Síguenos

 

Listas

Elecciones 2021: Spots pegajosos, pero sin propuestas y proyectos claros

Esta guía te ayudará a analizar los mensajes de los aspirantes y tener una mejor lectura sobre sus propuestas de cara a la elección.

Foto: Pixabay

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Un ritmo de moda, una letra pegajosa, algunas ideas sueltas sobre el candidato o sus propuestas. A esto se le suma un rostro conocido y un eslogan fácil de recordar. ¡Listo! El resultado: un spot de campaña que atrae la atención, pero carece de argumentos que le hablen al electorado sobre las problemáticas que le aquejan.

Esta es la lectura de los expertos en comunicación política, quienes coinciden que si bien la propaganda de los partidos políticos en la actual campaña electoral puede incluso volverse viral (como el spot navideño del candidato en Nuevo León, Samuel García), son pocos los casos que aportan información relevante para los votantes en términos de propuestas y proyectos de gobierno. La mayoría apuesta por la “fórmula fácil” de la agresividad, la crítica, el miedo y el humor negro, antes que abordar su plataforma electoral.

Lee también: El suplicio de los 20 millones de spots

Fernando Dworak, analista y consultor político, y Alfredo Paredes, CEO de la firma Capitol Consulting & Communication, señalan que si bien la mayoría de los spots en la actual campaña han incumplido con su función y objetivo primordiales, es un error que el votante construya un análisis de las propuestas electorales basándose solo en esta propaganda que dura 30 segundos.

Los especialistas comparten La-Lista de los elementos que los electores deben identificar y analizar en los spots de campaña, no solo para descartar los que no aporten valor, sino también para generar una mejor lectura sobre aquellos que están proponiendo los candidatos y candidatas de los diversos partidos políticos y alianzas que aparecerán en la boleta el próximo 6 de junio.

  • Un spot no es reflejo de la realidad

Lo primero que hay que identificar es quién está promoviendo un spot y quiénes están detrás de la candidatura: buscar referencias, saber si realmente hace lo que trata de reflejar en su propaganda y no quedarse con esa fotografía que se trata de mostrar.

“No se trata de ver solo lo que hay en el spot. Hay que informarse y constatar, ver si realmente es quien dice ser a través de sus spots o si es una persona que pusieron ahí“, apunta Paredes.

Otro elemento muy importante, añade Dworak, es desarrollar la memoria, es decir, gran parte de los candidatos y candidatas que hoy vemos han tenido cargos anteriormente, incluso pasaron por varios partidos a lo largo de su historia. Las preguntas que hay que hacerse son: ¿Qué inspiran? ¿Son consistentes con su historia y lo que dicen? ¿Qué están “vendiendo”?

Te recomendamos: #Las10DeLaCampaña con Max Kaiser e Ixchel Cisneros

  • ¿Razón, emoción o ambos?

Para Dworak, la duración después de 30 segundos en un spot tiene una razón de ser muy clara, ya que se trata del rango máximo de atención que se tiene para un nuevo mensaje. Y si en ese tiempo no se emociona o motiva, el espectador simplemente dejará de prestar atención.

“Si en esos 30 segundos nos dice algo que no sabemos o nos emociona, vamos a querer saber más. Ese es el objetivo de un spot”, precisa. Aunque el reto de esta propaganda no es apelar solamente a la razón, sino también a las emociones.

“No estoy diciendo que tengan que ser racionales. Un buen spot es ambas cosas: racional y emocional, y lamentablemente muchos creen que con lo emocional basta”. Por ello considera que la persona que observa esto debe cuestionarse si lo mostrado lo emociona o no, y saber cuáles fueron los elementos de su agrado y los que no.

  • Esto no es política

Como parte de sus estrategias de comunicación, señala Paredes, las fuerzas políticas recurren a gente famosa o influencers para atraer a la gente. Sin embargo, el elector debe de tener claro que los comicios se tratan de política, liderazgo, acción legislativa… y que el voto no debe fundamentarse en si el personaje le cae bien y si es popular, sino que debe valorar si la persona en la boleta tomará decisiones a favor de la sociedad.

“Eso políticamente no me sirve de nada. Yo necesito una persona que sepa afrontar los problemas, que sea transparente, que sea honesto, que sea íntegro, que tenga capacidad para gobernar, para representarnos, para legislar, para tomar decisiones. A mí no me importa la fama. Tenemos que pensar en el liderazgo que esté a la altura de los grandes retos que tiene este país”, señala el director general de Capitol Consulting & Communication.

Te puede interesar: Imágenes | Así iniciaron las campañas electorales en el país

  • ¿Habla concreto sobre el aspirante y sus propuestas?

El analista Fernando Dworak recomienda que la atención en el spot se concentre en el candidato o candidata y en sus propuestas, no en la frase amable o el ataque al rival. Esta propaganda debería transmitir una visión sobre qué pasaría si obtuviera el cargo, qué tan preparado está y encontrar esas señales sobre qué tanto esa persona tiene carácter para representarnos.

“Hay que aprender a leer la propaganda e interpretar los mensajes y empezar a discernir que la información para el voto no sea solo la de ese spot. Hay que ver también las plataformas, su desempeño previo y saber que (el anuncio) es una herramienta muy importante para conocer su campaña”.

En este sentido, Paredes agrega que más allá del spot, el electorado debe analizar si ese personaje que le está hablando a través de la pantalla es conocida, que vive y entiende a la comunidad que busca gobernar o representar en el Poder Legislativo. Y si ha sido una persona activa en las problemáticas que le afectan.

“A veces se busca meter en la cabeza del electorado un nombre y una imagen, sin que realmente tengan una trayectoria política sólida, ni la experiencia, ni el conocimiento de los problemas. Para saber por quién votar, no debe dejarse guiar por spots ni por una campaña de publicidad“.









También te puede interesar

Derechos Humanos

La investigación y sanción de crímenes de odio, así como el reconocimiento de los derechos de la infancia trans, son temas pendientes en la...

Opinión

En términos comunicacionales y discursivos, las campañas políticas también son un fenómeno que genera varias expectativas y crea emociones.

2021

Usaron millones de pesos para comprar playeras, gorras, volantes y propaganda en internet. Sin importar el gasto, terminaron desistiendo de la contienda en electoral.

Opinión

Veamos qué nos transmiten los institutos políticos nacionales, en la recta final de la campaña.

Publicidad