vacunado con dos dosis completas administradas con un mes de diferencia. La aplicación de media dosis se debió a un error y solo un pequeño grupo había seguido el segundo protocolo, lo que generó críticas y preocupación y llevó a la empresa a realizar estudios adicionales.

3. Dudas sobre su efecto en adultos mayores 

Dos medios de comunicación alemanes pusieron en duda la eficacia de la vacuna, afirmando que era sólo de 8% en personas mayores de 65 años.  Las declaraciones fueron desmentidas tanto por el fabricante como por el gobierno alemán, para quien estos medios “confundieron” varios datos.  El director general de AstraZeneca, Pascal Soriot, reconoció que disponen de “una cantidad limitada de datos relativos a la población de edad avanzada”, y consideró “posible” que algunos países prefirieran no administrarla a esta categoría por el momento. 

4. El vector viral

Esta vacuna fue desarrollado por los investigadores de la Universidad de Oxford en colaboración con el laboratorio británico AstraZeneca. Es una vacuna de “vector viral”: toma como base otro virus (un adenovirus de chimpancé) que fue debilitado y genéticamente modificado para impedir que el coronavirus se reproduzca en el organismo humano.

La forma en que introduce el material genético en las células, ordenándoles que ataquen al SARS-CoV-2, se ha calificado de “caballo de Troya”. 

5. Los retrasos en las entregas

Es la segunda vacuna aprobada por la MHRA, el organismo regulador británico. Se espera que el regulador europeo anuncie su decisión el viernes, pero AstraZeneca anunció que sólo podrá entregar “una cuarta parte” de las dosis originalmente prometidas a la UE en el primer trimestre, debido a un “descenso del rendimiento” en una planta en Bélgica. 

Este anunció preocupó e indignó a los países de la UE. AstraZeneca, con fábricas en el Reino Unido y otros países europeos, afirma que son estas últimas las que tienen problemas de rendimiento y que firmó el contrato con Londres tres meses antes que el contrato con la UE.  El grupo afirma que puede entregar 17 millones de dosis a la UE para finales de febrero. Estima que su capacidad de producción actual es de 100 millones de dosis al mes.

AFP