La-Lista de tendencias que definirán al sector inmobiliario este año
Imagen: Fernando Zhiminaicela / Pixabay.

Viviendas con letretos de “Se Renta o Vende”, locales desocupados y en espera de nuevos inquilinos, parques industriales abandonados… si el mercado inmobiliario tuviera que resumir su 2020 la definición tendría que ser “parálisis”.

La industria inmobiliaria fue una de las más afectadas por la situación económica, la incertidumbre y los esquemas de distanciamiento social planteados por los gobiernos; y a la par será una de las resentirían los grandes cambios en la forma en que las personas viven, trabajan y consumen bienes y servicios.

Si bien este sector permaneció activo, reportó caídas en las operaciones de la mayoría de subsectores, como el corporativo y comercial; mientras que el residencial vio un freno relevante en los precios de la vivienda nueva y usada, sobre todo en la Ciudad de México, donde sólo aumentaron 1.9% en el segundo trimestre de 2020, registrando su menor incremento desde que se tiene registro, en 2009, según datos de la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF).

“El 2019 fue un año complicado para el sector inmobiliario y en México se tenía previsto un crecimiento del 4% durante el 2020, sin embargo, a causa de la pandemia por el Covid-19, esta previsión se retrasará hasta finales de año o incluso hasta a principios del 202”, de acuerdo con un reporte elaborado por el portal de búsquedas inmobiliarias Lamudi.

La situación derivada por la pandemia ha generado también un cambio relevante en el sector, ya que mientras los vendedores se enfrentan a una menor demanda y una caída de precios, los compradores cuentan con un tablero más inclinado a su favor, con tasas de interés más bajas, mayor poder negociación y los recursos que el sector necesita para tener liquidez.

Ese ese sentido, te mostramos las tendencias que marcarán al sector inmobiliario durante 2021, en el que espera recuperar parte de lo perdido el año pasado:

Menos tasas de interés

Con los recortes de tasas de interés implementados por el Banco de México (Banxico) durante 2020 y ante una disminución en las solicitudes de crédito hipotecarios derivada del inicio de la pandemia en el país, la competencia de tipos en estos créditos se disparó, haciendo que bancos e instituciones financieras bajaran sus tasas, lo cual continuará este 2021.

Esto beneficiará tanto a quienes buscan vender una propiedad, como a aquellos que buscan comprar, ya que se podrá acceder con mayor facilidad a una hipoteca y así poder concretar una operación de compra-venta.

Más poder para el comprador

Como se mencionó antes, la situación del sector inmobiliario derivo en un predominio del ‘mercado de compradores’, como señaló el portal inmobiliario Lamudi en su “Reporte 2020 del Mercado Inmobiliario de México”. Esto es que las personas con cierto capital para comprar o invertir en propiedades, cuentan hoy con un mayor poder de negociación y también mayores oportunidades de adquirir o rentar propiedades a un precio menor, no porque el valor de la tierra haya disminuido, sino porque el mercado requiere capitalizarse ante la afectación económica generalizada.

Las viviendas seguirán subiendo

Insólitamente a pesar de la crisis económica global, se está presenciando un boom inmobiliario sin precedentes en varios países del mundo. Según un análisis elaborado por la firma Global Property Guide, un ranking que muestra el aumento en el valor de las viviendas, México ocupó el lugar 15 a nivel mundial y es el primero en América Latina.

Al alza propiedades de segunda mano

Si bien las tasas bajas de interés y el reenfoque de políticas en los institutos de vivienda ha ayudado, la tendencia es un incremento en la compra de propiedades de segunda mano.

“Creemos que el primer semestre del 2021 va a seguir siendo de recuperación y el segundo semestre será de estabilización para iniciar el 2022 con el crecimiento sostenido que siempre ha caracterizado a Cancún en el sector inmobiliario”, señala Kevin Frank Carpenter de Carpenter Group/Premium Real Estate.

El teletrabajo, un nuevo factor en la decisión

Como parte de los cambios que trajo consigo la pandemia se encuentra el trabajo a distancia, o teletrabajo, lo que ha obligado a las personas en reflexionar sobre las características o cualidades de su vivienda; y posteriormente los lleve buscar un ajuste.

“Ante los cambios que se están produciendo en los esquemas de trabajo, en el mediano y largo plazos, los consumidores preferirán residencias en las cuales puedan contar con espacios de trabajo confortables, adecuados y conectados”, apunta el reporte “Impacto del COVID-19 en el mercado inmobiliario”, elaborado por Deloitte.

En 2019, las familias de muchos de los países que son miembros de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) dedicaron el 19% del gasto a los costos de vivienda. Por lo que es posible que muchos compradores potenciales quieran gastar más en un lugar mejor para vivir, con espacio más amplio y cómodo para realizar sus respectivos trabajos.

¿Y las oficinas?

El segmento corporativo fue uno de los más afectados, luego de que las medidas sanitarias obligara a las personas a quedarse en casa y adoptar esquemas de trabajo a distancia. Eso provocó una caída en la demanda de espacios de oficina, impactando a propietarios de estos inmuebles y al mercado del coworking. A mediano plazo, esta situación podría ser mitigada, señala el reporte de Deloitte, y esto en parte por la reubicación temporal de algunos negocios.

La experiencia forzosa de esquemas de trabajo flexibles, agrega el informe, acelerará las tendencias de trabajo remoto en las organizaciones, llevando a las empresas a modificar sus modelos de operación, a reducir espacios de oficinas físicas y a maximizar su uso.

“Las empresas buscarán oficinas con menos espacios de escritorio por persona, y con mayor proporción de espacios colaborativos o de reunión”.

Servicios inmobiliarios online, al alza

La firma Nocnok apunta que la transformación digital también formará parte de las tendencias que se reforzarán en 2021, sobre todo en lo que corresponde a los servicios inmobiliarios, dado que la digitalización facilita los precesos, el acercamiento con clientes y aumenta las probabilidades de que estos encuentren un inmueble de su agrado.

“Todas las personas involucradas en el sector inmobiliario se deben seguir apoyando en herramientas tecnológicas que faciliten la compra y renta de inmuebles como lo es Nocnok, que ahorra tiempo en la promoción de inmuebles y gestión de clientes”, apunta en su blog inmobiliario.

Independientes crearán un negocio propio

Dicho blog, menciona también que en 2020 aumentó la tasa de desempleo significativamente, lo cual conllevó a que las personas iniciaran sus propios negocios y es algo que continuará en el 2021. Para ello buscarán rentar o comprar algún espacio, dependiendo del giro comercial o industrial, para poner en marcha su negocio.

Tendecias como estas esperan dar un mayor impulso a la recuperación del sector, para superar la crisis que representó el año de la pandemia. “La vivienda es la oportunidad para responder a la crisis durante el 2021. En ese año se espera que se definan tendencias clave en el sector y que esto impacte de forma positiva en la economía nacional”, dice Leonardo González, analista Real Estate de Propiedades.com.

“A su vez, es una oportunidad para lograr una mejor implementación de las herramientas digitales. También, más y mejores técnicas de ventas”, agrega.